«Vin­te pe­sos e un­ha bo­te­lla de anís»

La for­ma­ción mu­si­cal ani­mó fies­tas en «ca­sas de ri­cos», en la del sas­tre de Anos o en el cine de Baio

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - BERGANTIÑOS-SONEIRA-FISTERRA - CRIS­TI­NA VIU

An­tes de que Ro­ber­to Veloso par­tie­ra ha­cia Ar­gen­ti­na y par­ti­ci­pa­ra en 1953 en la crea­ción das Mo­ce­da­des Galeguistas de Bue­nos Ai­res, de las que fue pre­si­den­te, pro­mo­vió en su Baio na­tal el co­ro A Fia­da de Baio, al que se su­ma­ron en­tu­sias­ma­dos mu­chos jó­ve­nes, y al­gu­nos ma­du­ros, de la lo­ca­li­dad. En­tre ellos es­ta­ba Isau­ra Gó­mez, pri­ma de Ro­ber­to y de bue­na par­te de los com­po­nen­tes de la primera for­ma­ción de mú­si­ca tra­di­cio­nal que hu­bo en la lo­ca­li­dad. De aquel nu­tri­do co­lec­ti­vo no sa­lió nin­gún ma­tri­mo­nio, qui­zá por el pa­ren­tes­co, pe­ro sir­vió para que se res­ca­ta­sen can­ta­res tra­di­cio­na­les que Isau­ra Gó­mez aún guar­da en su pro­di­gio­sa me­mo­ria.

Re­cuer­da que can­ta­ban en ca­sas de per­so­nas im­por­tan­ted, como «do­na Con­sue­lo La­bar­ta Pose» y que como pa­go por la ani­ma­ción les da­ban «vin­te pe­sos e un­ha bo­te­lla de anís», que re­par­tían en­tre todos. El di­ne­ro ser­vía a Isau­ra, y a va­rias de sus ami­gas, para com­prar ro­pa o za­pa­tos, por que en su ca­sa nun­ca hu­bo ne­ce­si­dad, pe­ro a otros les va­lía para re­don­dear sus pe­que­ños suel­dos.

Ac­tua­ban en ce­le­bra­cio­nes. «Na ca­sa do xas­tre de anos eran moi festeiros, bai­la­ba­mos no gal­pón e can­ta­ba­mos ao re­dor dun­ha me­sa. Ha­bía de co­mer por todo», re­cuer­da Isau­ra. Tam­bién cantaron en el cine de Baio, con gran éxi­to.

La su­ya fue una tra­yec­to­ria cor­ta, de ape­nas dos o tres años, pe­ro in­ten­sa, por­que Isau­ra y su her­ma­na Car­men solo es­tu­vie­ron en la for­ma­ción de fe­bre­ro a abril de 1946, cuan­do la muerte de su ma­dre tras­to­có la vi­da fa­mi­liar y co­men­za­ron para los Gó­mez Fuen­tes cua­tro años de lu­to.

Isau­ra, de 88 años, ha si­do una lec­to­ra em­pe­der­ni­da has­ta ha­ce bien po­co, cuan­do un gra­ve ac­ci­den­te do­més­ti­co le res­tó vis­ta. Del tiem­po en que can­ta­ba en el co­ro re­cuer­da tam­bién su pa­sión por las «his­to­rias da fei­ra, que traían a Baio». Fo­lle­ti­nes por los que pa­ga­ban un real y en los que se con­ta­ban crí­me­nes. Asi­mis­mo es­cri­bió cien­tos de car­tas a sus pri­mos emi­gra­dos, in­for­mán­do­les de lo que pa­sa­ba en Baio.

ANA GAR­CÍA

Isau­ra Gó­mez, de 88 años, ayer en su ca­sa de Baio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.