FA­BIO­LA MARTÍNEZ

"Hoy en día, Ber­tín no ha­ría na­da así".

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - NEWS - POR MI­RIAM RU­BIO

No rehú­ye nin­gu­na pre­gun­ta. Di­ce que su ma­ri­do tam­po­co. «Él tam­bién ha es­ta­do dan­do la ca­ra y ofre­cien­do explicaciones», afir­ma. Ha­bla de la apa­ri­ción de Ber­tín Os­bor­ne en los lla­ma­dos ‘pa­pe­les de Pa­na­má’. Es­tos días Fa­bio­la via­jó a Va­len­cia pa­ra asis­tir a un ta­ller de di­bu­jo de la fir­ma Tos­ta Ri­ca, don­de los más pe­que­ños fo­men­ta­ron su crea­ti­vi­dad y de pa­so, hi­cie­ron con sus di­bu­jos un cua­derno so­li­da­rio pa­ra re­ga­lar a los ni­ños hos­pi­ta­li­za­dos. Des­de allí res­pon­dió a to­das nues­tras pre­gun­tas. Co­ra­zón De nue­vo la ve­mos en un ac­to so­li­da­rio. ¿Ha ido como ma­dre o como re­pre­sen­tan­te de la fun­da­ción? Fa­bio­la Martínez Un po­co las dos co­sas, por­que a tí­tu­lo per­so­nal me to­ca como ma­dre. Lo vi­vo en ca­sa de las dos ma­ne­ras: con Car­los, como ni­ño que tie­ne una evo­lu­ción na­tu­ral, y con Ki­ke, con el que to­do es un po­co más la­bo­rio­so, pe­ro es­tá en pro­ce­so. Me iden­ti­fi­co con las dos par­tes: con los pa­dres que te­ne­mos las pa­re­des fo­rra­das de di­bu­jos y con los de ni­ños que tie­nen una si­tua­ción más com­pli­ca­da. C. Ve­mos que ha acu­di­do so­la. ¿Có­mo es­tán los ni­ños? F.M. Es­tán muy bien, Ki­ke un po­co aca­ta­rra­do, pe­ro los ni­ños son to­do­te­rreno. C. Ber­tín se es­tre­na aho­ra en Te­le­cin­co, pe­ro se ha co­men­ta­do que us­ted po­dría te­ner su pro­pio pro­gra­ma. F.M. Ha­ce un tiem­po me pro­pu­sie­ron ha­cer un pro­gra­ma pi­lo­to. Me gus­tó el for­ma­to y el te­ma, por­que es de pa­re­jas que su­pe­ran los 50 años de ca­sa­dos. Y ha­ce po­co me en­te­ré de que lo es­ta­ban pu­bli­ci­tan­do en Te­le­ma­drid. Pe­ro me han es­cri­to de la pro­duc­to­ra di­cién­do­me

que en breve me da­rían más in­for­ma­ción de fe­chas. C. Tam­bién se ha di­cho que TVE quie­re se­guir con las en­tre­vis­tas, pe­ro con Ma­ri­ló Montero al fren­te. F.M. Ma­ri­ló es una pe­da­zo de pro­fe­sio­nal y es de la ca­sa, así que no po­dría ha­ber me­jor sus­ti­tu­ta. C. ¿Te­men que la au­dien­cia se re­sien­ta con ‘los pa­pe­les de Pa­na­má’? F.M. Con es­tas co­sas nun­ca se sa­be. Igual en lo que se re­fie­re a au­dien­cia, qui­zá has­ta pue­de crear un po­co de mor­bo. No lo sé. Pe­ro to­do el re­vue­lo que se ha ar­ma­do agra­da­ble no es. Es com­pli­ca­do ver­se en una si­tua­ción que da pie a in­sul­tos... C. ¿Han re­ci­bi­do in­sul­tos? F.M. No en plu­ral. Pe­ro, al mar­gen de eso y sin en­trar en de­ta­lles, por­que Ber­tín ha da­do las explicaciones que de­bía, creo que cuan­do las no­ti­cias se dan con in­ten­ción de le­van­tar po­lé­mi­ca, se con­si­gue. Una co­sa es ha­cer al­go ile­gal y otra, ha­cer co­sas que a lo me­jor éti­ca­men­te no to­do el mun­do pue­de es­tar a fa­vor. Eso es di­fe­ren­te a ser un de­lin­cuen­te. C. Ber­tín ha in­sis­ti­do en que to­do es­tá re­gu­la­ri­za­do. F.M. No es que él in­sis­ta, es que al pe­rió­di­co que sol­tó la no­ti­cia le en­vió la do­cu­men­ta­ción. Es­ta so­cie­dad la com­pró en 1992, cuan­do él no vi­vía en Es­pa­ña, y no la ad­qui­rió con el fin de sa­car di­ne­ro de aquí ha­cia nin­gún la­do. Ese di­ne­ro lo ga­nó fue­ra y lo te­nía fue­ra. Pe­ro cuan­do vino a Es­pa­ña, re­gis­tró la so­cie­dad aquí y la de­cla­ró an­te Ha­cien­da, con lo cual, no es ile­gal. Es­tá re­gu­la­ri­za­da. C. El otro día la hi­ja de Ber­tín di­jo que hay una in­ten­ción de da­ñar su ima­gen. ¿Us­ted tam­bién lo cree? F.M. No creo que sea una cues­tión de mano ne­gra ni na­da de eso. Lo que sí pien­so es que cuan­do un per­so­na­je tie­ne ti­rón, lo tie­ne pa­ra lo bueno y pa­ra lo ma­lo. El mis­mo pe­rió­di­co ha pu­bli­ca­do des­pués que se ha pre­sen­ta­do la do­cu­men­ta­ción don­de se acre­di­ta que efec­ti­va­men­te esa so­cie­dad es­tá re­gis­tra­da an­te Ha­cien­da aquí, en Es­pa­ña, pe­ro a eso no le han da­do tan­to bom­bo. C. ¿Por eso pun­tua­li­zan tan­to con fe­chas y lu­ga­res? F.M. Sé que es­to lo hi­zo ha­ce mu­chos años, cuan­do su vi­da era di­fe­ren­te, fue­ra de Es­pa­ña, con otras pers­pec­ti­vas de vi­da. Hoy en día, Ber­tín no ha­ría na­da así. ¿Por qué? Por­que vi­ve aquí y tie­ne a to­da su fa­mi­lia aquí. Él ama Es­pa­ña. Es ver­dad que es­to no es el me­jor ejem­plo, pe­ro es una pe­na que, no ha­cién­do­lo ile­gal­men­te, que es lo que se le re­pro­cha, eso no se cuen­te.

“NO PUE­DE HA­BER ME­JOR SUS­TI­TU­TA DE BER­TÍN QUE MA­RI­LÓ”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.