Ve­ne­zue­la de­nun­cia­rá en la ONU al secretario de la OEA tras su­ge­rir la vía mi­li­tar

La Voz de Galicia (Barbanza) - - INTERNACIONAL -

Ve­ne­zue­la va a de­nun­ciar an­te la ONU y en otros or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les al secretario ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA), Luis Almagro, por «pro­mo­ver la in­ter­ven­ción mi­li­tar» tras de­cla­rar que «no de­be­mos des­car­tar nin­gu­na op­ción» pa­ra po­ner fin a la cri­sis so­cial y eco­nó­mi­ca que su­fre el país y que ha pro­vo­ca­do el éxo­do de mi­les de ciu­da­da­nos.

La me­di­da fue anun­cia­da por la vi­ce­pre­si­den­ta Delcy Ro­drí­guez, quien in­di­có que el ex can­ci­ller uru­gua­yo, de­cla­ra­do per­so­na no gra­ta en Ve­ne­zue­la, «pre­ten­de re­vi­vir los peo­res ex­pe­dien­tes de in­ter­ven­ción mi­li­tar im­pe­ria­lis­tas en nues­tra re­gión, cu­ya es­ta­bi­li­dad es­tá ame­na­za­da por la de­men­cial ac­tua­ción de quien usur­pa de for­ma des­via­da y abu­si­va la se­cre­ta­ría ge­ne­ral de la OEA».

Almagro se ha­bía des­pa­cha­do a gus­to du­ran­te su vi­si­ta ofi­cial al la­do co­lom­biano del puen­te in­ter­na­cio­nal Si­món Bo­lí­var. Allí, a pocos me­tros de la fron­te­ra con Ve­ne­zue­la, ofre­ció una rue­da de pren­sa en la que lo acom­pa­ña­ron el can­ci­ller co­lom­biano, Car­los Hol­mes Tru­ji­llo Gar­cía, y el di­rec­tor pa­ra las Amé­ri­cas de Hu­man Rights Watch, Jo­sé Miguel Vi­van­co, quien tam­po­co es bien re­ci­bi­do por el cha­vis­mo.

Pa­ra el po­lí­ti­co uru­gua­yo «las ac­cio­nes di­plo­má­ti­cas están en pri­mer lu­gar», pe­ro no se pue­den des­car­tar otras an­te «el do­lor» y «el su­fri­mien­to del pue­blo ve­ne­zo­lano», que «es víc­ti­ma de una re­pre­sión dis­tin­ta, que es la mi­se­ria, el ham­bre y la fal­ta de me­di­ca­men­tos co­mo ins­tru­men­tos pa­ra im­po­ner su vo­lun­tad po­lí­ti­ca».

De­nun­ció que Ma­du­ro y su ré­gi­men están «per­pe­tran­do crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad, en vio­la­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos, en el éxo­do in­du­ci­do que es­tá im­pul­san­do», y por ello no se pue­de des­car­tar la vía mi­li­tar. Agre­gó que nun­ca se ha vis­to en el mun­do «un Go­bierno tan in­mo­ral» que «se nie­ga a acep­tar la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria».

El nue­vo cho­que ver­bal ocu­rrió mien­tras Ma­du­ro es­ta­ba de vi­si­ta en Chi­na, don­de lo­gró una lí­nea de cré­di­to de unos 5.000 mi­llo­nes de dó­la­res (4.300 mi­llo­nes de eu­ros) que da­rán un ali­vio a la mal­tre­cha eco­no­mía. Por otra par­te, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro atri­bu­yó el éxo­do de ve­ne­zo­la­nos a las san­cio­nes im­pues­tas por EE. UU., y pi­dió al gru­po de Li­ma que su­me a Ca­ra­cas al diá­lo­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.