La re­si­na de pino, una fuen­te de apro­ve­cha­mien­to fo­res­tal

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - El Bosque -

Las nue­vas téc­ni­cas no da­ñan el tron­co ni de­va­lúan su pre­cio fi­nal

La idea tradicional aso­cia­da a la po­se­sión de te­rreno fo­res­tal sue­le se­guir un mis­mo es­que­ma: plan­tar, lim­piar de vez en cuan­do y, una vez los ejem­pla­res ha­yan al­can­za­do la edad opor­tu­na, ven­der­los al me­jor pos­tor. Pe­ro la reali­dad es que, en ese tiem­po in­ter­me­dio en el que los pro­pie­ta­rios no ob­tie­nen nin­gún ti­po de ren­ta­bi­li­dad, hay al­ter­na­ti­vas fac­ti­bles pa­ra no des­apro­ve­char el te­rreno de mon­te. Una de ellas es la ob­ten­ción de re­si­na de pino, un pro­duc­to que la in­dus­tria sue­le des­ti­nar, una vez des­ti­la­da, a la fa­bri­ca­ción de tin­ta de im­pre­sión y co­las ad­he­si­vas. La em­pre­sa Re­se­ga SL, cu­yo ám­bi­to de ac­ti­vi­dad se cen­tra en la pro­vin­cia de Ou­ren­se, ha im­pul­sa­do una nue­va téc­ni­ca de ex­trac­ción eco­ló­gi­ca, sos­te­ni­ble y mu­cho más res­pe­tuo­sa con el tron­co. Es­ta nue­va for­ma de pro­ce­der —que ade­más no de­va­lúa el pre­cio de los ejem­pla­res a la ho­ra de ven­der­los una vez ta­la­dos— uti­li­za la elec­tro­es­ti­mu­la­ción con ca­bles y la apli­ca­ción del ca­lor con man­tas tér­mi­cas pa­ra fa­vo­re­cer la pro­duc­ción de re­si­na. Pa­ra ex­traer­la ape­nas se prac­ti­ca una pe­que­ña in­ci­sión en el tron­co, por lo que es un mé­to­do mu­cho me­nos agre­si­vo que los tra­di­cio­na­les. El re­sul­ta­do es una re­si­na de gran ca­li­dad y pu­re­za, que re­sul­ta ade­más de gran in­te­rés pa­ra la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca, quí­mi­ca y agroa­li­men­ta­ria. Ha­ce ape­nas un par de me­ses los co­mu­ne­ros de los mon­tes de Vei­ga­mui­ños y Xa­goa­za (O Bar­co de Val­deo­rras) lle­ga­ron a un acuer­do con Re­se­ga pa­ra ex­plo­tar la re­si­na que pro­du­cen los pi­nos que cre­cen en unas 250 hec­tá­reas de te­rreno co­mu­nal. Unir­se a es­te ti­po de ini­cia­ti­vas no es ba­ra­to, pues se re­quie­re de una fuer­te in­ver­sión ini­cial y de una plan­ta­ción mí­ni­ma de 100.000 pi­nos, de los cua­les 70.000 de­ben ser adul­tos y te­ner más de 30 cen­tí­me­tros de diá­me­tro, pe­ro las pri­me­ras es­ti­ma­cio­nes en cuan­to a be­ne­fi­cios ha­blan ya de suel­dos de 20.000 eu­ros al año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.