El au­men­to de me­dios hi­gié­ni­cos en las fies­tas no evi­ta que aca­ben en po­cil­gas

Las co­mi­sio­nes in­vier­ten ca­da vez más en ba­ños por­tá­ti­les, pe­ro la con­cien­cia cí­vi­ca nau­fra­ga igual­men­te

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - BERGANTIÑOS-SONEIRA-FISTERRA - J. V. LA­DO

En la Bar­ca de Mu­xía ha­bía ba­te­rías de ba­ños pú­bli­cos, ade­más no de los quí­mi­cos sino con co­ne­xión de agua y lim­pie­za, jun­to a las or­ques­tas, en el Coí­do, en el jar­dín, en la en­tra­da del pue­blo, en la sa­li­da del cam­po de fút­bol y en la zo­na de acam­pa­da, en es­tos ca­sos con du­cha. Qui­zás se ne­ce­si­ta­sen to­da­vía más, pe­ro no es una do­ta­ción na­da des­de­ña­ble y, sin em­bar­go, no evi­tó que la par­te tra­se­ra de la car­pa del pul­po fue­se un gran min­gi­to­rio, al igual que la ram­pa del mue­lle y nu­me­ro­sos rin­co­nes de la lo­ca­li­dad. In­clu­so ya el lu­nes al­gu­nos de los char­cos en el ac­ce­so del san­tua­rio a la Pe­dra de Aba­lar no eran pre­ci­sa­men­te de agua de mar, lo que de­ja cla­ro que no se tra­ta sen­ci­lla­men­te de un pro­ble­ma de me­dios si no que exis­te un dé­fi­cit evi­den­te de con­cien­cia cí­vi­ca.

¿Cuán­to cues­ta do­tar de ba­ños a las fies­tas?

Es muy di­fí­cil es­ta­ble­cer una can­ti­dad, pe­ro una ca­bi­na de plás­ti­co con un sis­te­ma quí­mi­co, la so­lu­ción más ha­bi­tual, ron­da los 800 eu­ros nue­va y se pue­den en­con­trar de se­gun­da mano fá­cil­men­te por 500. Abun­dan las em­pre­sas que se de­di­can a al­qui­lar­las y por el ca­ché del Com­bo Do­mi­ni­cano o cual­quier es­pec­tácu­lo si­mi­lar se ga­ran­ti­za el ser­vi­cio de una fies­ta pe­que­ña du­ran­te lus­tros.

¿To­man me­di­das las co­mi­sio­nes?

Sí, que­da por me­jo­rar, pe­ro el pa­no­ra­ma no tie­ne na­da que ver con el de ha­ce so­lo unos años. En cual­quier ver­be­na más o me­nos mul­ti­tu­di­na­ria, ya al mar­gen de fes­ti­va­les o las ci­tas más co­no­ci­das, es ha­bi­tual ver es­tos re­tre­tes mó­vi­les, aun­que sean pre­ca­rios o en can­ti­dad in­fe­rior a la que re­sul­ta­ría ne­ce­sa­ria. Tam­bién hay otras ini­cia­ti­vas: la de prohi­bir los va­sos de cris­tal es­tá ge­ne­ra­li­za­da y V de Va­la­rés o la Car­ba­llei­ra, en­tre otros, tie­nen sus pro­pias ini­cia­ti­vas am­bien­ta­les des­ti­na­das a li­mi­tar des­per­di­cios.

¿Se apli­can las san­cio­nes?

En ab­so­lu­to. To­dos los con­ce­llos tie­nen or­de­nan­zas, aun­que sean ge­né­ri­cas que pre­vén me­di­das coer­ci­ti­vas por ejem­plo pa­ra quien ori­na en la ca­lle. Aho­ra bien, no hay me­dios po­li­cia­les ni tam­po­co in­ten­ción o di­rec­ti­vas po­lí­ti­cas pa­ra san­cio­nar es­tos com­por­ta­mien­tos y me­nos en los am­bien­tes fes­ti­vos.

¿In­flu­ye el bo­te­llón?

Por su­pues­to. No es lo mis­mo que las co­pas se sir­van en una ba­rra que ca­da gru­po acu­da con sus bol­sas, bo­te­llas, va­sos... aun­que lo ver­da­de­ra­men­te de­ter­mi­nan­te es el con­su­mo de al­cohol y el efec­to imi­ta­ción. En es­tas cir­cuns­tan­cias per­so­nas a las que no se les pa­sa­ría por la ca­be­za ori­nar en la ca­lle un día de la se­ma­na, no ven in­con­ve­nien­te al­guno en ha­cer­lo en la ver­be­na y con­ver­tir en un su­pli­cio la re­co­gi­da de los ca­bles de­trás de los pal­cos de las or­ques­tas. Ade­más, bas­ta con que em­pie­ce uno pa­ra que otros de­trás re­la­ti­vi­cen lo inapro­pia­do de su con­duc­ta.

¿Qué efec­tos tie­ne?

Un dé­fi­cit de hi­gie­ne y sa­lu­bri­dad evi­den­te, pe­ro tam­bién con­se­cuen­cias am­bien­ta­les por­que los plás­ti­cos, por ejem­plo, son muy di­fí­ci­les de eli­mi­nar del me­dio.

ALVELA

Así es­ta­ba el cam­po del Asal­to ao Cas­te­lo de Vi­mian­zo an­tes de que pa­sa­sen los ba­rren­de­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.