El PGA ele­va a Jus­tin Tho­mas

El di­fí­cil cam­po de Quail Ho­llow con­sa­gra a una de las jó­ve­nes fi­gu­ras

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - PAU­LO ALON­SO LOIS

La sa­li­da des­de el tee del 13 ha­bía si­do dis­cre­ta. La bo­la re­po­sa­ba fue­ra del green, en una zo­na có­mo­da pa­ra chi­pear, sal­var el par y se­guir bien si­tua­do pa­ra ga­nar su pri­mer gran­de. Pe­ro Jus­tin Tho­mas to­có con tal su­ti­le­za la bo­la que ro­dó des­cri­bien­do la tra­yec­to­ria ideal, con una caí­da ha­cia la de­re­cha que ter­mi­nó den­tro del ho­yo.

Su bir­die lle­gó en uno de esos mo­men­tos en los que se des­en­ca­de­nan no­ti­cias en dis­tin­tas par­tes del cam­po. Un ins­tan­te an­tes era co­lí­der, em­pa­ta­do con Fran­ces­co Mo­li­na­ri, pe­ro es­te, que ju­ga­ba unos cuan­tos ho­yos por de­lan­te, se de­jó un bo­gey en el 17. Y un po­co des­pués Ke­vin Kis­ner, el ta­pa­do que ha­bía co­men­za­do el do­min­go co­mo lí­der, se de­jó otro error en el 12. Así que Tho­mas, una de las gran­des sen­sa­cio­nes del 2017, sa­lió del ho­yo 13 lan­za­do co­mo lí­der en so­li­ta­rio por el es­truen­do del pú­bli­co en Quail Ho­llow. Ga­nó con un to­tal de -8, con dos gol­pes de ven­ta­ja sobre Mo­li­na­ri, Pa­trick Reed, Louis Oost­hui­zen y Hi­de­ki Mat­su­ya­ma, en el en­de­mo­nia­do cam­po que con­vir­tió el Cam­peo­na­to de la PGA en un jeroglífico im­po­si­ble pa­ra al­gu­nos gran­des fa­vo­ri­tos. Jor­dan Spieth, con el re­to de com­ple­tar los cua­tro gran­des con so­lo 24 años, ter­mi­nó vi­ge­si­moc­ta­vo (+2). Y Jon Rahm, que se per­mi­tió un gol­pe de es­pal­das en el 18, fi­na­li­zó en el pues­to 58 (+7).

Aun­que nun­ca has­ta aho­ra ha­bía re­ci­bi­do un gran­de, el re­co­rri­do de Quail Ho­llow, en Char­lot­te, tie­ne tam­bién sus rin­co­nes es­pe­cia­les, co­mo los cam­pos más em­ble­má­ti­cos. La Mi­lla Ver­de, le lla­man a la se­cuen­cia de los ho­yos 16, 17 y 18. Un lar­go par 4, un par 3 con el green muy pro­te­gi­do por el agua y otro par 4 de 450 me­tros. Con los nú­me­ros en la mano, la se­cuen­cia más du­ra de la PGA des­de el 2003. Un fi­nal tan ten­so co­mo los de Saw­grass, Muir­field o Car­nous­tie, un desen­la­ce don­de en­te­rra­ron sus op­cio­nes du­ran­te los cua­tro días va­rios as­pi­ran­tes. Allí se pre­sen­tó Tho­mas con un gol­pe de ven­ta­ja sobre el ja­po­nés Hi­de­ki Mat­su­ya­ma y el es­ta­dou­ni­den­se Pa­trick Reed, los úl­ti­mos en re­en­gan­char­se a la lu­cha por el tí­tu­lo.

Y una se­cuen­cia de par, bir­die y bo­gey en La Mi­lla Ver­de le con­ce­dió a Tho­mas el tro­feo Wa­na­ma­ker, su cuar­to tí­tu­lo de la tem­po­ra­da.

El nor­te­ame­ri­cano es uno de los ju­ga­do­res de la nue­va ge­ne­ra­ción dis­pues­tos a apro­ve­char el des­go­bierno que vi­ve el golf, con sie­te ga­na­do­res de gran­des di­fe­ren­tes has­ta que Spieth aga­rró la Ja­rra de Cla­re­te en Ro­yal Birk­da­le ha­ce un mes. Su tem­po­ra­da se re­su­me en un pu­ña­do de ré­cords. El más so­na­do, en el Open Ha­wái, cuan­do des­pués de un re­sul­ta­do de 59 gol­pes en la pri­me­ra jor­na­da, fir­mó el mar­ca­dor más ba­jo de la his­to­ria de la PGA (253 gol­pes en 72 ho­yos).

ROB SCHU­MA­CHER REU­TERS

Jus­tin Tho­mas ga­nó su cuar­to tí­tu­lo de la tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.