Y pa­ra mi mu­ñe­ca... un sánd­wich

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - ACTUALIDAD - Por

LOS SU­PUES­TOS PO­DE­RES SO­BRE­NA­TU­RA­LES PO­SI­TI­VOS HAN CON­VER­TI­DO A LAS VER­SIO­NES BE­NIG­NAS DE CHUCKY, EL «MU­ÑE­CO DIA­BÓ­LI­CO», EN LA ÚL­TI­MA MO­DA EN TAI­LAN­DIA, DON­DE SUS DUE­ÑOS LES RE­SER­VAN BI­LLE­TES DE AVIÓN Y HAN GE­NE­RA­DO UNA GRAN PO­LÉ­MI­CA AN­TE LA PO­SI­BI­LI­DAD DE USAR­LAS COMO TRANS­POR­TE DE DRO­GA

Los due­ños de las mu­ñe­cas Look thep («Án­ge­les in­fan­ti­les», en tai­lan­dés) las lle­van en co­che­ci­tos de be­bé, les cam­bian los ves­ti­dos e in­clu­so les pi­den co­mi­da en los res­tau­ran­tes, lo que ha pro­vo­ca­do al­gún que otro ma­len­ten­di­do, se­gún el dia­rio Bang­kok Post.

La di­fe­ren­cia con su pa­rien­te Chucky es que es­te es­ta­ba po­seí­do por el es­pí­ri­tu de un ase­sino, se­gún la pe­lí­cu­la de 1988 El mu­ñe­co dia­bó­li­co, mien­tras que las Look thep al­ber­gan a un ángel o un es­pí­ri­tu ce­les­tial be­nigno con­vo­ca­do me­dian­te una ce­re­mo­nia es­pi­ri­tis­ta. En su la­do más cre­ma­tís­ti­co, los pre­cios de las mu­ñe­cas cues­tan des­de 2.000 bat (unos 55 dó­la­res o 51 eu­ros) has­ta 11.000 bat (unos 305 dó­la­res o 280 eu­ros), se­gún la pá­gi­na web child­san­gel.com.

Sin em­bar­go, el dia­rio The Na­tion in­for­ma de que al­gu­na ha lle­ga­do a al­can­zar los 100.000 bat (unos 2.700 dó­la­res o 2.500 eu­ros). La tai­lan­de­sa Rat­cha­da Maha­na­va­nont, de 45 años, con­fie­sa que ad­qui­rió uno de es­tos ju­gue­tes eso­té­ri­cos al enamo­rar­se de uno «a pri­me­ra vis­ta», aunque al prin­ci­pio so­lo que­ría ex­pe­ri­men­tar.

«Me ha ayu­da­do en mu­chas co­sas, como cuan­do quie­ro al­go o cuan­do le pi­do los números ga­na­do­res de la lotería y me re­ve­la las dos o tres úl­ti­mas ci­fras», re­la­tó en de­cla­ra­cio­nes a la pren­sa.

Re­cien­te­men­te, la ae­ro­lí­nea tai­lan­de­sa Thai Smi­le, sub­si­dia­ria de Thai Air­ways, ofre­ció la po­si­bi­li­dad de que las mu­ñe­cas po­seí­das sean con­si­de­ra­das equi­pa­je de mano o pue­dan ocu­par un asien­to al pre­cio ha­bi­tual del bi­lle­te. El anun­cio se pro­du­jo des­pués de que al me­nos 40 pa­sa­je­ros lle­va­ran sus Look thep a bor­do en las úl­ti­mas se­ma­nas. Thai Smi­le, una ae­ro­lí­nea de ba­jo cos­te, exi­ge que la mu­ñe­ca se re­gis­te con el mis­mo nom­bre del due­ño y uti­li­ce el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad, al tiem­po que po­drá «con­su­mir» ape­ri­ti­vos y be­bi­das como cual­quier otro pa­sa­je­ro.

Como con­tra­par­ti­da, las Look thep no ten­drán per­mi­ti­do sen­tar­se jun­to a las sa­li­das de emer­gen­cia ni en la fi­la 34, re­ser­va­da a los pa­sa­je­ros que re­quie­ren una asis­ten­cia es­pe­cial.

Tras la di­vul­ga­ción de la no­ti­cia en la pren­sa y las re­des so­cia­les, el je­fe de la Po­li­cía tai­lan­de­sa, Chakt­hip Chai­jin­da, ha aler­ta­do del pe­li­gro de que las mu­ñe­cas sean uti­li­za­das pa­ra trans­por­tar dro­ga en el avión y ha pe­di­do a los agen­tes de in­mi­gra­ción que es­tén aten­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.