Jor­na­da tranquila en las pri­ma­rias ar­gen­ti­nas que eva­lua­rán el tra­ba­jo de Ma­cri

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional -

Los ar­gen­ti­nos acu­die­ron ayer a las ur­nas pa­ra par­ti­ci­par en las pri­ma­rias pa­ra ele­gir a los can­di­da­tos y las lis­tas de­fi­ni­ti­vas de ca­da fuer­za po­lí­ti­ca que con­cu­rri­rán a las le­gis­la­ti­vas del 22 de oc­tu­bre. El re­sul­ta­do se­rá tam­bién una pri­me­ra eva­lua­ción del Go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri.

La lu­cha por en­trar al Se­na­do en la pro­vin­cia bo­nae­ren­se se con­vier­te en la prin­ci­pal ba­ta­lla de es­tas elec­cio­nes y mar­ca­rá el éxi­to o el fra­ca­so de ca­da una de las fuer­zas, más allá del nú­me­ro to­tal de vo­tos que ob­ten­gan a ni­vel na­cio­nal.

Al cie­rre de es­ta edi­ción, la jor­na­da elec­to­ral ha­bía trans­cu­rrió sin gran­des in­ci­den­tes. So­lo el pre­can­di­da­to a se­na­dor del Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta (PJ, pe­ro­nis­mo tra­di­cio­nal) por la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, Flo­ren­cio Ran­daz­zo, de­nun­ció an­te el Co­rreo Ar­gen­tino la au­sen­cia de pa­pe­le­tas en al­gu­nos co­le­gios elec­to­ra­les de esa re­gión.

El pre­si­den­te ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, acu­dió a vo­tar en un co­le­gio elec­to­ral en el ba­rrio por­te­ño de Pa­ler­mo y ce­le­bró la «nor­ma­li­dad» con la que, a su jui­cio, se es­tán desa­rro­llan­do los co­mi­cios.

«Es­pe­ro que to­dos los ar­gen­ti­nos se expresen con ale­gría a fa­vor del cam­bio que es­ta­mos ha­cien­do», di­jo el man­da­ta­rio en de­cla­ra­cio­nes a la pren­sa, quien se im­pli­có de for­ma es­pe­cial en la cam­pa­ña, pues en­tien­de es­ta ci­ta co­mo el pri­mer gran test al que se so­me­te su Go­bierno des­de su asun­ción en di­ciem­bre del 2015.

Cris­ti­na Fer­nán­dez no vo­tó

La prin­ci­pal ri­val del ofi­cia­lis­mo en es­tas elec­cio­nes, la ex­pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez (2007-2015), que se pre­sen­ta co­mo pre­can­di­da­ta al Se­na­do por la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res den­tro del fren­te kirch­ne­ris­ta Uni­dad Ciu­da­da­na, no acu­dió a vo­tar en la su­re­ña lo­ca­li­dad de Río Ga­lle­gos por «pro­ble­mas lo­gís­ti­cos». So­lo ha­bía un avión que vo­la­ba a las 8.35 de la ma­ña­na y se aco­gió a la nor­ma que per­mi­te evi­tar el vo­to si se jus­ti­fi­ca la re­si­den­cia a más de 500 ki­ló­me­tros de la me­sa. Río Ga­lle­gos es­tá a 2.500 de Bue­nos Ai­res, lo que le per­mi­ti­rá elu­dir el pa­go de la mul­ta de 50 dó­la­res fi­ja­da por la ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.