San Pru­den­cio, ha­cia los vi­nos sin sul­fi­tos

En las eti­que­tas de los vi­nos po­de­mos ver la in­for­ma­ción «con­tie­ne sul­fi­tos», ne­ce­sa­rios has­ta aho­ra pa­ra su con­ser­va­ción. Pe­ro eso ya es el pa­sa­do, por­que es­tas bo­de­gas con­si­guie­ron que per­du­ren en el tiem­po y sin es­te aña­di­do quí­mi­co. En­tra­mos ya en una

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - La Iniciativa - TEX­TO J. M. ORRIOLS

Asis­ti­mos a una ca­ta en Fe­rrol de las bo­de­gas rio­ja­nas San Pru­den­cio y pu­di­mos co­no­cer vi­nos que ca­mi­nan fir­mes ha­cia una nue­va eta­pa en la que no lle­va­ran ya nin­gún adi­ti­vo quí­mi­co, ni en la vi­ña ni en la bo­de­ga. Las vi­des se tra­tan de una for­ma na­tu­ral y en la bo­de­ga no se aña­de na­da, so­la­men­te la cui­da­do­sa ela­bo­ra­ción «co­mo ha­cían nues­tros abue­los». Ru­bén Sáenz, jun­to con su her­mano Mar­cos, pro­pie­ta­rios de las bo­de­gas rio­ja­nas, tra­ba­ja­ron in­ten­sa­men­te du­ran­te años pa­ra con­se­guir es­to: ela­bo­rar vi­nos to­tal­men­te eco­ló­gi­cos. «Ni si­quie­ra uti­li­za­mos las cla­ras de hue­vo pa­ra su cla­ri­fi­ca­ción —ex­pli­ca Ru­bén— ya que las sus­ti­tui­mos por ge­la­ti­nas de gui­san­tes y pa­ta­ta, que nos dan unos ex­tra­or­di­na­rios re­sul­ta­dos. La so­cie­dad re­cla­ma es­to y tam­bién que sea­mos res­pe­tuo­sos con el me­dio na­tu­ral. La acep­ta­ción, po­de­mos de­cir que es fan­tás­ti­ca y eso nos ani­ma a se­guir in­ves­ti­gan­do pa­ra con­se­guir vi­nos to­tal­men­te na­tu­ra­les, que ex­pre­sen el terruño, eso si, pe­ro que sean res­pe­tuo­sos con la sa­lud y con la tie­rra».

Los her­ma­nos Sáenz tra­ba­jan con uvas de vi­ñe­dos pro­pios y eso les fa­cul­ta pa­ra ha­cer mu­chas prue­bas bus­can­do la per­fec­ción. «Es­to nos per­mi­te, por ejem­plo, po­ner en el mer­ca­do vi­nos sin alér­ge­nos y ap­tos pa­ra ve­ge­ta­ria­nos e in­clu­so ve­ga­nos, sin pe­der sus cua­li­da­des or­ga­no­lép­ti­cas. Te­ne­mos un ma­zue­lo 100 % sin sul­fi­tos, que pro­du­ci­mos par­tien­do de vi­ñas de más de 40 años, plan­ta­das en va­so muy abier­to, que fa­ci­li­ta la ven­ti­la­ción y ha­ce que es­ta uva, muy sen­si­ble a las en­fer­me­da­des, lle­gue com­ple­ta­men­te sa­na a bo­de­ga».

San Pru­den­cio co­mer­cia­li­za blan­cos, tin­tos y ro­sa­dos, y un vino muy es­pe­cial, lla­ma­do De Pa­dre, que es la jo­ya de la co­ro­na, pre­mia­do en los cer­tá­me­nes in­ter­na­cio­na­les más pres­ti­gio­sos. Pro­du­cen al­go más de las 500.000 bo­te­llas anua­les.

EN­VI­TE

ES EL VINO MÁS VEN­DI­DO de San Pru­den­cio Es de co­lor ce­re­za con ri­be­tes vio­lá­ceos. «Aro­ma lim­pio y muy com­ple­jo - di­cen los ex­per­tos- con no­tas de con­fi­tu­ra de fru­ta roja y es­pe­cias blan­cas. Bo­ca ater­cio­pe­la­da, go­lo­sa y es­pe­cia­da. Con am­plio vo­lu­men y buen equi­li­brio en­tre la fru­ta y la ma­de­ra». De Pa­dre es un

coupa­ge de gar­na­cha tin­ta y tem­pra­ni­llo con fer­men­ta­ción ma­lo­lác­ti­ca en ma­de­ra de ro­ble de 225 li­tros y 18 me­ses de en­ve­je­ci­mien­to en ba­rri­cas ame­ri­ca­na y fran­ce­sa. «Cuan­do lo prue­bas, re­pi­tes» di­ce

Ma­nuel Pé­rez, dis­tri­bui­dor en Fe­rrol­te­rra y pro­pie­ta­rio de bo­de­gas y vi­nos Ares.

“La so­cie­dad re­cla­ma que sea­mos res­pe­tuo­sos con el me­dio na­tu­ral”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.