El mi­to y la tra­ge­dia

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Bergantiños-Soneira-fisterra -

Tris­te his­to­ria la de los ca­dá­ve­res por­tu­gue­ses en­con­tra­dos en las cos­tas ga­lle­gas. Su­pon­go que por lo que tie­nen de dra­má­ti­co, no es fá­cil sus­traer­se al mag­ne­tis­mo del in­só­li­to su­ce­so; lo cual, a su vez, ex­pli­ca­ría el in­te­rés con que des­de Ga­li­cia se ha se­gui­do la tra­ge­dia. Esa atrac­ción por el fe­nó­meno —al mar­gen del ló­gi­co sen­ti­mien­to de so­li­da­ri­dad— pue­de obe­de­cer tam­bién a fac­to­res muy arrai­ga­dos en nues­tra cul­tu­ra y tra­di­ción, re­la­cio­na­dos con el mar. No hay que ol­vi­dar que la cul­tu­ra ga­lle­ga es atlán­ti­ca, vin­cu­la­da a cos­tum­bres y pro­di­gios ma­rí­ti­mos. Por el mar, por ejem­plo, vino el Após­tol Santiago (...). Por el mar lle­gó tam­bién la Vir­xe da Bar­ca, has­ta los di­fí­ci­les acan­ti­la­dos de Mu­xía, di­cen que pa­ra con­so­lar al Após­tol, en su so­le­dad de pre­di­ca­dor. Ca­bal­gan­do las olas vi­nie­ron las imá­ge­nes de ma­de­ra de mu­chos san­tos, que se fue­ron re­par­tien­do por las cos­tas de los paí­ses atlán­ti­cos, co­mo Por­tu­gal, Ga­li­cia, Bre­ta­ña... El mar fue ca­paz de traer­nos has­ta Cris­tos (...). Y qui­zá to­do es­te com­pen­dio mi­to­ló­gi­co no sea más que una va­rian­te cir­cuns­tan­cial del mi­to de la bar­ca en que lle­gó a Ga­li­cia una raza de ser­pien­tes —los cel­tas— que ex­pul­sa­ron a los mo­ra­do­res an­te­rio­res. Co­mo ve­mos, el mar ga­lle­go si­gue em­pe­ña­do en acre­cen­tar el mi­to, pe­ro aho­ra a ba­se de do­lor y llan­to. El Atlán­ti­co, sa­be­dor de que has­ta Fis­te­rra pe­re­gri­na­ban ya los cel­tas, rein­ven­ta una ru­ta fría y os­cu­ra, sin du­da ma­ca­bra, pe­ro al fin y al ca­bo ca­ri­ta­ti­va y hu­ma­na, pues gra­cias a su que­ren­cia por lo mí­ti­co, unas fa­mi­lias pue­den en­te­rrar a sus muer­tos. A Cos­ta da Mor­te y el Atlán­ti­co si­guen ins­ta­la­dos en la le­yen­da, her­ma­na­dos en nie­blas y so­bre­sal­tos (...).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.