La Fei­ra de Paio­sa­co su­pera to­das las ex­pec­ta­ti­vas

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Agro - TO­NI LONGUEIRA CAR­BA­LLO

Ni el ca­lor del verano ni el frío del in­vierno. Ni las llu­vias del oto­ño ni los pri­me­ros ra­yos de sol de la pri­ma­ve­ra. Ni la cer­ca­nía de los cen­tros co­mer­cia­les de A Co­ru­ña co­mo el Ma­ri­ne­da City, ni la caí­da del con­su­mo de pro­duc­tos de primera ne­ce­si­dad. Ni si­quie­ra las eter­nas co­las de los pri­me­ros y ter­ce­ros do­min­gos de ca­da mes en la AC-552. La Fei­ra de Paio­sa­co sigue a lo su­yo, con­so­li­dán­do­se año tras año co­mo un re­fe­ren­te en la Cos­ta da Mor­te. Los da­tos ofi­cia­les, pe­ro so­bre to­do, los cua­tro es­ta­cio­na­mien­tos ha­bi­li­ta­dos (dos pú­bli­cos y dos pri­va­dos) has­ta los to­pes de vehícu­los, lo co­rro­bo­ran ca­da quin­ce días.

Son ya me­dio mi­llar los pues­tos con­tra­ta­dos en el Campo da Fei­ra, a los que hay que aña­dir otros ven­de­do­res que, de for­ma más o me­nos es­po­rá­di­ca, acu­den al re­cin­to a ven­der sus ar­tícu­los. Es­ta ini­cia­ti­va do­mi­ni­cal es el gran es­ca­pa­ra­te de la pa­rro­quia de Les­tón, jun­to con el club de fútbol. Más aún des­de que la Xun­ta de Ga­li­cia de­cla­ró Fes­ta de In­tere­se Tu­rís­ti­co la Fei­ra das Ce­rei­xas.

Has­ta Paio­sa­co acu­den clien­tes, ve­ci­nos y cu­rio­sos de to­das las eda­des. Fa­mi­lias en­te­ras que apro­ve­chan la jor­na­da pa­ra ha­cer la com­pra, to­mar al­go o co­mer en familia y los ami­gos. El me­dio de trans­por­te em­plea­do es de lo más va­ria­do. Los que no van en co­che, lo ha­cen en au­to­bús (son nu­me­ro­sos los apar­ca­dos en las in­me­dia­cio­nes del re­cin­to) o en ta­xi. Vehícu­los es­ta­cio­na­dos en los már­ge­nes de la AC-552 con los ma­le­te­ros abier­tos pa­ra car­gar pro­vi­sio­nes pa­ra to­da la se­ma­na.

Has­ta Paio­sa­co acu­den cen­te­na­res de adep­tos ca­da pri­me­ro y ter­ce­ro do­min­go de mes. Es una fi­de­li­dad ab­so­lu­ta por los pro­duc­tos de la huer­ta ber­gan­ti­ña­na, ade­más de las re­la­cio­nes ya con­so­li­da­das, y por su­pues­to el ta­peo. En­fren­te, ven­de­do­res de to­das la eda­des y con­di­cio­nes co­mer­cia­les.

El mer­ca­do se ha con­so­li­da­do pe­se a la en­tra­da en vi­gor en enero del 2015 de la nue­va ley ga­lle­ga que re­gu­la la ven­ta di­rec­ta.

Efec­tos po­si­ti­vos

La fe­ria de Paio­sa­co ge­ne­ra unos efec­tos be­ne­fi­cio­sos en el con­jun­to de la eco­no­mía lo­cal. Fe­rre­te­rías, res­tau­ran­tes, ca­fe­te­rías... Has­ta el Con­ce­llo. El Ayun­ta­mien­to la­ra­chés in­gre­sa al año unos 15.000 eu­ros en con­cep­to de ca­non, se­gún los da­tos fa­ci­li­ta­dos en su día por el eje­cu­ti­vo lo­cal.

Coor­di­nar una ini­cia­ti­va de es­te ca­li­bre im­pli­ca dis­po­ner de una gran lo­gís­ti­ca. Así, ade­más de ha­bi­li­tar­se 2.000 pla­zas de apar­ca­mien­to, el Con­ce­llo aco­me­tió en los úl­ti­mos años una se­rie de me­jo­ras, co­mo la ins­ta­la­ción de ba­ños pú­bli­cos, me­jo­ras en el mo­bi­lia­rio ur­bano, cam­bio del alum­bra­do pú­bli­co, y obras de as­fal­to en el fir­me y en los ac­ce­sos.

FO­TO ANA GAR­CÍA

La Fei­ra de Paio­sa­co es un ver­da­de­ro fo­co de atracción co­mer­cial.

FO­TO ANA GAR­CÍA

La pa­sa­da edición de la Fei­ra da Hor­ti­cul­tu­ra de­jó muy bue­nas sen­sa­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.