Fu­ne­ral por la duquesa de Fran­co.

NU­ME­RO­SOS ROS­TROS CO­NO­CI­DOS Y MIEM­BROS DE LA NO­BLE­ZA ACOM­PA­ÑA­RON A LA FA­MI­LIA DE CAR­MEN FRAN­CO EN LA MI­SA POR SU AL­MA CE­LE­BRA­DA EN MA­DRID.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR JE­SÚS MA­RI­ÑAS

Pa­re­cían sím­bo­los ca­si re­pre­sen­ta­ti­vos de cas­ta. En el fu­ne­ral de Car­men Fran­co abun­da­ron los vi­so­nes –al­guno con olor a naf­ta­li­na– y los abri­gos masculinos con cue­llo de terciopelo. Fue el adiós a una épo­ca, a un ci­clo his­tó­ri­co, en el que la ma­yo­ría des­ca­li­fi­có la au­sen­cia de al­gún re­pre­sen­tan­te de la Fa­mi­lia Real, un des­mar­que ya su­fri­do en el en­tie­rro. No les pa­re­ció re­pre­sen­ta­ti­va la pre­sen­cia de Ma­ría Zu­ri­ta de Bor­bón, hi­ja de la In­fan­ta Mar­ga­ri­ta,

que acu­dió de ma­ne­ra par­ti­cu­lar, co­mo tam­bién hi­cie­ron En­ri­que Pon­ce, Pa­lo­ma Cue­vas, su pa­dre, Vic­to­riano Va­len­cia, y un Mario Conde fiel al pei­na­do re­plan­cha­do que po­pu­la­ri­zó en los 90. Hu­bo de to­do: des­de el leal Pe­pe Barroso con su ma­dre, a Ma­ri­bel Yé­be­nes, pa­san­do por Ra­món Cal­de­rón. To­dos man­te­nien­do la tra­di­ción, ya des­cui­da­da, de sen­tar a las mu­je­res a un la­do y a los hom­bres en otro. Car­men Mar­tí­nez, con Cynthia Ros­si, en­ca­be­zó la pri­me­ra fi­la fe­me­ni­na y Fran­cis, la mas­cu­li­na, an­te in­con­di­cio­na­les co­mo Da­ni San Mar­tín, Ju­lio Aye­sa y Ca­ye­tano Mar­tí­nez de Iru­jo, que so­por­tó el aco­so pe­rio­dís­ti­co por res­pe­to a la di­fun­ta. Se tra­gó su re­pu­dio ha­bi­tual y has­ta con­tes­tó a al­gu­na pre­gun­ta, al­go que no hi­cie­ron Te­ñu y Al­fon­so de Hohen­lohe y Jai­me de Ma­ri­cha­lar, apo­ya­do en un pa­ra­guas inex­pli­ca­ble en una tar­de na­da ame­na­za­do­ra de llu­via. Pa­só el ra­to con­ver­san­do en fran­cés con Pi­lar Me­di­na Sidonia. A Jose To­le­do y Ma­ría Suel­ves les gus­tó que el obis­po Cañizares re­cor­da­se a Car­men co­mo «al­guien que nun­ca bus­có el pri­mer plano, siem­pre dis­pues­ta a pres­tar ayu­da» y que en la Con­sa­gra­ción un co­ro de 14 vo­ces en­to­na­se el Himno Na­cio­nal.

Des­de la dis­cre­ción de la pe­na aña­die­ron sus vo­ces Luis Al­fon­so de Bor­bón que, con la prin­ce­sa de Or­leans, lo co­reó tí­mi­da­men­te. El ges­to de­bió de gus­tar­le a la fa­lle­ci­da, con­ci­ta­do­ra de un ano­che­cer tris­tón que aba­rro­tó la igle­sia de los Je­sui­tas de Se­rrano. Un templo fre­cuen­ta­do por Car­men y si­tua­do a po­cos me­tros de Her­ma­nos Béc­quer, don­de vi­vió la ya año­ra­da Car­men Fran­co, cu­yo tí­tu­lo de duquesa he­re­da­rá su hi­ja Car­men. Mien­tras, Fran­cis se­rá mar­qués de Vi­lla­ver­de, ade­más de Se­ñor de Mei­rás. «Soy la ma­yor y me co­rres­pon­de el du­ca­do aun­que al­gu­nos ha­blan sin sa­ber de qué lo ha­cen», ob­ser­vó Car­men.

De iz­da. a dcha., Car­men Mar­tí­nez Bordiú, Cynthia Ros­si, Mar­ga­ri­ta Var­gas y Luis Al­fon­so de Bor­bón.

A la iz­da., Fran­cis Fran­co a su lle­ga­da al fu­ne­ral. A la dcha., Jai­me Mar­tí­nez Bordiú con Mar­ta, su pa­re­ja. Ba­jo es­tas lí­neas, al­gu­nos de los asis­ten­tes al fu­ne­ral, de iz­da. a dcha., Jai­me de Ma­ri­cha­lar, Jose To­le­do y Le­ti­cia Sa­ba­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.