NU­ME­RO­SOS CARBALLESES LLE­VAN EL PA­TRÓN EN EL DNI

A VE­CES POR EL PA­DRE, OTRAS POR LOS ABUE­LOS, IN­CLU­SO POR NA­CER EL MIS­MO DÍA, O POR CA­SUA­LI­DAD, PE­RO EL HE­CHO DE SER DE CAR­BA­LLO NO FUE EL PRIN­CI­PAL MO­TI­VO A LA HO­RA DEL BAUTIZO.

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial2 - - JUANES - S. G. RIAL TEX­TO

En Car­ba­llo no hay mu­chos más Jua­nes que en otras lo­ca­li­da­des, si se mi­ran los da­tos en pro­por­ción a la po­bla­ción. No ocu­rre co­mo en lu­ga­res don­de de­ter­mi­na­dos san­tos o san­tas, aca­so más sin­gu­la­res co­mo po­dría ser Junquera o Xun­quei­ra, sí tie­nen ese re­fle­jo en los li­bros de fa­mi­lia. Y Car­ba­llo se mue­ve por ci­fras es­ta­dís­ti­cas normales, si se atien­de al lu­gar en el que se puede aten­der, que es el Ins­ti­tu­to Ga­le­go de Es­ta­tís­ti­ca. Pues bien, so­lo es­tán em­pa­dro­na­dos 64 jua­nes. Juan a se­cas, na­tu­ral­men­te, que no pa­re ser al­go que abun­de. No hay que ir a las es­ta­dís­ti­cas pa­ra com­pro­bar­lo. La Voz reunió a una de­ce­nas de Jua­nes (y una Jua­na: son real­men­te es­ca­sas), y de los va­ro­nes, so­lo uno se lla­ma así. To­dos los de­más aña­den al­gún otro nom­bre, aun­que sea el del pa­trón el prin­ci­pal. Hay mu­chos más en Ames, por ejem­plo, na­da me­nos que un cen­te­nar. O en Boi­ro (85), Cam­bre (84), Na­rón (179), Oleiros (165), Por­to do Son (134), Ri­bei­ra (292), o Sa­da (90) que en la ca­pi­tal de Ber­gan­ti­ños. Ade­más, ob­via­men­te, en las prin­ci­pa­les ciudades. Los en­cues­ta­dos, reuni­dos al la­do de la iglesia de San Xoán y de la ca­lle del mis­mo nom­bre, son la prue­ba evi­den­te de que gus­tan más los nom­bre com­pues­tos.

Y ahí ya es más com­pli­ca­do sa­ber la can­ti­dad exac­ta, por­que so­lo apa­re­cen los re­le­van­tes. Juan Car­los, por ejem­plo: su­man 170 en el mu­ni­ci­pio, en el pues­to 16 º. de to­dos los mas­cu­li­nos, que ga­na abru­ma­do­ra­men­te Ma­nuel, con más de mil. Juan Car­los, co­mo el abo­ga­do que par­ti­ci­pa en esta pe­cu­liar en­cues­ta a pie de iglesia, sí triun­fa, en Car­ba­llo y en todas par­tes, por­que apa­re­ce en las lis­tas de la ma­yo­ría de con­ce­llos de la zo­na, siem­pre en­tre los pri­me­ros vein­te pues­tos. Tal vez se pue­da ex­pli­car por la in­fluen­cia que tu­vo el rey en su mo­men­to, pe­ro eso so­lo lo sa­ben las fa­mi­lias. De he­cho, a la ho­ra de bus­car re­fe­ren­cias, las res­pues­tas son tan va­ria­das co­mo la pro­pia so­cie­dad: des­de quie­nes lo fia­ron to­do a man­te­ner una tra­di­ción de ge­ne­ra­cio­nes (abue­los, tíos, pa­dres por su­pues­to), has­ta aque­llos a los que les da­ba igual, sim­ple­men­te les gus­ta­ba.

Mu­chos es­tán de acuer­do en usar la for­ma ga­lle­ga, pe­ro por unas cir­cuns­tan­cias o por otras la de­ci­sión se fue de­mo­ran­do, y lle­ga en un mo­men­to en que ya es tar­de. Me­jor de jo­ven co­mo hi­zo Xan Fer­nán­dez Carrera. La pe­re­za, la bu­ro­cra­cia y la cos­tum­bre no ayu­dan mu­cho cuan­do ya tie­nes una edad. Eso sí, los ha­ce mu­chos más co­no­ci­dos: ¿Quién no iden­ti­fi­ca a la pri­me­ra al pro­pio Fer­nán­dez, o al pro­fe­sor Xan Fra­ga? Pre­ci­sa­men­te esa de­ter­mi­na­ción es la que más le ayu­da a Jua­na Ga­rro­che­na a que la co­noz­can. No hay mu­chas Jua­nas, real­men­te, y tam­po­co en Car­ba­llo. Pe­ro de­pen­de qué ám­bi­to se ana­li­za. En Es­pa­ña es­tán re­gis­tra­dos 353.879 va­ro­nes que se lla­man Juan, y su edad me­dia es de 37,7 años. Las Jua­nas son 123.629, y su pro­me­dio de edad es de 65,3 años. Es un nom­bre, por tan­to, de otra ge­ne­ra­ción, y ge­ne­ral­men­te cuan­do re­sis­te lo ha­ce en ho­nor a esas abue­las, con todas las ex­cep­cio­nes que se quie­ran.

Co­mo dato cu­rio­so, y fi­nal­men­te: en Ames, Ar­tei­xo, Noia, Oleiros, Teo y Cu­lle­re­do hay mu­chos más Xoán que en Car­ba­llo, que no apa­re­ce ni en los re­gis­tros, así que tie­ne me­nos de 5 por­ta­do­res (es el mí­ni­mo pa­ra que lo ha­ga). Tiem­po hay de re­me­diar­lo.

ANA GAR­CÍA

Los par­ti­ci­pan­tes en el re­por­ta­je, en el atrio de la iglesia de San Xoán. Y al la­do de la ca­lle con el mis­mo nom­bre. FO­TOS

Es ra­ro por­tar el nom­bre de Juan ex­clu­si­va­men­te: ca­si to­dos son com­pues­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.