MAS­CO­TAS

ISA­BEL GE­MIO ADOP­TÓ A SU MAS­CO­TA EN UNA PRO­TEC­TO­RA DE ANI­MA­LES. DES­DE EN­TON­CES, ES­TÁ EN­CAN­TA­DA CON LA TER­NU­RA Y COM­PA­ÑÍA QUE LE DA A ELLA Y A TO­DA SU FA­MI­LIA.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO -

Isa­bel Ge­mio nos pre­sen­ta a su ga­to, Bru­jo.

La pe­rio­dis­ta Isa­bel Ge­mio, des­pués de más de 14 años al fren­te del pro­gra­ma de ra­dio Te doy mi pa­la­bra en On­da Ce­ro, se des­pi­de es­te mes de di­ciem­bre con un ma­ra­tón so­li­da­rio.

¿Lle­gó Bru­jo a su vi­da o us­ted a la su­ya?

Las dos co­sas, aun­que el res­pon­sa­ble de que Bru­jo es­té con no­so­tros fue mi hi­jo pe­que­ño. Lle­va­ba mu­cho tiem­po pi­dién­do­me­lo y, por su cum­plea­ños, le di la sor­pre­sa. Fui a la pro­tec­to­ra Abra­zo Ani­mal bus­can­do un ga­to pe­que­ño, de po­cos me­ses, pe­ro no te­nían. Cuan­do ya es­ta­ba a pun­to de mar­char­me, lle­gó una se­ño­ra con Bru­jo, que en­ton­ces te­nía nue­ve me­ses, pe­ro a mí me pa­re­ció muy gran­de. Ella era alér­gi­ca al pe­lo de ga­to y no po­día se­guir con él. Al fi­nal me con­ven­cie­ron y me ale­gro mu­cho… A mi hi­jo ma­yor tam­bién le gus­tan los ani­ma­les. Es­ta­mos en­can­ta­dos. Ade­más, no le he­mos que­ri­do cam­biar el nom­bre, nos pa­re­ció bo­ni­to y se lo de­ja­mos.

Di­cen que el pe­rro es el me­jor ami­go del hom­bre, ¿y los ga­tos? Yo no sa­bía que los ga­tos eran tan ca­ri­ño­sos, los ima­gi­na­ba siem­pre a su ai­re. Bru­jo, a ve­ces, pa­re­ce más un pe­rro que un ga­to. Cuan­do lle­ga­mos a ca­sa, se po­ne a nues­tros pies, ro­zán­do­nos con su lo­mo, y se tum­ba pa­ra que le aca­ri­cie­mos. Y por la ma­ña­na, al des­per­tar­me, ha­ce lo mis­mo; o se sube en­ci­ma, si es­toy sen­ta­da, o en el so­fá tum­ba­da. ¿Qué apor­tó su lle­ga­da? De re­pen­te, él era el pro­ta­go­nis­ta, que­ría ju­gar y nos dio mu­cha ter­nu­ra y com­pa­ñía. Has­ta la se­ño­ra que tra­ba­ja en ca­sa se sien­te acom­pa­ña­da y dis­traí­da cuan­do es­tá so­la. ¿Có­mo lo re­ci­bie­ron sus hi­jos? Fue una gran sor­pre­sa. El me­jor re­ga­lo de cum­plea­ños que po­día te­ner el pe­que­ño, y to­dos en­can­ta­dos. Los ga­tos se ca­rac­te­ri­zan por su in­de­pen­den­cia. ¿Us­ted tam­bién? Sí. Siem­pre he si­do muy in­de­pen­dien­te. Es lo pri­me­ro que tu­ve cla­ro, por­que ser in­de­pen­dien­te te da li­ber­tad. Lle­va más de 14 años al fren­te del pro­gra­ma Te

doy mi pa­la­bra, en On­da Ce­ro. ¿Cuál es su me­jor re­cuer­do? Son mu­chos los mo­men­tos inol­vi­da­bles que he­mos vi­vi­do. His­to­rias anó­ni­mas de per­so­nas que no po­dré ol­vi­dar. Co­mo es­tá re­cien­te su muer­te y aun es­toy muy afec­ta­da por ello, te men­ciono a Ru­bén Da­río, un ni­ño pa­ra­gua­yo de 12 años que co­no­cía a los es­cri­to­res de to­das las épo­cas y que ha- bía leí­do a to­dos los gran­des de la li­te­ra­tu­ra y su­fría una en­fer­me­dad ra­ra que le pro­du­cía tumores in­ter­nos en va­rios ór­ga­nos. En el úl­ti­mo año, lo tu­vi­mos de co­la­bo­ra­dor pa­ra que ha­bla­ra de li­bros y nos con­quis­tó a to­dos. A pe­sar de no en­con­trar­se bien, siem­pre son­reía y nun­ca se que­ja­ba. ¿Ha que­ma­do una eta­pa y em­pie­za otra? Así es la vi­da. He si­do muy fe­liz ha­cien­do un pro­gra­ma que me ha per­mi­ti­do dar otro re­gis­tro pro­fe­sio­nal, más pe­rio­dís­ti­co y de com­pro­mi­so so­cial, que era lo que me pe­día el co­ra­zón. Creo que se des­pi­de con un fin de se­ma­na so­li­da­rio (16 y 17 de di­ciem­bre). ¿Có­mo se­rá esa des­pe­di­da? Se­gu­ro que muy emo­ti­va, y na­da fá­cil. Pe­ro se­rá de

“Fue el me­jor re­ga­lo de cum­plea­ños de mi hi­jo pe­que­ño”

la me­jor for­ma que po­día ocu­rrir, dan­do el pro­ta­go­nis­mo a los en­fer­mos de las pa­to­lo­gías mi­no­ri­ta­rias y a sus fa­mi­lias. Es­pe­ro que mu­chas per­so­nas co­la­bo­ren. La in­ves­ti­ga­ción es la úni­ca es­pe­ran­za pa­ra to­dos ellos. En Fun­da­cio­ni­sa­bel­ge­mio. com se en­cuen­tra to­da la in­for­ma­ción. ¿Le ha sor­pren­di­do la res­pues­ta de la gen­te con su fun­da­ción? Es­toy muy agra­de­ci­da a to­das las per­so­nas que nos ayu­dan y a las em­pre­sas que se van unien­do a nues­tra cau­sa. La so­li­da­ri­dad ha­ce más hu­ma­na a la so­cie­dad, to­dos nos ne­ce­si­ta­mos. Es­ta lu­cha es muy du­ra, pe­ro gra­cias a la ge­ne­ro­si­dad y com­pro­mi­so de tan­ta bue­na gen­te, nos sen­ti­mos me­nos so­los. ♥

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.