UN FAN­TAS­MA RE­CO­RRE EU­RO­PA

LA REI­NA SILVIA DE SUE­CIA HA ASE­GU­RA­DO EN TE­LE­VI­SIÓN QUE CON­VI­VE CON FAN­TAS­MAS EN EL PA­LA­CIO DE DROTTINGHOLM. SU TES­TI­MO­NIO ES VA­LIEN­TE PE­RO NO ÚNI­CO: DE ES­PA­ÑA A NO­RUE­GA, DE ES­CO­CIA A ITA­LIA, EN LA MA­YOR PAR­TE DE CAS­TI­LLOS EU­RO­PEOS EN­CON­TRA­MOS LA HUE­LLA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - INFORME - POR AN­DRÉS GUE­RRA

Ha­ce un par de jue­ves mu­chas pa­re­jas sue­cas can­ce­la­ron su sa­li­da pre­vis­ta pa­ra ir al ci­ne. Y al res­tau­ran­te. Y a ce­nar en ca­sa del tío Bjorn. La ra­zón no era el in­ten­so frío in­ver­nal, cir­cuns­tan­cia pro­pia de esas la­ti­tu­des, sino la pre­sen­cia de la rei­na Silvia en el ca­nal pú­bli­co SVT pa­ra ex­pli­car có­mo es con­vi­vir con... fan­tas­mas. Y no se tra­ta­ba de una bro­ma, sino de al­go muy real: la so­be­ra­na ha­bló an­te la cá­ma­ra pa­ra ex­pli­car que, en las mu­chas es­tan­cias del castillo de Drottingholm, re­si­den­cia real des­de 1981, pu­lu­lan to­da suer­te de fan­tas­mas juguetones. «Yo los he sen­ti­do y son amis­to­sos», sos­te­nía la es­po­sa de Car­los Gus­ta­vo de Sue­cia, a sus 73 años re­cién cum­pli­dos, en la te­le­vi­sión pú­bli­ca. Re­sul­ta que la rei­na no es la úni­ca que ha vis­to es­pí­ri­tus. De una in­cóg­ni­ta da­ma blan­ca –ve­re­mos que es­te ar­que­ti­po se re­pi­te en otros lu­ga­res– da tam­bién tes­ti­mo­nio la prin­ce­sa Cris­ti­na, her­ma­na del rey Car­los Gus­ta­vo, con un co­lo­fón digno de Carmen Por­ter en Cuar­to Mi­le­nio: «Hay mu­cha energía en es­ta ca­sa. Se­ría ex­tra­ño si no hu­bie­se to­ma­do for­ma en rui­dos o fi­gu­ras». Lo nor­mal. En reali­dad, sí; es­te fe­nó­meno se con­vier­te en al­go nor­mal en las cor­tes eu­ro­peas. Por­que las apa­ri­cio­nes inex­pli­ca­bles son mo­ne­da co­mún en un sin­fín de palacios.

drottingholm

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.