Ma­les­tar en el cam­po ga­lle­go por una ins­pec­ción ma­si­va de Ha­cien­da a los ga­na­de­ros

Exi­ge do­cu­men­ta­ción sobre la ce­sión de de­re­chos pa­ra ob­te­ner ayu­das de la UE La ma­yo­ría de los tras­pa­sos se rea­li­za­ron de pa­dres a hi­jos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - XOÁN RA­MÓN ALVITE

La Agen­cia Tri­bu­ta­ria si­gue apre­tan­do el cin­tu­rón a los agri­cul­to­res y ga­na­de­ros ga­lle­gos. En un prin­ci­pio fue­ron las trans­fe­ren­cias de cuo­tas lác­teas. Lue­go el con­trol a cons­truc­cio­nes por las que se re­cla­ma­ba un in­cre­men­to en el ca­tas­tro. Y des­pués los pla­nes de me­jo­ra y la in­cor­po­ra­ción de jó­ve­nes. Pe­ro es­to no es lo úl­ti­mo. Aho­ra el ob­je­ti­vo del fis­co pa­re­cen ser las ce­sio­nes de de­re­chos de pa­go úni­co. Los de­re­chos de pa­go úni­co son los tí­tu­los que per­mi­ten al ga­na­de­ro re­ci­bir las ayu­das di­rec­tas de la Unión Eu­ro­pea. El tér­mino se in­tro­du­jo en la re­for­ma de la PAC del 2003 y, de esa for­ma, se des­vin­cu­la­ron las sub­ven­cio­nes agra­rias del cul­ti­vo pro­du­ci­do en las fin­cas y pa­só a unir­se a la su­per­fi­cie de la tie­rra.

Du­ran­te los úl­ti­mos días han si­do múl­ti­ples las per­so­nas que han re­ci­bi­do una co­mu­ni­ca­ción de la De­pen­den­cia Re­gio­nal de Ges­tión Tri­bu­ta­ria en A Co­ru­ña —al pa­re­cer la ins­pec­ción al­can­za­rá a más de diez mil afec­ta­dos— en la que se le re­quie­re la pre­sen­ta­ción de to­da la do­cu­men­ta­ción de­ri­va­da del tras­pa­so de es­tos de­re­chos en­tre pro­duc­to­res. Se da la cir­cuns­tan­cia de que la ma­yo­ría de es­tas trans­fe­ren­cias se rea­li­zan en­tre pa­dres e hi­jos o en­tre so­cios de una mis­ma ganadería. Un as­pec­to que con­fir­man des­de el sin­di­ca­to Unións Agra­rias, que no du­da en ca­li­fi­car la cam­pa­ña del de­par­ta­men­to que di­ri­ge Cris­tó­bal Mon­to­ro co­mo «un no­vo ata­que ao sec­tor, sen ba­se le­gal nin eco­nó­mi­ca pa­ra pros­pe­rar pois a prác­ti­ca to­ta­li­da­de das trans­fe­ren­cias de de­rei­tos non ten ca­rác­ter one­ro­so», apun­ta su res­pon­sa­ble, Ro­ber­to Gar­cía.

Des­de es­ta or­ga­ni­za­ción pro­fe­sio­nal agra­ria di­cen la­men­tar que se tra­te a los ga­na­de­ros co­mo de­frau­da­do­res cuan­do no se ha de­tec­ta­do de­li­to al­guno. In­sis­ten en el he­cho de que en la La car­ta que es­tá re­mi­tien­do Ha­cien­da a ga­na­de­ros y agri­cul­to­res les reclama do­cu­men­ta­ción de ha­ce cua­tro años re­la­ti­va a las ce­sio­nes de de­re­chos de pa­go úni­co y les da diez días pa­ra pre­sen­tar­se an­te la Agen­cia Tri­bu­ta­ria. En el sec­tor di­cen que se es­tá ge­ne­ra­li­zan­do la ins­pec­ción cuan­do no hay mo­vi­mien­to de dinero en esas ce­sio­nes. in­men­sa ma­yo­ría de las ce­sio­nes no exis­tió tras­va­se de dinero y por lo tan­to no exis­te com­po­nen­te al­guno de in­cre­men­to pa­tri­mo­nial ni de in­te­rés re­cau­da­to­rio. En otros ca­sos, la Agen­cia Tri­bu­ta­ria tam­bién es­tá re­cla­man­do el IVA del 21 % de las trans­mi­sio­nes o ce­sio­nes de de­re­chos de pa­go del 2013.

«Co­mo de­lin­cuen­tes»

«É ver­go­ñen­to que nos quei­ran co­brar por dei­xar­lle aos no­sos fi­llos al­go que, xa de por si, per­ten­ce á pro­pia ex­plo­ta­ción. O te­ma é re­ca­dar co­mo se­xa e pen­so que xa em­pe­zan a per­der o con­trol do que fan», así de con­tun­den­te se mues­tra Jo­sé Ma­nuel, un ga­na­de­ro de San­ta Com­ba que pi­de que no se pu­bli­quen más da­tos sobre su iden­ti­dad. Se­gún sus pro­pias pa­la­bras, se ju­bi­ló en el 2014 trans­mi­tien­do sus de­re­chos de pa­go úni­co a una ex­plo­ta­ción re­gen­ta­da por su hi­jo y otro so­cio. «Tras­pa­sei­lle os meus de­rei­tos [con­cre­ta­men­te 12 por un va­lor de po­co más de 2.000 eu­ros] por­que me di­xe­ron que, do con­tra­rio, ía per­de­los ao ven­der as va­cas tras xu­bi­lar­me por en­fer­mi­da­de. E ago­ra ve­ñen ins­pec­cio­nar­me co­mo se fo­se un de­lin­cuen­te», cri­ti­ca.

En su mis­ma si­tua­ción se en­cuen­tran va­rias gran­jas de la mis­ma zo­na que, por dis­tin­tos mo­ti­vos, se vie­ron obli­ga­dos a ce­rrar sus puer­tas y que tras­pa­sa­ron sus de­re­chos de pa­go úni­co a otras ex­plo­ta­cio­nes re­gen­ta­das por ve­ci­nos o fa­mi­lia­res. To­das ellas de for­ma gra­tui­ta mo­ti­va­das por el he­cho de que el no ha­cer­lo im­pli­ca­ría per­der­los.

Es el ca­so de Jo­sé Gon­zá­lez de Ma­za­ri­cos que tras­pa­só tre­ce de­re­chos por un va­lor to­tal de 3.100 eu­ros. «Eu pa­sei­llos a mi­ña ir­má e ao seu ho­me, que te­ñen una gran­xa fa­mi­liar ao la­do da mi­ña ca­sa. Non lles co­brei na­da por­que pre­fe­rín que os ti­ve­ran eles que ter que per­de­los», ex­pli­ca, al tiem­po que no ocul­ta su preo­cu­pa­ción por la no­ti­fi­ca­ción re­ci­bi­da de la Agen­cia Tri­bu­ta­ria. «Tra­ba­llei to­da a vi­da no cam­po e vi­vo den­de fai 4 anos dun­ha pen­sión de xu­bi­la­ción de 610 eu­ros. Ter que an­dar ago­ra bus­can­do pa­peis de fai va­rios anos e an­dar con xes­to­rías e avo­ga­dos fai­se­me du­ro. De sa­be­lo te­ría dei­xa­do que se per­de­ran os de­rei­tos por­que xa non es­tou pa­ra an­dar con es­tes líos nin pa­ra que me tra­ten de de­lin­cuen­te», zan­ja.

Res­pues­ta en diez días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.