VUEL­VE LA GA­LI­CIA YE­YÉ

FUN­CIO­NA­RON EN­TRE 1965 Y 1971, PE­RO NO LLE­GA­RON A GRA­BAR NI UN SIN­GLE. LO HA­CEN AHO­RA, RES­CA­TAN­DO EN UN ELE­PÉ EL ESPÍRIT TU DE AQUE­LLOS PRI­ME­ROS GRU­POS DE ROCK QUE ADOP­TA­RON EN GA­LI­CIA LAS EN­SE­ÑAN­ZAS DE THE BEATLES O RO­LLING STO­NES. SON LOS LIN­CES POP, UN

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - PORTADA - Por Ja­vier Be­ce­rra

Los Lin­ces Pop res­ca­tan en un ele­pé la esen­cia de la Ga­li­cia mu­si­cal de los años se­sen­ta, cin­cuen­ta años atrás, en la que sur­gie­ron mu­chos gru­pos lo­ca­les que si­guie­ron la es­te­la de The Beatles con mo­de­ra­do éxi­to

La es­ce­na re­sul­ta to­tal­men­te fe­lli­nia­na. Ocu­rrió en una al­dea de Tou­ro, a fi­na­les de los se­sen­ta. Los Lin­ces Pop, una jo­ven for­ma­ción ye­yé de San­tia­go, te­nía pre­vis­ta una ac­tua­ción. Los chi­cos de la co­mi­sión de fies­tas le­van­ta­ron con tron­cos un es­ce­na­rio digno de la in­ge­nie­ría de los Picapiedra. Otros ve­ci­nos ocul­ta­ban pla­nes di­fe­ren­tes. «La se­ño­ra de la tien­da de co­mes­ti­bles no­tó que unos cha­va­les ha­bían com­pra­do mu­chos hue­vos y to­ma­tes», re­cuer­da Che­ma Ríos, gui­ta­rris­ta de la for­ma­ción: «Lo vio ra­ro y avi­só a la Guar­dia Ci­vil».

En efec­to, los jó­ve­nes del pue­blo re­ce­la­ban de los mú­si­cos. Es­pe­cial­men­te por el in­te­rés que des­per­ta­ban en las mu­je­res gra­cias a sus pei­na­dos mo­der­nos y sus ro­pas a imi­ta­ción de las de los Beatles y los Ro­lling Sto­nes. Pre­ten­dían re­ven­tar su pa­se. No pu­die­ron. Tres agen­tes de la Be­ne­mé­ri­ta se plan­ta­ron en el es­ce­na­rio con los tri­cor­nios y el man­to ver­de. «To­ca­mos todos cheos. "So­mos como The Beatles, nos tie­nen que es­col­tar", de­cía­mos», se ríe Ríos.

Aho­ra Lin­ces Pop ya no su­fren esas pre­sio­nes. Su mú­si­ca, una ver­sión del pop bri­tá­ni­co de la épo­ca con to­que ga­ra­ge­ro, cla­ra in­fluen­cia de Los Sal­va­jes y mi­ras a Led Zep­pe­lin o Cree­den­ce Clear­wa­ter Re­vi­val, for­ma par­te de la cul­tu­ra ofi­cial. Ac­túan en con­cier­tos be­né­fi­cos, des­de su reunión en el 2012. Y, ade­más, es­te mes aca­ban de cum­plir uno de sus sue­ños: edi­tar el ele­pé que no pu­die­ron re­gis­trar en su día. Lo que el vien­to no se lle­vó, se ti­tu­la. E in­clu­ye ver­sio­nes cas­te­lla­ni­za­das de ban­das como los Sto­nes ( Paint In Black con­ver­ti­da en To­do ne­gro o Jum­ping Jack Flash, como Al­go de tí­te­re), sin­gu­la­res adap­ta­cio­nes ga­lai­cas de clá­si­cos (el Mas­sa­chus­sets de los Bee Gees con­ver­ti­do en Com­pos­te­la) o lec­tu­ras de sus con­tem­po­rá­neos es­pa­ño­les ( Cuén­ta­me de Fór­mu­la V).

