Con el ojo siem­pre pues­to en el fon­do del mar

Tras in­mor­ta­li­zar la ri­que­za de las rías ga­lle­gas, se ha tras­la­da­do con sus equi­pos al mar del Nor­te

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Barbanza - M. X. BLAN­CO

El au­ge de las nue­vas tec­no­lo­gías y, con ellas, de las re­des so­cia­les, ha dis­pa­ra­do el nú­me­ro de fo­tó­gra­fos afi­cio­na­dos. Bas­ta te­ner de­lan­te de los ojos un her­mo­so pai­sa­je o un im­pac­tan­te su­ce­so pa­ra orien­tar el te­lé­fono mó­vil, in­mor­ta­li­zar el mo­men­to y lan­zar­se a la cap­tu­ra de me gus­tas. Pe­ro el gran re­to si­gue es­tan­do en con­ver­tir en ar­te lo co­ti­diano. Quién di­ría que los ten­tácu­los de un pul­po me­cién­do­se al rit­mo de las olas, el cos­ta­do de una ra­ya o el ojo de un ali­tán po­drían dar pie a crea­ti­vas ins­tan­tá­neas me­re­ce­do­ras de pres­ti­gio­sos pre­mios. Jor­ge Can­dán asu­mió ha­ce años es­te desafío y su tra­yec­to­ria, en la que fi­gu­ran va­rios ga­lar­do­nes, de­mues­tra que lo­gró su­pe­rar­lo.

Echan­do la vis­ta atrás, a sus co­mien­zos co­mo do­cu­men­ta­lis­ta sub­acuá­ti­co, se­ña­la que fue la fu­sión de tres pa­sio­nes, fo­to­gra­fía, bio­lo­gía y bu­ceo, la que lo lle­vó a de­di­car­se a una pro­fe­sión, cuan­do me­nos, po­co co­mún: «Con es­tos com­po­nen­tes no era di­fí­cil aca­bar ha­cien­do fo­to­gra­fía sub­ma­ri­na, aun­que lue­go me aden­tré tam­bién en el ám­bi­to del ví­deo». Eso sí, no du­da en re­co­no­cer que, en aque­llas pri­me­ras in­mer­sio­nes ni si­quie­ra so­ña­ba con po­der de­di­car­se pro­fe­sio­nal­men­te a ello: «In­ten­tar vi­vir de es­to era im­pen­sa­ble, pe­ro a me­di­da que fui con­si­guien­do pre­mios y re­ci­bien­do en­car­gos pen­sé, ¿por qué no in­ten­tar­lo? Tras me­di­tar­lo, de­jé mi tra­ba­jo, asu­mien­do que po­dría no sa­lir bien».

En el mar del Nor­te

Pe­ro Jor­ge Can­dán se lo ju­gó to­do a una car­ta y ga­nó. Ase­gu­ra que el Cam­peo­na­to del Mun­do de Ví­deo Sub­ma­rino que lo­gró en el 2010 fue el ga­lar­dón que le hi­zo más ilu­sión, pe­ro aña­de a la

Can­dán es cam­peón del mun­do y tri­cam­peón de Es­pa­ña de ví­deo sub­ma­rino, y sub­cam­peón de Es­pa­ña de fo­to­gra­fía sub­ma­ri­na.

En­tre los mu­chos tra­ba­jos que ha rea­li­za­do, fi­gu­ran Esen­cia de las ma­reas y El le­ga­do de las rías ga­lle­gas, por en­car­go de la em­pre­sa Frin­sa.

re­la­ción de sus dis­tin­cio­nes pre­fe­ri­das las ob­te­ni­das en el Fes­ti­val Mun­dial de Ima­gen Sub­ma­ri­na de An­ti­bes, en el cer­ta­men de San Se­bas­tián y, so­bre to­do, en los Pre­mios Des­car­tes de la Unión Eu­ro­pea, di­ri­gi­dos a la di­vul­ga­ción cien­tí­fi­ca.

