Se aca­bó pin­char los dis­cos en ho­ri­zon­tal

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA -

FER­NAN­DO MOLEZÚN | Lo úl­ti­mo pa­ra in­cluir en el apar­ta­do de ca­chi­va­ches y ca­pri­chos va­rios es un to­ca­dis­cos ver­ti­cal. Así, desafian­do a la ley de la gra­ve­dad y, de pa­so, a to­da ló­gi­ca, des­de Chica­go llega es­ta pre­cio­si­dad cu­ya uti­li­dad y fun­cio­na­li­dad es­tán to­da­vía por de­mos­trar­se. Lo ha pa­ri­do la gen­te de Gra­mo­vox, ex­qui­si­tos fa­bri­can­tes de apa­ra­te­jos que, ha­bi- tual­men­te, que­dan fue­ra del al­can­ce del con­su­mi­dor de mú­si­ca me­dio. Co­mo el gra­mó­fono blue­tooth, un al­ta­voz con for­ma de cuerno gra­mo­fó­ni­co es­ti­li­za­do que no ha­ce fal­ta ni en­chu­far­lo al equi­po pa­ra que es­cu­pa mú­si­ca. La ex­cu­sa que ponen los fa­bri­can­tes pa­ra dis­cul­par el dis­pa­ra­te de po­ner un dis­co en ver­ti­cal es que siem­pre han re­co­no­ci­do al vi­ni­lo co­mo una pie­za de ar­te, ase­gu­ran. Y que, por ese mo­ti­vo, creen que de­be ser con­tem­pla­do co­mo tal, sin ne­ce­si­dad de do­blar las lum­ba­res sobre una me­sa. En su pá­gi­na web ex­pli­can el mo­do de su­je­ción del dis­co y el me­ca­nis­mo de pre­sión de la agu­ja, y con­fir­man su fia­bi­li­dad. Hay que ad­mi­tir que es una chu­la­da, pe­ro a mi no de­ja de dar­me un vér­ti­go de aú­pa.

DIS­CO FLO­TAN­TE. Ese es el nom­bre, Floa­ting Re­cord, con el que han bau­ti­za­do a es­te in­ge­nio que es­tá a la ven­ta a tra­vés de la web del fa­bri­can­te por unos 500 dó­la­res (400 en una ofer­ta li­mi­ta­da).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.