Las nue­vas

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - REPORTAJE - Por Mila Mén­dez

LA ÚL­TI­MA EN­TRE­GA DE STAR WARS, LA PE­LÍ­CU­LA MÁS PRO­TA­GO­NIS­TA A UNA MU­JER, Y NO ES LA ÚNI­CA. LA EXC ES UNA APUES­TA SE­GU­RA SE TAM­BA­LEA. ¿ESTAMOS ANT

Frá­gi­les o pér­fi­das. Son los dos po­los en­tre los que tra­di­cio­nal­men­te se mue­ven los ro­les fe­me­ni­nos en la gran pan­ta­lla. O son una cria­tu­ra ado­ra­ble a la que pro­te­ger o una am­bi­cio­sa ar­pía a la que ven­cer. Los cli­chés son di­fí­ci­les de su­pe­rar, por eso sor­pren­de cuan­do una su­per­pro­duc­ción de Holly­wood eli­ge a una chi­ca pa­ra li­de­rar una his­to­ria fan­tás­ti­ca. El via­je del hé­roe de la úl­ti­ma en­tre­ga de Star Wars tie­ne una pro­ta­go­nis­ta in­ne­ga­ble, Rey. Otra sa­ga, Los jue­gos del ham­bre, ha lle­na­do las ar­cas de su pro­duc­to­ra gra­cias al gan­cho del per­so­na­je in­ter­pre­ta­do por Jen­ni­fer Law­ren­ce. El 2015 de­ja tam­bién otra pe­lí­cu­la de cien­cia fic­ción co­pro­ta­go­ni­za­da por una mu­jer, Mad Max. «Siem­pre es una gran no­ti­cia que ha­ya per­so­na­jes fe­me­ni­nos tan po­ten­tes en pe­lis tan vis­tas», con­fie­sa Ol­ga Oso­rio, rea­li­za­do­ra y pro­fe­so­ra de Di­rec­ción de Fo­to­gra­fía en la UDC. Ella tam­bién aca­ba de di­ri­gir un cor­to, ReS­tart, con pa­pel prin­ci­pal fe­me­nino. «Al prin­ci­pio es­cri­bí el guion pen­san­do en un chi­co has­ta que me pre­gun­té a mí mis­ma por qué ha­cía eso», cuen­ta. Mar­ta La­rral­de pro­ta­go­ni­zó fi­nal­men­te el cor­to­me­tra­je que es­tá re­co­rrien­do fes­ti­va­les europeos.

En un mo­men­to en el que las mu­je­res es­tán ple­na­men­te in­cor­po­ra­das al mer­ca­do la­bo­ral, ¿por qué cues­ta tan­to ver­las asu­mir pa­pe­les pro­ta­go­nis­tas? «Los cuen­tos se es­cri­ben pa­ra ayu­dar en la edu­ca­ción de los ni­ños. Con las pe­lí­cu­las su­ce­de al­go pa­re­ci­do. El ci­ne no crea ideo­lo­gías de la na­da. Va en­tre unos cin­co o diez años por de­trás de los cam­bios so­cia­les. Por los tiem­pos de pro­duc­ción, pe­ro tam­bién por­que es una in­dus­tria con­ser­va­do­ra. Re­co­ge ideas so­bre las que ya exis­te un am­plio con­sen­so y las re­fuer­za. Cum­ple una fun­ción nor­ma­ti­vi­za­do­ra», ex­pli­ca Ol­ga Oso­rio, que po­ne un ejem­plo. «El mo­vi­mien­to fe­mi­nis­ta de fi­na­les de los 60 no se re­fle­jó en la pan­ta­lla has­ta la dé­ca­da de los 80, cuan­do lle­ga­ron cin­tas como Alien o Ter­mi­na­tor. A par­tir de los 90 hu­bo una re­gre­sión. Chi­cas de 20 años acom­pa­ña­das de ac­to­res ma­yo­res, como si ne­ce­si­ta­ran su tu­te­la. Ahí es­tán Pretty Wo­man. En el 2000 vino la hi­per­se­xua­li­za­ción con La­ra Croft o Cat Wo­man», apun­ta. La im­por­tan­cia de ver que son ellas las que to­man la ini­cia­ti­va, las que re­suel­ven la ac­ción, va mas allá de una bue­na re­cau­da­ción. «Apor­tan re­fe­ren­tes, los block­bus­ter lle­gan a mi­les de per­so­nas», aña­de. «No es ca­sual que Dis­ney ha­ya da­do un gi­ro al leit­mo­tiv de sus úl­ti­mas ani­ma­cio­nes. Ha re­ci­bi­do mu­chas crí­ti­cas por sus con­te­ni­dos ma­chis­tas», sub­ra­ya. La co­di­rec­to­ra y guio- nis­ta de Fro­zen es una ra­ria de Los jue­gos del ha es­cri­to­ra. ¿Es es­to tambi Lo vi­mos en «Blan­ca­nie­ve ena­mo­ra­do po­día sal­var a os­ca­ri­za­da pe­lí­cu­la es un po­ne fin a la mal­di­ción he gua­po, ri­co y salvador acab Dis­ney, es el amor ma­tern

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.