Ecos aca­dé­mi­cos in­ter­na­cio­na­les

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - BERGANTIÑOS-SONEIRA-FISTERRA - San­ti Ga­rri­do

De vez en cuan­do, cues­tio­nes re­fe­ri­das de la co­mar­ca lo­gran eco in­ter­na­cio­nal, pe­ro no me­diá­ti­co, sino téc­ni­co o aca­dé­mi­co, de ese que tie­ne po­co im­pac­to so­cial. Por mu­cho que se pu­bli­ci­te, el in­te­rés es ba­jo. Muy sec­to­rial, muy es­pe­cí­fi­co. Co­mo los ríos sub­te­rrá­neos, en es­te ca­so del sa­ber. Cier­to que a ve­ces se con­ju­gan am­bos fac­to­res, co­mo cuan­do Jor­ge Mi­ra pu­bli­ca en re­vis­tas in­ter­na­cio­na­les co­sas so­bre el úl­ti­mo sol. Aun­que es­tén en in­glés, aquí nos en­te­ra­mos y le gus­ta a to­dos. Otras, me­nos. Por ejem­plo, per­so­nal del de­par­ta­men­to de Ser­vi­zos So­ciais del Con­ce­llo de Cer­ce­da ha par­ti­ci­pa­do en un es­tu­dio de in­ves­ti­ga­ción que ha lle­va­do a ca­bo la Uni­ver­si­dad de Ber­ke­ley, en Ca­li­for­nia, so­bre lo que se co­no­ce co­mo la tex­ting te­ra­pia, nue­vas téc­ni­cas de in­ter­ven­ción psi­co­so­cial. Una he­rra­mien­ta de in­ter­ven­ción te­ra­péu­ti­ca pa­ra me­jo­rar la sa­lud men­tal, fí­si­ca y so­cial, de mu­je­res des­em­plea­das de lar­ga du­ra­ción.

Bá­si­ca­men­te, con­sis­tía en un en­vío au­to­ma­ti­za­do de SMS a los te­lé­fo­nos mó­vi­les de usa­rais, se­lec­cio­na­das al azar en­tre los de­par­ta­men­tos de ser­vi­cios so­cia­les de con­ce­llos par­ti­ci­pan­tes en el es­tu­dio, du­ran­te 28 días. Las par­ti­ci­pan­tes mos­tra­ron sa­tis­fac­ción por la uti­li­dad de la te­ra­pia. Quien desee leer el ar­tícu­lo tie­ne un en­lace en la web mu­ni­ci­pal de Cer­ce­da. Eso sí, me­jor que do­mi­ne un po­co el in­glés y de­ter­mi­na­dos pa­rá­me­tros téc­ni­cos.

Hay más ejem­plos, pe­ro tam­po­co pa­ra lle­nar un ces­to muy gran­de, siem­pre que se ex­clu­ya to­do lo de­ri­va­do del Pres­ti­ge. Eso sí que da pa­ra un ca­pí­tu­lo gran­de apar­te, pe­ro fue fru­to de la ex­cep­cio­na­li­dad. Análisis mé­di­cos, psi­co­ló­gi­cos, quí­mi­co, bio­ló­gi­cos... Des­de la in­fluen­cia de los hi­dro­car­bu­ros aro­má­ti­cos po­li­cí­cli­cos has­ta las da­ta­cio­nes de bo­le­ras de de­ce­nas e mi­les de años, pa­san­do por análisis de corrientes ma­ri­nas o in­clu­so la in­fluen­cia ar­tís­ti­ca de la ca­tás­tro­fe. De to­do es­to, y más, co­rren ríos de tin­ta por re­vis­tas cien­tí­fi­cas de to­do el mun­do. En las mé­di­cas des­ta­can los es­tu­dios de la ata­xia de la Cos­ta da Mor­te, la úni­ca en­fer­me­dad que lle­va el nom­bre de la zo­na por­que la ma­yor par­te de los afec­ta­dos son o eran re­si­den­tes en ella. Lo mis­mo que la ar­tro­sis de la pa­li­llei­ra, que in­ves­ti­gó el reuma­tó­lo­go Fer­nan­do Blan­co en­tre las en­ca­je­ras de la zo­na, y que sus co­le­gas de me­dio mun­do pu­die­ron do­cu­men­tar gra­cias a es­te tra­ba­jo.

La emi­gra­ción, y en con­cre­to el re­torno a es­ta zo­na, ha si­do ob­je­to de es­tu­dio en una te­si­na de una an­tro­pó­lo­ga sui­za. Otra ex­per­ta del CSIC ha ana­li­za­do la in­fluen­cia del Ca­mi­ño en la pa­rro­quia de Ol­vei­roa-Dum­bría. La pe­re­gri­na­ción a Fis­te­rra tam­bién fue ob­je­to de un análisis de la pro­fe­so­ra de Fi­lo­so­fía Nie­ves Herrero. Y los que quedan por ci­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.