Ma­ter­ni­dad HM Be­lén, un re­fe­ren­te ga­lle­go en ma­ter­ni­dad y pe­dia­tría

El cen­tro dis­po­ne de UCI neo­na­tal y ur­gen­cias gi­ne­co­ló­gi­cas 24 ho­ras

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - SANIDAD - RE­DAC­CIÓN LA VOZ

La Ma­ter­ni­dad HM Be­lén siem­pre se ha dis­tin­gui­do por su ca­li­dad asis­ten­cial, su per­ma­nen­te ac­tua­li­za­ción tec­no­ló­gi­ca y su ca­rác­ter pio­ne­ro, que la ha si­tua­do en la van­guar­dia de la sa­ni­dad pri­va­da ga­lle­ga en su área de ac­ti­vi­dad. No en vano, ya fue­ra pio­ne­ra en dis­po­ner del pri­mer la­bo­ra­to­rio de re­pro­duc­ción asis­ti­da de Ga­li­cia, pa­ra, asi­mis­mo, ver na­cer a la pri­me­ra ga­lle­ga con­ce­bi­da gra­cias a las nue­vas téc­ni­cas de re­pro­duc­ción. Esa fi­lo­so­fía de mo­der­ni­dad es una de las se­ñas de iden­ti­dad del cen­tro, en el que tam­bién co­bra má­xi­ma im­por­tan­cia la se­gu­ri­dad.

Ac­tual­men­te, la Ma­ter­ni­dad HM Be­lén, don­de han ve­ni­do al mun­do 1.153 be­bés en 2016, no so­lo man­tie­ne esos va­lo­res que la ha han dis­tin­gui­do his­tó­ri­ca­men­te, sino que des­de su in­te­gra­ción en HM Hos­pi­ta­les ha da­do un pa­so ade­lan­te, tan­to cua­li­ta­ti­vo co­mo cuan­ti­ta­ti­vo, que si­túan al cen­tro en el ca­mino de la ex­ce­len­cia. El gru­po sa­ni­ta­rio ha desa­rro­lla­do un am­bi­cio­so pro­yec­to de fu­tu­ro de fu­tu­ro pa­ra Ma­ter­ni­dad HM Be­lén cu­ya do­ta­ción pre­su­pues­ta­ria as­cen­dió a sie­te mi­llo­nes de eu­ros. El cen­tro se ha con­so­li­da­do co­mo un re­fe­ren­te en la sa­ni­dad ga­lle­ga.

Ur­gen­cias gi­ne­co­ló­gi­cas

La pri­me­ra gran ac­tua­ción de HM Hos­pi­ta­les en la ma­ter­ni­dad co­ru­ñe­sa fue la pues­ta en mar­cha de un ser­vi­cio de ur­gen­cias gi­ne­co­ló­gi­cas ope­ra­ti­vo las 24 ho­ras del día. La nue­va área de ur­gen­cias es­tá do­ta­da de re­cep­ción, sa­la de es­pe­ra, con­sul­ta de gi­ne­co­lo­gía y va­rios bo­xes en los que se ofre­ce a las pa­cien­tes to­da la aten­ción necesaria.

Asi­mis­mo, es­te ser­vi­cio cuen­ta, pa­ra ele­var al má­xi­mo la se­gu­ri­dad de los pro­ce­sos de los pa­cien­tes, con la pre­sen­cia per­ma­nen­te en el cen­tro de un gi­ne­có­lo­go y el per­so­nal de en­fer­me­ría ne­ce­sa­rio, lo que se tra­du­ce en una aten­ción gi­ne­co­ló­gi­ca y obs­té­tri­ca in­te­gral, ágil, se­gu­ra y efi­caz, evi­tan­do ade­más even­tua­les de­mo­ras en la aten­ción o tras­la­dos. Con es­ta me­di­da, la ma­ter­ni­dad es­tá en to­tal dis­po­si­ción de asis­tir con ple­nas ga­ran­tías la in­men­sa ma­yo­ría de las com­pli­ca­cio­nes que pue­dan sur­gir en torno a un par­to . El pa­sa­do año 2016 se aten- die­ron en es­te ser­vi­cio un to­tal de 4.797 ur­gen­cias.

UCI neo­na­tal 24 ho­ras

Pa­ra­le­la­men­te, HM Be­lén tam­bién ha vis­to am­plia­da su UCI neo­na­tal, que ha me­jo­ra­do e in­cre­men­ta­do su do­ta­ción, ade­más de re­no­var los sis­te­mas de mo­ni­to­ri­za­ción, lo que per­mi­te lle­var un con­trol to­da­vía más ri­gu­ro­so de los pa­cien­tes in­gre­sa­dos. Ade­más, la uni­dad, un re­fe­ren­te en la sa­ni­dad ga­lle­ga, cuen­ta con un neo­na­tó­lo­go de guar­dia, con pre­sen­cia fí­si­ca du­ran­te las 24 ho­ras del día, con el ob­je­ti­vo de ga­ran­ti­zar la me­jor aten­ción a los re­cién na­ci­dos en la ma­ter­ni­dad. Así, la uni­dad es­tá for­ma­da por un equi­po de aten­ción pe­ri­na­tal, en la que tra­ba­jan de for­ma con­jun­ta pe­dia­tras y obs­te­tras, de ma­ne­ra que se es­ta­blez­can pro­to­co­los co­mu­nes de aten­ción in­te­gral y con­jun­ta a la ma­dre y al re­cién na­ci­do.