Re­me­mo­ra los me­jo­res mo­men­tos de su tra­yec­to­ria es­tan­do in­vo­lu­cra­do en un im­por­tan­te pro­yec­to. De la mano de Ocea­na, una fun­da­ción in­ter­na­cio­nal de­di­ca­da a la in­ves­ti­ga­ción y la di­vul­ga­ción, se en­cuen­tra en el mar del Nor­te fil­man­do la ri­que­za de sus aguas con la ayu­da de un ro­bot sub­ma­rino. En­can­tan­do con lo que es­tá ha­cien­do, ase­gu­ra que, a ve­ces, lo im­por­tan­te En es­ta ima­gen pue­de ver­se a Jor­ge J. Can­dán rea­li­zan­do su ac­ti­vi­dad en el fon­do del mar. La fo­to­gra­fía fue to­ma­da en el 2010, cuan­do se pro­cla­mó cam­peón de Es­pa­ña de fo­to­gra­fía sub­ma­ri­na. es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na, aun­que pa­se des­aper­ci­bi­do: «Las rías ga­lle­gas tie­nen una ri­que­za bio­ló­gi­ca que aún es­tá por di­vul­gar. Por for­tu­na, pa­re­ce que se em­pie­za a no­tar un de­seo de con­ser­va­ción en la so­cie­dad. Ha­ce po­co era im­pen­sa­ble que una em­pre­sa de las mu­chas que vi­ven de los re­cur­sos del mar le de­vol- vie­se al­go, pe­ro Frin­sa ini­ció es­te cam­bio con un do­cu­men­tal de di­vul­ga­ción de la na­tu­ra­le­za de la cos­ta ga­lle­ga».

Es­te gran co­no­ce­dor de los te­so­ros que es­con­den los fon­dos ma­ri­nos es­tá con­ven­ci­do de que dar a co­no­cer es­ta ri­que­za cons­ti­tu­ye el pri­mer pa­so pa­ra que se va­lo­re y se pro­te­ja. Son tan­tas las fo­to­gra­fías que lle­va rea­li­za­do ba­jo el agua que le cues­ta com­par­tir su pre­fe­ri­da: «Pro­ba­ble­men­te, el pri­mer plano que gra­bé de un pul­po o la pri­me­ra fo­to de una man­ta dia­blo en aguas tro­pi­ca­les».

Can­dán ase­gu­ra que no hay se­cre­to pa­ra lo­grar bue­nas imá­ge­nes sub­ma­ri­nas, que va­ya más allá de con­tar con los co­no­ci­mien­tos téc­ni­cos ade­cua­dos y los so­fis­ti­ca­dos equi­pos que re­quie­re es­ta ac­ti­vi­dad; eso sí, com­par­te un con­se­jo pa­ra to­do aquel que quie­ra emu­lar­lo: «Hay que te­ner mu­cha pa­cien­cia y es­pe­rar el mo­men­to ade­cua­do, ya sean mi­nu­tos, días o se­ma­nas».

Pró­xi­ma vuel­ta a ca­sa

A la ho­ra de ana­li­zar el fu­tu­ro que le es­pe­ra, se mues­tra bas­tan­te con­for­mis­ta, siem­pre y cuan­do el des­tino le per­mi­ta se­guir rea­li­zan­do su gran pa­sión: «No ten­go gran­des pre­ten­sio­nes, sim­ple­men­te, se­guir vi­vien­do y dis­fru­tan­do de lo que me gus­ta y que mi tra­ba­jo si­ga con­ven­cien­do, aun­que pro­ba­ble­men­te una co­sa se­ría di­fí­cil sin la otra».

Cuan­do ter­mi­ne la ex­pe­di­ción de dos me­ses por el mar del Nor­te, Jor­ge Can­dán re­gre­sa­rá a ca­sa con el pro­pó­si­to de vol­ver a su­mer­gir­se en sus aguas pre­fe­ri­das: «Me gus­ta­ría co­men­zar con un do­cu­men­tal que lle­va­mos un tiem­po pre­pa­ran­do y que tie­ne que ver con las rías ga­lle­gas. Re­fle­ja­rá la vi­sión que te­ne­mos del mar co­mo con­su­mi­do­res». Él bu­cea­rá pa­ra que to­dos pue­dan ver lo que el mar es­con­de.

OCEA­NA/JUAN CUETOS

Can­dán par­ti­ci­pa en un pro­yec­to de Ocea­na, una fun­da­ción de­di­ca­da a la in­ves­ti­ga­ción. Ga­lar­do­nes.

UN GRAN MO­MEN­TO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.