In­ten­to de sa­queo en la zo­na ce­ro de Tui

De­te­ni­da una pa­re­ja que me­ro­dea­ba por las ca­sas vacías con un co­che con ma­trí­cu­las fal­sas

La Voz de Galicia (Barbanza) - - GALICIA - L. C. LLERA

La Guar­dia Ci­vil de Tui de­tu­vo a un hom­bre y una mu­jer que fue­ron sor­pren­di­dos en el lu­gar de la ex­plo­sión pi­ro­téc­ni­ca de la pa­rro­quia de Paramos, con un vehícu­lo que te­nía al­te­ra­das las dos pla­cas de ma­trí­cu­la. Los agen­tes sos­pe­chan que iban a ro­bar en al­gu­na de las ca­sas, a las que aún no se pue­de en­trar por­que la de­no­mi­na­da zo­na ce­ro sigue pre­cin­ta­da des­de el pa­sa­do 23 de ma­yo.

Los dos de­te­ni­dos tie­nen sus do­mi­ci­lios en la lo­ca­li­dad de O Car­ba­lli­ño, en la pro­vin­cia de Ou­ren­se, y am­bos cuen­tan con un am­plio his­to­rial de­lic­ti­vo contra la pro­pie­dad.

La zo­na sigue clau­su­ra­da por­que con­ti­núa la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial. Y el juz­ga­do obli­ga a la Guar­dia Ci­vil a rea­li­zar guar­dias en el lu­gar pa­ra que na­die en­tre y se pue­da lle­var na­da. La co­man­dan­cia in­sis­tió ayer en que es­tos ser­vi­cios de se­gu­ri­dad ciu­da­da­na se vie­nen pres­tan­do de for­ma inin­te­rrum­pi­da des­de que se pro­du­jo la ex­plo­sión en la zo­na afec­ta­da por el si­nies­tro.

A las 4.00 ho­ras de la ma­dru­ga­da del pa­sa­do jue­ves, una do­ta­ción del pues­to de la Guar­dia Ci­vil de Tui que se en­con­tra­ba patrullando la zo­na ob­ser­vó que un tu­ris­mo, un Ci­troën Xsa­ra, que es­ta­ba es­ta­cio­na­do en las in­me­dia­cio­nes, te­nía al­te­ra­dos con cin­ta ais­lan­te to­dos los dí­gi­tos de las dos pla­cas de ma­trí­cu­la. Es­te ti­po de tru­cos son usa­dos ha­bi­tual­men­te por los de­lin­cuen­tes pa­ra des­pis­tar a las cá­ma­ras y a las fuer­zas de se­gu­ri­dad.

Aun­que no se les en­con­tró ni se les in­ter­vino en el mo­men­to de la ac­tua­ción nin­gún ob­je­to sus­traí­do, po­si­ble­men­te «por­que no les ha­bía da­do tiem­po a co­me­ter nin­gún ro­bo», asegura la Guar­dia Ci­vil, se pro­ce­dió a su in­me­dia­ta de­ten­ción, co­mo su­pues­tos au­to­res de un de­li­to de fal­si­fi­ca­ción de do­cu­men­to, acu­sa­dos de la al­te­ra­ción in­ten­cio­na­da de las dos pla­cas de ma­trí­cu­la del vehícu­lo. En el in­te­rior del ma­le­te­ro lle­va­ban, ade­más, un lo­te de úti­les y he­rra­mien­tas apro­pia­das pa­ra la co­mi­sión de he­chos de­lic­ti­vos contra la pro­pie­dad.

Al pro­ce­der a su arres­to, los dos de­te­ni­dos reac­cio­na­ron de for­ma vio­len­ta contra los agen­tes, dan­do lu­gar a que tam­bién se les impu­tase a am­bos la co­mi­sión de otro de­li­to de re­sis­ten­cia y desobe­dien­cia a los agen­tes de la autoridad.

Las ac­tua­cio­nes, lle­va­das a ca­bo por efec­ti­vos del pues­to de la Guar­dia Ci­vil de Tui, con­ta­ron con el apo­yo de una pa­tru­lla de la Po­li­cía Local, que co­la­bo­ró en el des­pla­za­mien­to de uno de los de­te­ni­dos a los ca­la­bo­zos.

Los dos de­te­ni­dos y el vehícu­lo in­ter­ve­ni­do fue­ron pues­tos a dis­po­si­ción del Juz­ga­do de Ins­truc­ción de guar­dia de Tui que de­cre­tó, pa­ra am­bos, li­ber­tad pro­vi­sio­nal con car­gos.

Los ve­ci­nos damnificados de la zo­na ce­ro están har­tos de la len­ti­tud de las ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­ra ac­tuar y res­pon­der a sus ne­ce­si­da­des, se­gún han ma­ni­fes­ta­do reite­ra­da­men­te des­de la aso­cia­ción de afec­ta­dos. To­da­vía no se ha deses­com­bra­do la zo­na y el Con­ce­llo se que­ja de que no tie­ne me­dios. Tam­po­co se han tra­mi­ta­do to­das las ayu­das so­li­ci­ta­das por las fa­mi­lias más per­ju­di­ca­das. Un to­tal de 41 ti­tu­la­res de ca­sas y fin­cas afec­ta­das por la ex­plo­sión han pe­di­do am­pa­ro al Go­bierno, que ha re­que­ri­do in­for­ma­ción com­ple­men­ta­ria a 14 de ellos.

Un agen­te mues­tra las le­tras y nú­me­ros al­te­ra­dos del co­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.