El ma­yor nú­me­ro de ca­sos y los que ne­ce­si­tan una es­tan­cia más pro­lon­ga­da en la UCI neo­na­tal son los pre­ma­tu­ros, cu­ya ta­sa, en re­la­ción con el nú­me­ro to­tal de na­ci­dos, se si­túa en los ni­ve­les que arro­ja el con­jun­to de los paí­ses desa­rro­lla­dos, en­tre el 8 y el 10 %, apro­xi­ma­da­men­te, con­si­de­ran­do pre­ma­tu­ros a to­dos los be­bés na­ci­dos an­tes de la se­ma­na 37. «Hoy en día pue­den sa­lir ade­lan­te ni­ños que ha­ce años se­ría im­pen­sa­ble», ex­pli­ca la doc­to­ra Mar­ta Se­ran­tes. «El ca­so más com­pli­ca­do que re­cuer­do en es­ta uni­dad fue una ni­ña que na­ció en la se­ma­na 25 de em­ba­ra­zo, con po­co más de 500 gra­mos y unas com­pli­ca­cio­nes ini­cia­les tan gran­des que era di­fí­cil pen­sar que pu­die­ra sa­lir ade­lan­te. Pe­ro ahí es­tá, que da gus­to ver­la aho­ra», re­la­ta.

Los avan­ces tec­no­ló­gi­cos han si­do fun­da­men­ta­les pa­ra lle­gar has­ta aquí: in­cu­ba­do­ras que con­si­guen re­pro­du­cir las con­di­cio­nes del úte­ro ma­terno o ven­ti­la­do­res me­cá­ni­cos que lo­gran ha­cer res­pi­rar al be­bé mien­tras sus pul­mo­nes no aca­ban de ma­du­rar pa­ra fun­cio­nar por sí mis­mos son al­gu­nos de ellos. Pe­ro tam­bién tie­ne mu­cho que ver la pro­fe­sio­na­li­dad y es­pe­cia­li­za­ción del per­so­nal asig­na­do a es­te ser­vi­cio, un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­nar ca­paz de en­fren­tar­se a cual­quier com­pli­ca­ción tras el na­ci­mien­to del ni­ño. «Si hay una pa­to­lo­gía por ex­ce­len­cia pro­pia del be­bé pre­ma­tu­ro es la en­te­ro­co­li­tis ne­cro­ti­zan­te —in­di­ca la doc­to­ra Ana Fe­rre­ro—, una en­fer­me­dad muy gra­ve que re­quie­re una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca en los pri­me­ros mo­men­tos tras el diag­nós­ti­co. Por eso tam­bién dis­po­ne­mos de un ci­ru­jano pe­diá­tri­co siem­pre de guar­dia, pa­ra aten­der es­te ti­po de ca­sos».

Mot­he­rCa­re

Otra de las no­ve­da­des que ha pues­to en mar­cha en los úl­ti­mos tiem­pos la Ma­ter­ni­dad HM Be­lén es la in­cor­po­ra­ción de una fi­gu­ra que se en­car­ga de dar­le a la ma­dre, en to­do mo­men­to, el apo­yo que ne­ce­si­ta, con el ob­je­ti­vo de fa­ci­li­tar­le los trá­mi­tes y re­sol­ver sus du­das, de ma­ne­ra que ella so­lo se ten­ga que ocu­par de lo im­por­tan­te, que es su sa­lud y la de su hi­jo. Así, des­de el mo­men­to en que sa­be que es­tá em­ba­ra­za­da, la Mot­he­rCa­re ex­pli­ca a la mu­jer có­mo se­rá el pro­ce­so, có­mo ges­tio­nar sus ci­tas, cuán­do in­cor­po­rar­se a las cla­ses de pre­pa­ra­ción al par­to, rea­li­za con ella una vi­si­ta a la ma­ter­ni­dad pa­ra que co­noz­ca las ins­ta­la­cio­nes, etc. Igual­men­te, una vez que in­gre­sa pa­ra dar a luz, la Mot­he­rCa­re se en­car­ga de fa­ci­li­tar al má­xi­mo la es­tan­cia a la fa­mi­lia y de re­sol­ver cual­quier du­da no mé­di­ca que pue­da te­ner.

En la Ma­ter­ni­dad HM Be­lén na­cie­ron, du­ran­te el año pa­sa­do, 1.153 ni­ños.

HM Hos­pi­ta­les ha desa­rro­lla­do un am­bi­cio­so pro­yec­to de fu­tu­ro pa­ra la Ma­ter­ni­dad HM Be­lén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.