La edi­ción re­fle­ja una pa­ra­do­ja de es­tos tiem­pos. « Gra­bar en­ton­ces re­sul­ta­ba im­po­si­ble. Ha­bía que ir­se a Ma­drid», ase­gu­ra Emi­lio Quicler, el ba­te­ría de la for­ma­ción. «Sin em­bar­go to­car y que te pa­ga­sen era muy sen­ci­llo. No ha­bía otras dis­trac­cio­nes y los con­jun­tos era­mos muy so­li­ci­ta­dos», aña­de Ríos. En la car­pe­ta in­te­rior del dis­co que­da de ma­ni­fies­to con una ex­ten­sa re­la­ción de sus ac­tua­cio­nes. «To­cá­ba­mos en­tre seis y sie­te ve­ces al mes, ca­si siem­pre en Ga­li­cia», di­ce.

LLE­GAN LAS GUI­TA­RRAS ELÉC­TRI­CAS

La his­to­ria de Lin­ces Pop se re­mon­ta a 1965, cuan­do sus in­te­gran­tes te­nían en­tre 14 y 15 años. Ade­más de Ríos y Quicler, se en­con­tra­ban Tony Vi­ña (can­tan­te), Pa­co Quin­tei­ra (ba­jo) y Alfonso Fa­ri­ña ( gui­ta­rra y vo­ces). Todos es­tu­dia­ban en el co­le­gio com­pos­te­lano La­sa­lle. De pron­to, sal­ta­ron de la ron­da­lla al con­jun­to musico-vo­cal. De ahí a la elec­tri­ci­dad. «Vi­mos las gui­ta­rras eléc­tri­cas y nos pa­re­ció alu­ci­nan­te», re­la­ta Ríos. En prin­ci­pio fue­ron The Sha­dows, The Beatles y los Sto­nes los en­car­ga­dos de lan­zar la fle­cha. El am­bien­te fa­vo­ra­ble del co­le­gio y el he­cho de re­si­dir en una ciu­dad uni­ver­si­ta­ria, pu­so el res­to. An­tes de ellos, gru­pos como Los Che­li­nes o Blue Sky ya ha­bían alla­na­do el ca­mino.

Aunque lle­ga­ron a te­ner una ofer­ta de Belter, Los Lin­ces Pop no gra­ba­ron dis­co. Pe­ro mar­ca­ron un hi­to den­tro de las ban­das ga­lle­gas de la épo­ca: co­lar­se en TVE. Lo hi­cie­ron den­tro de Cam­po Pop, un pro­gra­ma con el que el Fran­quis­mo pre­ten­día dar una ima­gen mo­der­na de los pue­blos es­pa­ño­les. Ellos se hi­cie­ron pa­sar por lu­ga­re­ños de Por­to do Son y, con su puer­to de fon­do, in­ter­pre­ta­ron una ver­sión de Who­le Lot­ta Lo­ve de Led Zep­pe­lin en in­glés in­ven­ta­do y con look ro­ba­do del Get Back de The Beatles.

Fue­ron los úl­ti­mos la­ti­dos de un gru­po cu­yos in­te­gran­tes ne­ce­si­ta­ba au­to­ri­za­ción de los pa­dres pa­ra po­der ac­tuar. Cuan­do ya cum­plie­ron los 21 (la ma­yo­ría de edad de en­ton­ces), los

queha­ce­res de la vi­da adul­ta di­sol­vie­ron aquel sue­ño ju­ve­nil. El mis­mo que se aca­ba de re­su­ci­tar aho­ra.

