El cir­co

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - BERGANTIÑOS-SONEIRA-FISTERRA - Ma­rio Be­ra­men­di

Hay cos­tum­bres que aún so­bre­vi­ven y creí­mos muer­tas. Tra­di­cio­nes que res­pi­ran en­tre­cor­ta­da­men­te, pe­ro que to­da­vía es­tán ahí, en los es­ter­to­res, co­mo un pez que agi­ta la co­la en la cu­bier­ta del bar­co. Por eso a ve­ces to­da­vía ve­mos un afi­la­dor de cu­chi­llos, un tu­ris­ta a ca­ba­llo o unos se­ño­res con un or­ga­ni­llo y una ca­bra. En las vi­vien­das tam­bién hay pa­ra­bó­li­cas, vie­jas an­te­nas ob­so­le­tas, que son co­mo la Mi­rin­da de los te­ja­dos. En las ex­pla­na­das de pue­blos y ciu­da­des, de vez en cuan­do, se mon­ta la car­pa de un cir­co. En San­tia­go, por ejem­plo, aca­ban de po­ner una. Ahí es­tá, ma­jes­tuo­sa, con su tra­je de ra­yas. Hay al­go fas­ci­nan­te en ese mun­do nó­ma­da: la ciu­dad iti­ne­ran­te, el des­arrai­go, la ha­bi­li­dad trans­mi­ti­da en­tre ge­ne­ra­cio­nes. Ya no que­dan cir­cos co­mo los de an­tes, con ele­fan­tes, ti­gres y leo­nes, y con pa­ya­sos, vie­jos pa­ya­sos pa­to­sos con la ca­ra pin­ta­da y di­fi­cul­tad en el len­gua­je. Pen­sé que el cir­co que vi­si­ta­ba San­tia­go se­ría al­go así. Y me equi­vo­qué. Me con­fun­dí, cla­ro, por­que mi­ré a esa car­pa con ojos de ni­ño cuan­do ya pa­so de los cua­ren­ta. Tal vez ha­ya al­gún afi­la­dor, pe­ro no vie­jos cir­cos co­mo aque­llos. Aho­ra lle­gan mo­der­nos es­pec­tácu­los de luz y so­ni­do, ilu­sio­nis­mo y ma­gia, y equi­li­bris­tas y ma­la­ba­ris­tas, to­do pro­fe­sio­na­li­za­do. Han prohi­bi­do los cir­cos con ani­ma­les sal­va­jes, y es ló­gi­co. Así de­be ser. An­tes tam­bién se fu­ma­ba en los tre­nes y se via­ja­ba sin cin­tu­rón y sin ai­re acon­di­cio­na­do, amon­to­na­dos atrás, en tra­yec­tos in­ter­mi­na­bles. Aho­ra se­ría im­pen­sa­ble. To­do ha ido cam­bian­do. Por ejem­plo, con los ni­ños, los ani­ma­les ya no se ven en el cir­co, sino en los cam­pos de fút­bol ca­da fin de se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.