«Que­re­mos acer­car ser­vi­cios mó­vi­les a los ma­yo­res que vi­ven en zo­nas ru­ra­les»

El re­to del en­ve­je­ci­mien­to en Ga­li­cia es per­mi­tir que las per­so­nas si­gan vi­vien­do en su en­torno ha­bi­tual

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - ELI­SA ÁLVAREZ

Es­tá al fren­te de la Di­rec­ción Xe­ral de Maio­res e Per­soas con Dis­ca­pa­ci­da­de. Es de­cir, Fa­bio­la Gar­cía (Ri­bei­ra, 1985) asu­me un de­par­ta­men­to con una po­bla­ción dia­na de 661.000 ga­lle­gos, su­man­do so­lo a los ma­yo­res de 65 años. Pe­ro es que las pre­vi­sio­nes son de un as­cen­so im­pa­ra­ble, por lo que la co­mu­ni­dad de­be pre­pa­rar­se pa­ra aten­der a una po­bla­ción ca­da vez más en­ve­je­ci­da.

—¿Cuál es el ob­je­ti­vo a lo­grar al abor­dar el en­ve­je­ci­mien­to?

—Des­de la Xun­ta in­ten­ta­mos que los ma­yo­res con­ti­núen en sus ca­sas, por lo que es­ta­mos tra­tan­do de pres­tar ser­vi­cios de pro­xi­mi­dad. Ha­ce unos días, el Con­se­llo de la Xun­ta apro­ba­ba 1,2 mi­llo­nes de ho­ras más pa­ra el ser­vi­cio de ayu­da en el ho­gar. Ga­li­cia es la co­mu­ni­dad que más uti­li­za es­ta pres­ta­ción, que su­po­ne el 30,3 % del to­tal. Es ade­más un ser­vi­cio muy va­lo­ra­do, y el 91,6 % de los que lo re­ci­ben con­si­de­ran que es el más ade­cua­do pa­ra po­der se­guir en sus ca­sas.

—Pri­mar en­ton­ces es­tos ser­vi­cios fren­te a los re­si­den­cia­les.

—Fa­ci­li­tar que la per­so­na pue­da vol­ver a ca­sa, por ejem­plo, con un ser­vi­cio de te­le­asis­ten­cia. En es­te mo­men­to te­ne­mos 5.200 usua­rios pe­ro ya es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra au­men­tar esa ci­fra.

—El nú­me­ro de per­so­nas ma­yo­res va a se­guir cre­cien­do, ¿có­mo ha­cer­le fren­te pa­ra evi­tar la de­pen­den­cia y el au­men­to del gas­to so­cial?

—En la con­se­lle­ría tra­ba­ja­mos con las pre­vi­sio­nes de ca­ra al 2020, y en tres años pa­sa­re­mos de unos 66.000 de­pen­dien­tes a 73.000. Ha­cer una es­ti­ma­ción a vein­te años es po­co más que una qui­me­ra, por­que que la evo­lu­ción de­mo­grá­fi­ca im­pli­que que va a ha­ber un ma­yor nú­me­ro de per­so­nas ma­yo­res con una pre- va­len­cia a ser de­pen­dien­tes, no quie­re de­cir que va­yan a ser­lo. Una po­lí­ti­ca so­cio­sa­ni­ta­ria, la vi­da ac­ti­va y el en­ve­je­ci­mien­to ac­ti­vo pue­den mi­ti­gar es­te cre­ci­mien­to. De to­das for­mas, pa­ra to­das es­tas per­so­nas que pue­den lle­gar a ser de­pen­dien­tes que­re­mos pri­mar ser­vi­cios de pro­xi­mi­dad, te­le­asis­ten­cia, ayu­da en el ho­gar o li­bran­zas. Te­ne­mos dos pro­yec­tos eu­ro­peos muy im­por­tan­tes, el Red May y el Nu­tria­ge. Con el pri­me­ro que­re­mos acer­car dis­tin­tos ser­vi­cios mó­vi­les a las per­so­nas ma­yo­res de 55 años que vi­ven en el ru­ral, co­mo uni­da­des mó­vi­les de ser­vi­cios so­cia­les, de alz­héi­mer, que el ma­yor se sien­ta se­gu­ro de es­tar en su ca­sa por­que sa­brá que a gol­pe de te­lé­fono o pul­sa­dor ha­brá una per­so­na que le va a aten­der. En cuan­to al Nu­tria­ge, pre­ten­de ase­gu­rar un en­ve­je­ci­mien­to sa­lu­da­ble a es­ta po­bla­ción a tra­vés del es­tu­dio, di­se­ño y eva­lua­ción de nue­vas es­tra­te­gias de nu­tri­ción.

—Se es­tá en­fo­can­do a los ma­yo­res por el gas­to que su­po­nen pe­ro, ¿qué apor­tan?

—Des­de lue­go los ma­yo­res en­ri­que­cen la so­cie­dad y en nin­gún ca­so su­po­nen gas­to, pe­ro hay que se­guir fo­men­tan­do los há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­ble no so­lo pa­ra lle­gar a esa edad, sino pa­ra que las per­so­nas de me­dia­na edad em­pie­cen a tra­ba­jar pa­ra no con­ver­tir­se en de­pen­dien­tes y va­ler­se en un fu­tu­ro por sí mis­mos.

—¿Ga­li­cia ne­ce­si­ta que se ten­ga en cuen­ta es­te en­ve­je­ci­mien­to, ade­más de la dis­per­sión, en la fi­nan­cia­ción?

—Efec­ti­va­men­te, Ga­li­cia tie­ne unas ca­rac­te­rís­ti­cas de dis­per­sión de­mo­grá­fi­ca que no se dan en otras co­mu­ni­da­des. No nos po­de­mos com­pa­rar con Ma­drid, por­que aquí el cos­te de los ser­vi­cios es mu­cho ma­yor. Es muy di­fe­ren­te lle­var un ser­vi­cio a la mon­ta­ña lu­cen­se que des­pla­zar­se unos ki­ló­me­tros. Hay una co­mi­sión de aná­li­sis del sis­te­ma de de­pen­den­cia y aho­ra se es­tán ela­bo­ran­do dis­tin­tos do­cu­men­tos y ya nos han lle­ga­do dis­tin­tas pro­pues­tas en las que es­pe­ro que Ga­li­cia ten­ga su par­te. La co­mu­ni­dad ne­ce­si­ta que se ten­gan en cuen­ta es­tos cri­te­rios de dis­per­sión y en­ve­je­ci­mien­to que no tie­nen otras co­mu­ni­da­des.

S. ALON­SO

Gar­cía cree que se de­ben fo­men­tar los há­bi­tos sa­lu­da­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.