RE­BUS­CAN­DO EN EL PA­SA­DO

El aje­treo de los años ye­yé ga­lle­gos ha des­per­ta­do el in­te­rés de mu­chos es­tu­dio­sos que creen ne­ce­sa­rio do­cu­men­tar ese mo­men­to. En el 2008 Fer­nan­do Fe­rrei­ra edi­tó Cró­ni­cas del Vi­go Ye ye, hon­ran­do a for­ma­cio­nes como Los Zue­cos, Los Vam­pi­ros o los Diá­vo­los. Por su par­te, el mú­si­co Car­los Re­go hi­zo en la web So­ni­cWa­ve una re­tros­pec­ti­va so­bre el lla­ma­do bur­gas beat, que en­glo­ba a las ban­das ou­ren­sa­nas de la épo­ca como Los Mur­cié­la­gos, Los Ben Pos­ta o Los Drá­cu­las. Y en es­tos mo­men­tos Alfonso Es­pino pre­pa­ra una te­sis doc­to­ral so­bre el mis­mo pe­río­do en Com­pos­te­la.

A to­do ello hay que su­mar la la­bor di­vul­ga­do­ra del fe­rro­lano Fer­nan­do F. Re­go y el co­ru­ñés No­ni­to Pe­rei­ra con los gru­pos de aquel pe­río­do en sus res­pec­ti­vas ciu­da­des.

◗ EN LA AC­TUA­LI­DAD

El gru­po se vol­vió a re­unir en el 2012 y, des­de en­ton­ces, ac­túa de ma­ne­ra es­po­rá­di­ca re­vi­san­do sus vie­jos te­mas

ye­yés

LOS DIÁ­VO­LOS / ZUE­COS (VI­GO) Es una de las for­ma­cio­nes más lau­rea­das de la épo­ca en Ga­li­cia. Se de­cía que cla­va­ban el so­ni­do de The Beatles, ade­más de te­ner una ima­gen muy lo­gra­da, en sin­to­nía con el look de las for­ma­cio­nes bri­tá­ni­cas

LOS BEN POS­TA (OU­REN­SE) Los lle­va­ron a Bar­ce­lo­na a gra­bar pa­ra Re­gal-Emi y allí re­gis­tra­ron un pu­ña­do de can­cio­nes en las que re­fle­ja­ban el amor por los Sha­dows y Spot­nicks. Su so­ni­do surf es muy apre­cia­do por los es­pe­cia­lis­tas

LOS SPRIN­TERS (FE­RROL) Al con­tra­rio que Lin­ces Pop y tan­tos otros, Los Sprin­ters de Fe­rrol de­ja­ron un am­plio le­ga­do dis­co­grá­fi­co: cin­co sin­gles y dos epés, un to­tal de 24 te­mas, que son ob­je­to de cul­to por los co­lec­cio­nis­tas

SAM­MAR’S ( A CO­RU­ÑA) A fal­ta de un re­gis­tro ofi­cial Los Sa­mar’s son el pri­mer gru­po de rock n’ roll na­ci­do en A Co­ru­ña. En su día ga­na­ron el pre­mio de Ra­dio Ju­ven­tud y hoy aún se re­cuer­dan sus ver­sio­nes de Let’s Twist Again, Speedy Gon­zá­lez o La Pla­ga.

GER­MAN’S ( VI­GO ) Exis­te una­ni­mi­dad res­pec­to a que, en con­jun­to, Vi­go fue la ciu­dad ga­lle­ga que más se abra­zó a las co­rrien­tes an­glo­sa­jo­nas. The Ger­man’s, como se pue­de ver, adop­ta­ron la es­té­ti­ca de ca­sa­cas y gui­ta­rras en el pe­cho

LOS DRÁ­CU­LAS / POSTERS (OU­REN­SE) En un par de epés an­tes de re­fun­dir­se como Nue­va De­mo­cra­cia, el cuar­te­to ou­ren­sano cons­ta­tó su ha­bi­li­dad pa­ra los jue­gos de vo­ces, adap­tan­do al cas­te­llano pie­zas de la mú­si­ca ne­gra del mo­men­to.

EL DIS­CO El ál­bum de Lin­ces Pop ha si­do gra­ba­do con el mis­mo es­pí­ri­tu de los años se­sen­ta. En el ce­dé ad­jun­to al vi­ni­lo se in­clu­yen al­gu­nos te­mas que fue­ron gra­ba­dos en­ton­ces de mo­do pre­ca­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.