Las deu­das de la Xun­quei­ra 2015 y 2016 in­cen­dian el de­ba­te en Cee

El asun­to ge­ne­ra in­dig­na­ción en la ca­lle y un du­ro en­fren­ta­mien­to en­tre los po­lí­ti­cos

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - PORTADA - J. V. LA­DO

Con la co­mi­sión de fies­tas re­co­rrien­do las ca­sas en es­tas fe­chas pa­ra re­cau­dar fon­dos, la no­ti­cia de que fal­tan por pa­gar a la em­pre­sa Ga­li­cia Es­pec­tácu­los 7.874 eu­ros de las ce­le­bra­cio­nes de la Xun­quei­ra del 2015 y otros 49.610 de las del año pa­sa­do, 57.484 eu­ros en to­tal, el asun­to ha en­tra­do de lleno en el de­ba­te so­cial de la lo­ca­li­dad, con lo que es­te vier­nes por la no­che se ha tras­la­da­do tam­bién al pleno mu­ni­ci­pal. Ade­más lo hi­zo de ma­ne­ra es­truen­do­sa, co­mo re­cla­ma­ción en di­rec­to de los afec­ta­dos, du­ras crí­ti­cas de los opo­si­to­res y el anun­cio del al­cal­de, Ra­món Vi­go, de que ha en­car­ga­do a un abo­ga­do de con­fian­za es­tu­diar las de­cla­ra­cio­nes del ex­re­gi­dor An­to­nio Do­mín­guez y la ex­con­ce­ja­la de Cul­tu­ra, que per­te­ne­cía a su pro­pio gru­po, Yolanda Gar­cía, por si pu­die­sen ser ob­je­to de una que­re­lla, ya que él las con­si­de­ra de­lic­ti­vas.

Vi­go ya pre­su­po­nía que «iba a ser el pleno de Ka­ri­na, Ai­re de fies­ta», y por eso se lle­vó pre­pa­ra­dos los da­tos pa­ra ar­gu­men­tar que, des­de el año 95 y con dis­tin­tos al­cal­des, él in­clui­do, la Xun­quei­ra ha ge­ne­ra­do deu­da siem­pre ex­cep­to en cua­tro oca­sio­nes. Sin em­bar­go, el asun­to se sa­lió de lo pu­ra­men­te po­lí­ti­co por la pre­sen­cia, en­tre otras per­so­nas, del pre­si­den­te de la co­mi­sión, Pa­co Brea, y de su es­po­sa, que to­mó la pa­la­bra an­tes de la se­sión, aun­que en Cee la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na di­rec­ta no es­tá re­gu­la­da, y le hi­zo una se­rie de re­pro­ches, al­gu­nos en cla­ve per­so­nal, al al­cal­de, con el que si­guió dis­cu­tien­do fi­na­li­za­do ya el pleno.

Con ese sus­tra­to y una vez des­pa­cha­do otros asun­tos, la en­car­ga­da de abrir fue­go Yolanda Gar­cía, que ex­pu­so al­guno de los da­tos eco­nó­mi­cos que has­ta aho­ra no se ha­bían lle­va­do a pleno pa­ra echar­le en ca­ra a su ex­je­fe de fi­las que se tra­ta de «un­ha ver­go­ña máis na súa his­to­ria po­lí­ti­ca», re­pro­char­le que ha­ya pues­to en es­ta si­tua­ción a Pa­co Brea y su fa­mi­lia y ad­ver­tir que, a es­te pa­so, «o ano que vén non vai ha­ber nin co­mi­sión nin axen­cia coa que con­tra­tar as fes­tas».

