Che­queo

Na­ri­ga, Cor­me, La­xe, Cor­cu­bión o Fis­te­rra tie­nen mues­tras más que vi­si­bles de la la­bor de los desapren­si­vos y la pa­si­vi­dad pú­bli­ca

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - PORTADA - J. V. LA­DO

Los fa­ros, ade­más de es­tar ce­rra­dos, evi­den­cian los da­ños del van­da­lis­mo en sus en­tor­nos

El de­ba­te so­bre qué ha­cer con los fa­ros, par­te fun­da­men­tal de la iden­ti­dad de la Cos­ta da Mor­te en si­tua­ción de to­tal aban­dono, se en­cuen­tra abier­to. La cons­ta­ta­ción pú­bli­ca del cie­rre de Vi­lán, que ha­bía pa­sa­do des­aper­ci­bi­da pa­ra mu­chos, ha he­cho sal­tar las alar­mas, por­que ya no que­da nin­guno abier­to, y los teléfonos de al­cal­des, re­pre­sen­tan­tes de co­lec­ti­vos y per­so­nas aso­cia­das a la em­pre­sa y el tu­ris­mo em­pe­za­ron a so­nar. Se ex­tien­de la idea de que hay que ha­cer al­go y for­zar a Ad­mi­nis­tra­cio­nes de ám­bi­to su­pe­rior co­mo la Depu­tación, la Xun­ta y, so­bre to­do la Au­to­ri­dad Por­tua­ria, a mo­ver fi­cha.

Aho­ra bien, no es­tá tan cla­ro que la so­cie­dad de la co­mar­ca, o al me­nos una par­te muy pe­que­ña, pe­ro es­pe­cial­men­te vi­si­ble e im­per­ti­nen­te, es­té en ese mis­mo ca­mino. Lo de­jan cla­ro las mues­tras de van­da­lis­mo que se pue­den ob­ser­var es­tos días —al­gu­nas más re­cien­tes y otras que tie­nen ya tiem­po— en me­dia do­ce­na de es­tos em­ble­má­ti­cos lu­ga­res.

Des­de el li­to­ral de Ber­gan­ti­ños has­ta el úl­ti­mo ex­tre­mo de la co­mar­ca de Fis­te­rra se ven ejem­plos de desapren­sión ab­so­lu­ta ha­cia un pa­tri­mo­nio que ha mar- ca­do la vi­da de ge­ne­ra­cio­nes, que se ma­te­ria­li­za en pin­ta­das, des­tro­zos, car­te­les arran­ca­dos, de­pó­si­to de ba­su­ras... y un sin­fín de tro­pe­lías que, des­de lue­go, no in­di­can pre­ci­sa­men­te amor y res­pec­to por los bie­nes.

Eso sí, tam­po­co to­do es acha­ca­ble a los ván­da­los, por­que las Ad­mi­nis­tra­cio­nes tam­po­co se des­ta­can por su ca­rác­ter cui­da­do­so res­pec­to de es­tos es­pa­cios. Por ejem­plo, el bácu­lo de se­ñal he­rrum­bro­so que pre­si­de el ac­ce­so al faro de Na­ri­ga no lle­va allí cua­tro días y, fue­se cuál fue­se el mo­ti­vo por el que el dis­co des­apa­re­ció, da la im­pre­sión de que va sien­do ho­ra de sus­ti­tuir­lo o, al me­nos, de re­ti­rar el pos­te me­tá­li­co.

Ocu­rre lo mis­mo con los an­ti­guos car­te­les so­bre es­truc­tu­ras de ma­de­ra que da­ban cuen­ta de la ri­que­za na­tu­ral en Cor­me o La­xe y a ello se su­man la mul­ti­tud de pin­ta­das, al­gu­nas ya ta­pa­das y otras no en el faro C o en el de Fis­te­rra.

Xan Gar­cía pi­de sen­tar a Fei­joo

El con­ce­jal de CG de Fis­te­rra, Xan Gar­cía Pou­so, con­si­de­ra que en la lo­ca­li­dad no pue­den «es­tar cru­za­dos de bra­zos e que che­gue o ve­rán, por ca­pri­chos, ma­len­ten­di­dos, in­tere­ses par­ti­da­rios, in­ca­pa­ci­da­de, po­lo que se­xa, e que o faro si­ga pe­cha­do». A su jui­cio es im­pe­ran­te sen­tar en la me­sa al pre­si­den­te de la Xun­ta, Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo, al de la Au­to­ri­dad Por­tua­ria de A Co­ru­ña, a la Depu­tación, que le «cons­ta que es­tá dis­pos­ta a por di­ñei­ro en­ri­ba da me­sa» y el Con­ce­llo, que «de­be pre­sen­tar un plan de xes­tión aín­da que se­xa mí­ni­mo», y po­ner­se a tra­ba­jar to­dos en se­rio con una vi­sión co­mar­cal.

ANA GAR­CÍA

Pin­ta­das en el faro de La­xe, al­gu­nas ya per­sis­ten­tes.

ANA GAR­CÍA

Cor­me aña­de otra cruz, la del aban­dono.

J. PARRI

El faro de Ca­bo C y la Si­re­na de Fis­te­rra su­fren las pin­ta­das.

ANA GAR­CÍA

Los pos­tes de La­xe y Na­ri­ga ya so­lo sos­tie­nen de­sidia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.