ES­TA­MOS LOCOS

PRÓLOGO A LA TEM­PO­RA­DA 2017-2018

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Primera División - IVÁN ANTELO

Por fin se aca­ba es­ta pre­tem­po­ra­da de locos y el fo­co se cen­tra, o de­be­ría cen­trar­se, en lo ver­da­de­ra­men­te im­por­tan­te. Co­mien­za LaLi­ga y lo ha­ce de­jan­do atrás cu­le­bro­nes in­ter­mi­na­bles con idas y ve­ni­das de ju­ga­do­res, al­gu­nos de los cua­les han que­da­do en­vuel­tos en can­ti­da­des obs­ce­nas de di­ne­ro. Ha si­do un ve­rano ago­ta­dor. Que si Griez­mann se que­da en el Atlé­ti­co des­pués de de­jar­se que­rer con sus gui­ños con­ti­nuos al Man­ches­ter Uni­ted; que si los col­cho­ne­ros pa­gan la cláu­su­la de Vi­to­lo un día des­pués de que el Se­vi­lla anun­cia­se un acuer­do pa­ra su re­no­va­ción: que si Ney­mar se mar­cha al PSG pa­gan­do 222 mi­llo­nes de eu­ros, sí, 37.000 mi­llo­nes de las an­ti­guas pe­se­tas, de­jan­do en evi­den­cia a su com­pa­ñe­ro Pi­qué y su le­gen­da­rio tuit del «se que­da»; que si Mbap­pé por aquí y por allá... Can­sa so­lo el re­cor­dar­lo. Pe­ro por si el mer­ca­do per­sa del fút­bol no fue­se ya su­fi­cien­te de­li­rio, re­sul­ta que han he­cho en pleno mes de ju­lio una es­pe­cia de Cham­pions, con va­rios de los me­jo­res equi­pos de Eu­ro­pa. El di­ne­ro hi­zo po­si­ble que na­die rehu­sa­ra a se­me­jan­te pas­tel, con tres se­des exó­ti­cas: Es­ta­dos Uni­dos (8 equi­pos), Chi­na (6) y Sin­ga­pur (3). Par­ti­dos en mer­ca­dos emer­gen­tes, con mu­cho pú­bli­co en las gra­das, que sir­vie­ron pa­ra ma­tar el gu­sa­ni­llo pe­ro en los que el fút­bol bri­lló por su au­sen­cia. Nor­mal. ¡Era ju­lio! Y así es co­mo se pu­do ver el pri­mer Clá­si­co del año, el pri­mer Ba­rça-Ma­drid en el que se ha­bló más del co­ti­lleo que del ba­lón. Un ve­rano en el que Cris­tiano tam­bién aca­pa­ró su cuo­ta de pro­ta­go­nis­mo. Mien­tras Mes­si le da­ba el «sí quie­ro» a su An­to­ne­lla, con­ta­do con pe­los y se­ña­les co­mo si de Je­su­lín y la Es­te­ban se tra­ta­se, Cris­tiano Ro­nal­do ex­cla­ma­ba a tra­vés de sus alle­ga­dos su in­dig­na­ción por es­tar sien­do so­me­ti­do a una in­ves­ti­ga­ción por Ha­cien­da. «¡Se quie­re ir del Ma­drid!», nos lle­ga­ron a con­tar sus al­ta­vo­ces. Sin em­bar­go, pa­sa­ron los días, se sen­tó en el Juz­ga­do, y no he­mos vuel­to a sa­ber na­da de su fir­me de­ci­sión. No des­car­ten una reac­ción del por­tu­gués, en mo­do ofen­di­do, ale­gan­do in­ven­tos de su pren­sa. Pe­ro no se pien­sen que es­to so­lo ocu­rre en España. En Eu­ro­pa tam­po­co se han abu­rri­do. El Man­ches­ter City de Guar­dio­la se ha gas­ta­do 200 mi­llo­nes de eu­ros en de­fen­sas, Mou­rin­ho se de­ses­pe­ró en el ve­cino Uni­ted vien­do có­mo se le es­ca­pa­ban sus pri­me­ras op­cio­nes y aca­bó pa­gan­do 125 en­tre Lu­ka­ku y Ma­tic; y Ber­lus­co­ni ven­dió el Mi­lán por 740 a un gru­po chino, con se­de en Lu­xem­bur­go, que por su par­te con­si­guió un prés­ta­mo de un fon­do ame­ri­cano (Elliott) pa­ra ha­cer sal­tar la ban­ca. El cua­dro ita­liano ha gas­ta­do más de 200 mi­llo­nes en fi­cha­jes pa­ra vol­ver a la Cham­pions y tie­ne re­ser­va­dos mu­chos más... Co­mo ven, es­ta­mos to­dos locos. Po­cos se sal­van en es­te fes­ti­val de des­pil­fa­rro que pa­re­ce no te­ner lí­mi­tes. Qué tiem­pos aque­llos en los que el Barcelona com­pra­ba ba­lo­nes de oro por 550.000 pe­se­tas (po­co más de tres mil eu­ros). Ha­bla­mos de 1953 y el fa­mo­so tras­pa­so do­ble de Luis Suá­rez y Moll des­de el De­por­ti­vo. Pe­ro, números ma­rean­tes al mar­gen, lo cier­to es que España pue­de se­guir pre­su­mien­do, un año más, de te­ner la me­jor Li­ga. Aun­que Ney­mar se ha­ya ido, Barcelona y Real Ma­drid vol­ve­rán a ser los re­fe­ren­tes eu­ro­peos y ha­brá que es­tar muy aten­tos pa­ra ver has­ta dón­de pue­dan lle­gar nues­tro Dé­por y nues­tro Cel­ta en me­dio de tan­ta sin­ra­zón.

BENOIT TESSIER | REUTERS

Ney­mar pro­ta­go­ni­zó uno de los cu­le­bro­nes del ve­rano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.