Vi­go, ade­más de ad­ver­tir­le de la po­si­ble que­re­lla, al­go que Gar­cía di­jo no preo­cu­par­le por­que no se arre­pien­te de lo que di­jo, Vi­go sa­có los da­tos des­de el 95, pa­ra tra­tar de de­fen­der que se tra­ta de al­go ha­bi­tual, que to­do sal­tó por la ne­ga­ti­va a vol­ver a con­tra­tar con es­ta em­pre­sa y pa­ra, con nu­lo éxi­to, in­ten­tar de­fen­der que él «opi­na» so­bre los es­pec­tácu­los a traer, pe­ro no los con­tra­ta, al­go que le­gal­men­te es cier­to, por­que fir­ma el pre­si­den­te de la co­mi­sión. A su jui­cio, el úni­co pro­ble­ma es que «an­tes o pleno pa­ga­ba e punto e non fa­cía po­lí­ti­ca dis­to», con lo que pa­ra él lo que ha­ce fal­ta es «una cor­po­ra­ción se­ria que aquí no la hay».

Sin em­bar­go, sus ex­pli­ca­cio­nes no con­ven­cie­ron pa­ra na­da al res­to de gru­pos, que le atri­bu­ye­ron a él to­da la res­pon­sa­bi­li­dad, die­ron por sen­ta­do que es Vi­go quien to­ma las de­ci­sio­nes so­bre las fies­tas y que ha es­ta­do ocul­tan­do de­li­be­ra­da­men­te los da­tos de es­ta deu­da. De he­cho, en lo úni­co que coin­ci­die­ron to­dos es en tran­qui­li­zar a Pa­co Brea y su fa­mi­lia —que es­tán pa­san­do un mo­men­to ver­da­de­ra­men­te ma­lo, en par­te ame­dren­ta­dos de ma­ne­ra in­tere­sa­da—, ase­gu­rán­do­le que no va a te­ner nin­gún pro­ble­ma y el Con­ce­llo res­pal­da­rá a la co­mi­sión.

Aun­que la so­cia­lis­ta Mar­ga­ri­ta La­me­la se­ña­ló a Vi­go con algunas pun­tua­li­za­cio­nes y el con­ce­jal del BNG, Serxio Do­mín­guez, lle­gó in­clu­so, de ma­ne­ra bas­tan­te di­plo­má­ti­ca, a in­vi­tar al al­cal­de pa­ra que de­je el car­go por­que no es­tá en con­di­cio­nes de os­ten­tar­lo, la más ex­pe­di­ti­va en sus crí­ti­cas fue la por­ta­voz del PP, Zai­ra Ro­drí­guez, que, por pri­me­ra vez en lo que va de man­da­to se me­tió de ver­dad en el pa­pel de lí­der de la opo­si­ción e in­clu­so arrin­co­nó dia­léc­ti­ca­men­te a Vi­go en al­gún mo­men­to. «¿Pe­ro que se­gre­do era es­te? ¿Co­mo se pen­sa­ba pa­gar? A ver­da­de é que eu es­tou des­con­cer­ta­da», se­ña­ló Ro­drí­guez, pa­ra quien es­ta si­tua­ción era muy fá­cil de so­lu­cio­nar, pe­ro aho­ra «dá que des­con­fiar».

Al mar­gen de to­do el de­ba­te y el en­fren­ta­mien­to po­lí­ti­co, el asun­to sir­vió al me­nos pa­ra po­ner so­bre la me­sa el ver­da­de­ro te­ma de fondo, que no es otro que la in­sos­te­ni­bi­li­dad de las fies­tas de la Xun­quei­ra tal co­mo es­tán plan­tea­das, con una con­tri­bu­ción de los ve­ci­nos y la hos­te­le­ría irri­so­ria si se com­pa­ra con otras lo­ca­li­da­des y unas ex­pec­ta­ti­vas que es­tán muy por en­ci­ma de los me­dios dis­po­ni­bles. De he­cho, que­da­ron en re­for­mu­lar­las y ana­li­zar la si­tua­ción en se­rio.

«An­tes o pleno pa­ga­ba e punto e non fa­cía po­lí­ti­ca dis­to, pe­ro pa­ra iso fai fal­ta un­ha cor­po­ra­ción se­ria»

Ra­món Vi­go

Al­cal­de de Cee

«¿Pe­ro que se­gre­do era es­te? ¿Co­mo se pen­sa­ba pa­gar? A ver­da­de é que eu es­tou des­con­cer­ta­da» Zai­ra Ro­drí­guez

Por­ta­voz del PP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.