Una co­mar­ca re­fe­ren­te en ali­men­ta­ción

Los nue­vos ca­na­les de co­mer­cia­li­za­ción acer­can los pro­duc­tos más ge­nui­nos a to­dos los pun­tos de Es­pa­ña

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Portada - J. V. LA­DO

La in­dus­tria ali­men­ta­ria de la Cos­ta da Mor­te, a ca­ba­llo de un pu­ña­do de gran­des fir­mas, y con el respaldo de­trás de mi­les de productores y cen­te­na­res de au­tó­no­mos tie­ne ca­pa­ci­dad ya pa­ra cu­brir to­dos los ci­clos de nu­me­ro­sos pro­duc­tos, des­de que son cul­ti­va­dos, ex­traí­dos o cria­dos en ex­plo­ta­cio­nes pri­ma­rias has­ta que lle­gan a las me­sas de mi­llo­nes de fa­mi­lias de to­do el mun­do, in­clu­so ya co­mo pla­tos pre­pa­ra­dos.

El mar, sin du­da, tie­ne un pa­pel de­ter­mi­nan­te, pe­ro no úni­ca­men­te por el in­men­so vo­lu­men, la variedad y la ca­li­dad de la ofer­ta de Cal­vo y Cer­dei­mar, sino que hay otras fir­mas más pe­que­ñas que se han la­bra­do un hue­co im­por­tan­te en los mer­ca­dos glo­ba­li­za­dos. El sec­tor de los con­ge­la­dos, y el pul­po en par­ti­cu­lar, con va­rios re­pre­sen­tan­tes, so­bre to­do en la zo­na de Ca­ma­ri­ñas, es un ejem­plo de es­ta ten­den­cia que si­gue al al­za.

Lo que cre­ce, y de ma­ne­ra ex­po­nen­cial aun­que esté to­da­vía en una fa­se po­co más que em­brio­na­ria, es la ven­ta de pro­duc­tos del mar fres­cos a tra­vés de In­ter­net. Con el im­pul­so de al­gu­nas co­fra­días y tam­bién el em­pe­ño de em­pre­sa­rios par­ti­cu­la­res, el pes­ca­do de la Cos­ta da Mor­te lle­ga aho­ra en cues­tión de ho­ras al clien­te de ma­ne­ra prác­ti­ca­men­te cual­quier rin­cón de la geo­gra­fía pe­nin­su­lar e in­clu­so a las is­las ba­lea­res.

Sin sa­lir del am­bien­te ma­rino, las al­gas merecen un ca­pí­tu­lo es­pe­cial, y no úni­ca­men­te por lo que hace des­de Cer­ce­da Por­to Muí­ños, que se ha con­ver­ti­do en una com­pa­ñía de re­fe­ren­cia del sec­tor, sino que las al­gas que se re­co­gen y se­can, por ejem­plo en Ca­me­lle, son em­plea­das en cen­te­na­res de apli­ca­cio­nes ali­men­ta­rias, des­de ge­la­ti­nas, a es­pe­san­tes, pa­san­do por dul­ces in­fan­ti­les.

El cam­po, aun­que tra­di­cio­nal­men­te la in­dus­tria de trans­for­ma­ción se que­da­ba en lo lo­cal, tam­bién ha da­do un sal­to muy im­por­tan­te en los úl­ti­mos años, so­bre a tra­vés de los cor­tes de car­ne de ca­li­dad y sus de­ri­va­dos. Así em­pre­sas que se de­di­can a la ter­ne­ra, el cer­do, el po­llo o in­clu­so el co­ne­jo y otras es­pe­cies me­nos ma­yo­ri­ta­rias do­mi­nan im­por­tan­tes re­des de dis­tri­bu­ción por to­da la pro­vin­cia, en otros si­tios de Ga­li­cia y fue­ra de ella. Un ca­mino que, so­lo de ma­ne­ra in­ci­pien­te (a ex­cep­ción de la Pa­ta­ca de Co­ris­tan­co) tie­nen to­da­vía por em­pren­der en el sec­tor de las hor­ta­li­zas.

FOTO ANA GAR­CÍA

Ro­sa­ma­ri Ca­ra­bel, pes­ca­de­ra de la pla­za de Carballo, sos­tie­ne una cen­to­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.