Un ve­cino de Mu­ros acep­ta in­dem­ni­zar a otro al que le rom­pió la na­riz en una pe­lea

Un ve­cino de Mu­ros acep­ta in­dem­ni­zar a otro hom­bre al que rom­pió la na­riz du­ran­te una pe­lea

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - A. L.

Eran las seis de la ma­dru­ga­da del 22 del sep­tiem­bre del 2013, y dos hom­bres se en­con­tra­ban en las in­me­dia­cio­nes de un es­ta­ble­ci­mien­to hos­te­le­ro de Mu­ros cuan­do ini­cia­ron una pe­lea que aca­bó con uno de ellos con un fuer­te gol­pe en la na­riz, ade­más de va­rias le­sio­nes. Más de cua­tro años des­pués, el au­tor del pu­ñe- ta­zo de­bía com­pa­re­cer ayer en la Au­dien­cia Pro­vin­cial de A Co­ru­ña, don­de fi­nal­men­te los abo­ga­dos del impu­tado y del agre­di­do lle­ga­ron a un acuer­do por el que el pri­me­ro abo­na­rá al se­gun­do una in­dem­ni­za­ción de 5.610 eu­ros. Gra­cias a es­ta con­for­mi­dad, se evi­tó la ce­le­bra­ción del jui­cio y que el de­nun­cia­do se arries­ga­ra a ser con­de­na­do a un año de cár­cel por un de­li­to de le­sio­nes, que era la pe­na que so­li­ci­ta­ba pa­ra él el Mi­nis­te­rio Fis­cal.

Se­gún el es­cri­to de acu­sa­ción, aquel día de sep­tiem­bre la no­che se tor­ció pa­ra am­bos, ya que el au­tor del pu­ñe­ta­zo —que ca­re­cía de an­te­ce­den­tes pe­na­les— se en­fren­tó al de­man­dan­te «con áni­mo de aten­tar con­tra su in­te­gri­dad fí­si­ca». De he­cho, co­mo con­se­cuen­cia del fuer­te gol­pe que le pro­pi­nó en la ca­ra le pro­vo­có un trau­ma­tis­mo na­sal con frac­tu­ra des­pla­za­da de hue­so, una con­tu­sión en la sien de­re­cha con afec­ta­ción en la pa­red de la ar­te­ria temporal su­per­fi­cial, así co­mo ex­co­ria­cio­nes en el an­te­bra­zo y co­do iz­quier­dos y en la re­gión oc­ci­pi­tal.

Las se­cue­las

La víc­ti­ma tu­vo que ser tras­la­da­da al pun­to de aten­ción con­ti­nua­da (PAC) de Mu­ros pa­ra re­ci­bir asis­ten­cia mé­di­ca, y allí se le prac­ti­có una re­duc­ción ce­rra­da de la frac­tu­ra de la na­riz, que lo man­tu­vo im­pe­di­do diez días, aun­que no se lle­gó a cu­rar del to­do has­ta tres me­ses des­pués (un to­tal de 117 días). Ade­más, co­mo se­cue­las del pu­ñe­ta­zo re­ci­bi­do le que­dó una li­ge­ra asi­me­tría de la pi­rá­mi­de na­sal, ade­más de una ci­ca­triz hi­per­pig­men­ta­da de 0,5 cen­tí­me­tros en la mano iz­quier­da.

Es­tas pe­que­ñas de­for­mi­da­des fí­si­cas fue­ron ta­sa­das por el Mi­nis­te­rio Fis­cal en 5.610 eu­ros, que se­rá la in­dem­ni­za­ción que fi­nal­men­te re­ci­bi­rá la víc­ti­ma cua­tro años des­pués de ha­ber en­ca­ja­do un pu­ñe­ta­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.