COS­TA DA MOR­TE

HAY MU­CHAS OP­CIO­NES DE TU­RIS­MO EN LA CO­MAR­CA. PA­RA TO­DO TI­PO DE VI­SI­TAN­TES, EDA­DES Y PRE­FE­REN­CIAS. EL PAI­SA­JE MAN­DA, PE­RO LAS AL­TER­NA­TI­VAS DEL OCIO SON BAS­TAN­TES MÁS

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - PORTADA - S. G. RIAL CAR­BA­LLO

Con­ta­ba ha­ce po­co el ci­neas­ta Ig­na­cio Vi­lar, di­rec­tor de la pe­lí­cu­la Si­ci­xia, de­di­ca­da a la Cos­ta da Mor­te, que con su tra­ba­jo tra­ta­ba de dar va­lor a lo pro­pio, emo­cio­nar, y ha­cer es­cu­char y sen­tir los la­ti­dos de es­te gran pe­da­zo atlán­ti­co del oc­ci­den­te co­ru­ñés. Muy pro­ba­ble­men­te lo lo­gró, a la vis­ta de los pre­mios in­ter­na­cio­na­les y éxi­to de ta­qui­lla que ha lo­gra­do. Me­ses an­tes, el tam­bién ci­neas­ta Lois Pa­ti­ño ex­pli­ca­ba por qué su do­cu­men­tal Cos­ta da Mor­te, tam­bién muy pre­mia­do, ha­bía lle­ga­do a más de me­dio cen­te­nar de paí­ses: «Por el de­co­ra­do, la be­lle­za, y el mis­te­rio del pai­sa­je de la Cos­ta da Mor­te, que cau­ti­va des­de el pri­mer mo­men­to. Y el fac­tor hu­mano, los diá­lo­gos cer­ca­nos de los per­so­na­jes so­bre mi­tos, le­yen­das, ofi­cios». Son dos miradas re­cien­tes so­bre una co­mar­ca úni­ca, coincidentes so­bre su sin­gu­la­ri­dad, que atra­pa a los es­pec­ta­do­res, pe­ro mu­cho más a los vi­si­tan­tes. Es com­ple­jo re­su­mir­la y de­fi­nir­la, por lo he­te­ro­gé­neo de lo que ofre­ce. Po­si­ble­men­te en nin­gu­na otra zo­na de Es­pa­ña se ha­lle tan­ta di­ver­si­dad, con­cen­tra­da en po­co más de 1.500 ki­ló­me­tros cua­dra­dos (más o me­nos co­mo la is­la de Fuer­te­ven­tu­ra, con pla­yas tam­bién ki­lo­mé­tri­cas y de are­na blanca) y 16 mu­ni­ci­pios de las co­mar­cas de Ber­gan­ti­ños, So­nei­ra y Fis­te­rra, ade­más de Cer­ce­da. La lis­ta es lar­ga, den­sa. Una zo­na con fes­ti­va­les, ro­me­rías cen­te­na­rias y ac­tua­cio­nes re­par­ti­das por to­da la co­mar­ca. Con are­na­les: ca­si 40 ki­ló­me­tros uno al la­do del otro, con diez ban­de­ras azu­les, ade­más de otras dos en sen­de­ros y un par más en los puer­tos de­por­ti­vos de Ca­ma­ri­ñas y Mu­xía. Pa­tri­mo­nio, des­de el ro­má­ni­co de las igle­sias y ca­pi­llas (con­cen­tra­do es­pe­cial­men­te en So­nei­ra y Fis­te­rra) has­ta la ar­qui­tec­tu­ra van­guar­dis­ta de, por ejem­plo, el co­lo­ris­ta ce­men­te­rio de Dum­bría. Tam­bién las ne­cró­po­lis me­re­cen in­cur­sio­nes, des­de Fis­te­rra has­ta Ca­ma­ri­ñas. Pa­tri­mo­nio es la red de me­ga­li­tis­mo que en­ca­be­za, sin nin­gu­na du­da, el dol­men de Dom­ba­te, pun­to de arran­que de una se­rie de iti­ne­ra­rios que se aden­tran es­pe­cial­men­te en las tie­rras de so­nei­ra­nas. Pa­tri­mo­nio es Mo­rai­me, en Mu­xía, rec­to­ral e igle­sia, y los tem­plos de Mu­xía y de Fis­te­rra. Y el cas­ti­llo de Vi­mian­zo o las To­rres do Allo, am­bos vi­si­ta­bles, re­co­men­da­bles y ver­da­de­ras jo­yas de la Cos­ta da Mor­te, lo mis­mo que al­gu­nos pa­zos que, al me­nos, me­re­cen ser con­tem­pla­dos des­de el ex­te­rior, des­de el de Vi­lar de Fran­cos al de Ro­me­lle, de Da­nei­ro al de As Edrei­ras. Tam­bién es ri­que­za his­tó­ri­ca el cen­te­na­rio car­ba­llo de Vi­lar de Fran­cos, y otros co­mo el de Ce­rei­xo, al la­do de las To­rres. La ri­que­za geo­ló­gi­ca, al­gu­na bien co­no­ci­da, otra con mu­cho re­co­rri­do aún pa­ra ex­plo­rar, no es me­nor. Des­de la Pai­sa­xe Pro­te­xi­da de los Pe­ne­dos de Pa­sa­re­la e Tra­ba, has­ta el li­to­ral nor­te de Mal­pi­ca o el de Car­ba­llo, sin des­cui­dar el ve­cino Mon­te Pin­do (hay ru­tas des­de O Éza­ro). Las la­gu­nas de Bal­daio y Tra­ba (pa­raí­sos or­ni­to­ló­gi­cos), la Ra­pa das Bes­tas de Vi­mian­zo. La cas­ca­da de O Éza­ro, sin du­da, uno de los pun­tos cen­tra­les del des­tino de los via­je­ros en la Cos­ta da Mor­te. El par­que acuá­ti­co de Cer­ce­da, pri­me­ro y úni­co de Ga­li­cia, que con­ti­núa ba­tien­do ré­cords. Cer­ca es­tá el la­go de As En­cro­bas, aún no ac­ce­si­ble al pú­bli­co. Cuan­do lo es­té, Cer­ce­da mul­ti­pli­ca­rá sus atrac­ti­vos, en los que el jar­dín bo­tá­ni­co ya ocu­pa un lu­gar des­ta­ca­do. Los puer­tos de­por­ti­vos de Ca­ma­ri­ñas y Mu­xía, la gas­tro­no­mía, los fes­ti­va­les, las pro­gra­ma­cio­nes de ve­rano de los con­ce­llos... La lis­ta de qué ver y ha­cer es lar­ga y ex­qui­si­ta.

FO­TO ANA GAR­CÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.