◗¿SE­RÉ UN COM­PRA­DOR COM­PUL­SI­VO?

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - ACTUALIDAD -

Den­tro del es­tu­dio ela­bo­ra­do por el gru­po Leo Bur­nett no se in­clu­ye a los com­pra­do­res com­pul­si­vos, un com­por­ta­mien­to que se con­vier­te en pa­to­lo­gía si se man­tie­ne en el tiem­po. Se­gún los da­tos del Hospital Uni­ver­si­ta­rio de Bell­vit­ge, en Bar­ce­lo­na, en­tre un 6 y un 7 por cien­to de to­da la po­bla­ción de los paí­ses desa­rro­lla­dos pa­de­ce un tras­torno de com­pra com­pul­si­va. Es­te problema na­da anec­dó­ti­co afec­ta por igual a hom­bres y mu­je­res, que sue­len com­prar de for­ma re­cu­rren­te, en­deu­dán­do­se más de lo de­bi­do y vi­vien­do un gran ma­les­tar a cau­sa de ello. Se­gún los ex­per­tos, los com­pra­do­res com­pul­si­vos ca­re­cen de los fil­tros in­ter­me­dios que uti­li­za­mos cuan­do vamos a com­prar al­go. Ellos sim­ple­men­te lo ven y lo com­pran, sin va­lo­rar el pre­cio ni re­fle­xio­nar so­bre si lo ne­ce­si­tan real­men­te o cuán­do van a uti­li­zar­lo. Otra de las ca­rac­te­rís­ti­cas que de­fi­nen a es­te tras­torno es que la per­so­na sue­le per­der to­do in­te­rés por el ob­je­to com­pra­do con la mis­ma ra­pi­dez que lo com­pra, lo que ha­ce que mu­chos de ellos acu­mu­len co­sas sin es­tre­nar. La ba­ja au­to­es­ti­ma, no sa­ber ges­tio­nar las emo­cio­nes ne­ga­ti­vas y usar las com­pras pa­ra re­gu­lar es­te des­equi­li­brio se es­con­den de­trás de es­te tras­torno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.