Pai­sa­je y mo­nu­men­tos pa­ra ver

El in­te­rior de la pro­vin­cia des­ta­ca por su na­tu­ra­le­za y su pa­tri­mo­nio

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Montaña E Interior - SU­SO VA­RE­LA

La pro­vin­cia de Lu­go tie­ne su­fi­cien­tes atrac­ti­vos co­mo pa­ra me­re­cer al­go más que una vi­si­ta. En po­cos lu­ga­res de la pe­nín­su­la pue­den con­fluir pai­sa­je, mo­nu­men­tos y gas­tro­no­mía co­mo en el ca­so de Lu­go. Tres de­cla­ra­cio­nes de re­ser­vas de la bios­fe­ra pa­ra es­pa­cios con tan­to en­can­to y pa­sa­do co­mo Te­rras do Mi­ño, Os An­ca­res y Te­rras do Bu­rón de­mues­tran el va­lor na­tu­ral y pa­tri­mo­nial del in­te­rior de la pro­vin­cia.

Muy cer­ca de Lu­go, pa­ra los aman­tes del sen­de­ris­mo sin mu­cha di­fi­cul­tad, se pue­den ha­cer ru­tas jun­to al Mi­ño en los mu­ni­ci­pios de Outeiro de Rei y Rá­ba­de, con las fa­mo­sas ín­suas. Una de ellas, la de Sei­va­ne, a la que se ac­ce­de por una pa­sa­re­la so­bre el río, su­po­ne un via­je a un lu­gar de cuen­to de ha­das.

En otro ex­tre­mo de la pro­vin­cia, en un lu­gar lleno de en­can­to y muy po­co co­no­ci­do en Ga­li­cia, se pue­de ad­mi­rar una de las fer­ven­zas más es­pec­ta­cu­la­res de Ga­li­cia (es la se­gun­da más al­ta). Ha­bla­mos de A Sei­mei­ra de Vi­la­go­cen­de, en A Fon­sa­gra­da. Ac­ce­der a es­te lu­gar re­cón­di­to no es fá­cil. Una ruta an­dan­do de una me­dia ho­ra de ida y otra de vuel­ta en pen­dien­te tie­ne co­mo premio un es­pec­tácu­lo que mues­tra el po­der de la na­tu­ra­le­za que tie­ne la mon­ta­ña lu­cen­se.

Otro ejem­plo se pue­de com­pro­bar en los mu­ni­ci­pios de la ve­ci­na co­mar­ca de Os An­ca­res,. Una ruta de sen­de­ris­mo que par­te de San Ro­mán de Cer­van­tes y con­du­ce has­ta el tam­bién po­co co­no­ci­do cas­tro de San­ta

Ma­ría de­mues­tra que pai­sa­je y pa­tri­mo­nio con­flu­yen en har­mo­nía en la pro­vin­cia. En el mis­mo Cer­van­tes se pue­de ad­mi­rar el cas­ti­llo de Doi­ras, una for­ta­le­za me­die­val que a pe­sar de su mal es­ta­do de con­ser­va­ción, es jun­to con las pa­llo­zas de Pior­ne­do el em­ble­ma mo­nu­men­tal de la co­mar­ca. Los con­ce­llos de la mon­ta­ña lu­cen­se es­tán re­ple­tos de má­moas, pe­tro­gli­fos, ru­tas de sen­de­ris­mo o puen­te me­die­va­les, co­mo el de Na­via de Suar­na, don­de el Vier­nes San­to se ce­le­bra la Fes­ta da Troi­ta.

Ese mis­mo día, en la ve­ci­na Pe­dra­fi­ta, ten­drá lu­gar la Fes­ta do Quei­xo do Ce­brei­ro, una opor­tu­ni­dad pa­ra lue­go acer­car­se al po­bla­do pre­rro­mano o ba­jar lue­go al mo­nas­te­rio de Sa­mos.

Si des­de es­ta úl­ti­ma vi­lla con­ti­nua­mos la ruta del Ca­mi­ño Fran­cés, atra­ve­san­do Sa­rria, lle­ga­mos a dos lu­ga­res don­de tam­bién pa­tri­mo­nio y na­tu­ra­le­za con­flu­yen. Uno es Por­to­ma­rín, con su an­ti­gua igle­sia subida pie­dra a pie­dra des­de el vie­jo pue­blo, hoy anega­do por el em­bal­se de Be­le­sar. Los días 15 y 16 se ce­le­bra en la vi­lla la Fes­ta da Au­gar­den­te. Y el otro pun­to del Ca­mino de San­tia­go es Pa­las de Rei y su im­po­nen­te y ya vi­si­ta­ble cas­ti­llo de Pam­bre, un mo­nu­men­to que re­su­me la his­to­ria de Ga­li­cia. El ho­ra­rio de vi­si­ta es de 11.00 a 14.00 ho­ras y de 16.00 a 20.00. La en­tra­da cuesta tres eu­ros. A es­ca­sos me­tros, y tras una pe­que­ña ca­mi­na­ta, se ha­lla otro lu­gar de en­sue­ño, las to­rren­tes do Má­ca­ra, en el río Ulla.

Tres re­ser­vas de la bios­fe­ra de­mues­tran el va­lor de los mu­ni­ci­pios lu­cen­ses

Cas­tros, cas­ti­llos, puen­tes me­die­va­les y fies­tas pa­ra vi­vir es­ta Se­ma­na San­ta

FO­TO ÓS­CAR CE­LA

El cas­ti­llo de Pam­bre ya es vi­si­ta­ble des­de el pa­sa­do oto­ño

FO­TO SU­SO VA­RE­LA

Fer­ven­za de Sei­mei­ra, en A Fon­sa­gra­da

FO­TO AL­BER­TO LÓ­PEZ

Ima­gen del cas­tro de San­ta Ma­ría, en Cer­van­tes

FO­TO AL­BER­TO LÓ­PEZ

Las ín­suas del Mi­ño, en­tre Lu­go y Rá­ba­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.