Los ro­ma­nos y el vino en Mon­te­rrei

El con­su­mo de vino en Mon­te­rrei se re­mon­ta a si­glos an­tes de que lle­ga­ran los ro­ma­nos, pe­ro la pro­duc­ción, se­gún Luís Con­gil, co­mi­sa­rio de la ex­po­si­ción ins­ta­la­da en el claus­tro de la Mer­ced en Ve­rín, se do­cu­men­ta en­tre los si­glos I y II d. C. Allí, du­ran

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - Exposicion - TEX­TO C.O. BOU­ZA

Teo­rías,so­bre to­do cuan­do se ha­bla de Historia, hay pa­ra to­dos los gus­tos, pe­ro los que es­tu­dian la evo­lu­ción hu­ma­na se ba­san en ves­ti­gios que lle­gan a nues­tros días y que, por sus for­mas, co­lo­res, ma­te­ria­les o ins­crip­cio­nes, nos traen men­sa­jes cla­ros de la reali­dad de otros tiem­pos. Y ese es el ca­so de los res­tos ro­ma­nos ha­lla­dos en Mou­ra­zos de una es­ta­tua, bas­tan­te de­te­rio­ra­da, de Dio­ni­sos, el dios gre­co­ro­mano Ba­co, acom­pa­ña­do de Am­pe­lios, con cla­ros sín­to­mas de em­bria­guez. Es­to dio pie al ayun­ta­mien­to de Ve­rín y al Con­se­llo Re­gu­la­dor de la D.O. a mon­tar una ex­po­si­ción en la que se ha­ce un viaje por los 2.000 años del vino en Mon­te­rrei. Se la en­car­ga­ron a un ex­per­to pe­rio­dis­ta, es­pe­cia­li­za­do en la historia del vino, y Luís Con­gil se pu­so ma­nos a la obra, co­men­zan­do un con­cien­zu­do es­tu­dio que des­en­tra­ña mu­chas de las in­cóg­ni­tas que exis­tían des­de los ro­ma­nos a nues­tros días.

ES­CUL­TU­RA EN 3D DE DIO­NI­SOS

En la fin­ca de la Mu­ra­de­lla, don­de ha­bía una vi­lla ro­ma­na, apa­re­ció en el año 1.964 un con­jun­to es­cul­tó­ri­co que en es­te mu­seo tem­po­ral po­de­mos ver por una re­pro­duc­ción en 3D que se guar­da en la ex­po­si­ción per­ma­nen­te del con­ven­to de San Fran­cis­co en Ou­ren­se. «Se es­ca­neó el ori­gi­nal —ex­pli­ca Con­gil— y ha­cien­do de la ne­ce­si­dad vir­tud apro­ve­cha­mos pa­ra re­cons­truir­la tam­bién co­mo era en su tiem­po. Es­to de­mues­tra la inequí­vo­ca alu­sión al uni­ver­so del vino. Y en las mis­mas ex­ca­va­cio­nes rea­li­za­das por Je­sús Taboada Chi­vi­te se re­cu­pe­ra­ron he­rra­mien­tas y ape­ros de la­bran­za que con­fir­man el ca­rác­ter agrí­co­la que te­nía la vi­lla, man­da­da cons­truir por Octavio Au­gus­to en la vía que unía Cha­ves con Lugo».

Otras pie­zas des­ta­ca­bles de es­ta mues­tra de Ve­rín, son un enor­me la­gar de ma­de­ra, la­bra­do en una so­la pie­za, con una la­ga­re­ta de pie­dra de más de 2 to­ne­la­das; o las pren­sas ar­te­sa­na­les; los aros de bim­bio, que apre­ta­ban las due­las, sin ne­ce­si­tar que fue­sen de hie­rro, o las me­di­das de vo­lu­men, des­ti­na­das al ser­vi­cio do­més­ti­co, de ma­de­ra de

amiei­ro, de ce­rá­mi­ca y más tar­de de co­bre u ho­ja­la­ta. La me­di­da más usa­da era el cuar­ti­llo, que era al­go más de me­dio li­tro y que se si­guió uti­li­zan­do has­ta me­dia­dos del si­glo XX. En es­ta mues­tra po­de­mos ver una cu­rio­sa do­ble ja­rra, que tie­ne la me­di­da de un cuar­ti­llo por una ca­ra y la de me­dio cuar­ti­llo por la otra.

GRAN DES­TRE­ZA TEC­NO­LÓ­GI­CA

En los ob­je­tos que se em­plea­ban des­ta­ca su fun­cio­na­li­dad, fru­to de so­lu­cio­nes de gran des­tre­za tec­no­ló­gi­ca. Prue­ba de ello es un ga­to me­cá­ni­co, to­do de ma­de­ra (in­clui­dos los en­gra­na­jes) con el que se le­van­ta­ban cu­bas de cien­tos de li­tros de vino, o las dor­nas, pa­re­ci­das a las em­bar­ca­cio­nes del mis­mo nom­bre, que eran tan­ques de pi­sa­do y fer­men­ta­ción, he­chas de una so­la pie­za, va­cian­do la ma­de­ra. To­das es­tas prác­ti­cas e in­clu­so las vi­des, se las lle­vó pos­te­rior­men­te a Amé­ri­ca Gas­par de Zú­ni­ga y Acevedo, V Con­de Mon­te­rrei. Qui­zás in­clu­so las cas­tes que hoy hay en Ca­li­for­nia y Mé­xi­co, pro­ce­dan de es­ta zo­na del es­te ga­lle­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.