To­rres Que­ve­do in­ven­tó el fu­ni­cu­lar ha­ce cien años

Ha­ce aho­ra 100 años que co­men­zó a fun­cio­nar, en pe­río­do de prue­bas, el trans­bor­da­dor del Niá­ga­ra, in­ven­ta­do por Leo­nar­do To­rres Que­ve­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de la Escuela - - PORTADA - > Miguel Barral

Con es­tos elo­gio­sos tér­mi­nos de­fi­nió el pre­si­den­te de la So­cie­dad Ma­te­má­ti­ca Fran­ce­sa en el dia­rio Le Fi­ga­ro a Leo­nar­do To­rres Que­ve­do (1852-1936), el po­li­fa­cé­ti­co y pro­lí­fi­co in­ven­tor san­tan­de­rino al que se le de­di­ca es­te año apro­ve­chan­do que se con­me­mo­ra el cen­te­na­rio de uno de sus ma­yo­res y más per­du­ra­bles hi­tos: el Nia­ga­ra Spa­nish Ae­ro­car o trans­bor­da­dor del Niá­ga­ra. El pri­mer te­le­fé­ri­co pa­ra pa­sa­je­ros cons­trui­do en Nor­tea­mé­ri­ca y que a día de hoy, un si­glo des­pués, aún es­tá en fun­cio­na­mien­to. Y, aunque el te­le­fé­ri­co en cues­tión fue inau­gu­ra­do ofi­cial­men­te el 8 de agos­to de 1916, ya ha­bía co­men­za­do a fun­cio­nar en pe­rio­do de prue­bas me­ses an­tes, a fi­na­les de fe­bre­ro, jus­ta­men­te ha­ce aho­ra 100 años.

LA PA­TEN­TE DE LA QUE SE BUR­LÓ SUI­ZA

El Spa­nish Ae­ro­car su­po­ne el pun­to cul­mi­nan­te o co­lo­fón a una in­no­va­do­ra idea con­ce­bi­da por nues­tro pro­ta­go­nis­ta 30 años an­tes, cuan­do reali­zó su pri­mer in­ten­to en las pro­xi­mi­da­des de su ca­sa de Mo­lle­do (Can­ta­bria): un sen­ci­llo trans­bor­da­dor pa­ra mer­can­cías, que le per­mi­tía sal­var un des­ni­vel de 40 me­tros, ti­ra­do por va­cas y con una si­lla como bar­qui­lla. Di­se­ño que en­se­gui­da me­jo­ró al cons­truir un trans­bor­da­dor so­bre el río León y que ya in­cor­po­ra­ba un motor. Ese mis­mo año de 1887 pa­ten­tó su fu­ni­cu­lar aé­reo y en 1890 lo pre­sen­tó en Sui­za, don­de, sin em­bar­go, no so­lo fue re­cha­za­do sino tam­bién ob­je­to de bur­la. Un fra­ca­so que le lle­vó a apar­car su sue­ño pa­ra afa­nar­se en sus otras mu­chas ideas con no­ta­ble éxi­to (véa­se recuadro).

Has­ta que, por fin, en 1907, re­to­mó su am­bi­cio­so sue­ño cons­tru­yen­do el trans­bor­da­dor del mon­te Ulía, en San Se­bas­tián, el pri­mer te­le­fé­ri­co abier­to al pú­bli­co del mundo y ba­sa­do en su pa­ten­te de 1887. La mis­ma en la que se ba­san todos los te­le­fé­ri­cos cons­trui­dos des­de en­ton­ces y has­ta la ac­tua­li­dad. El éxi­to fue tan so­no­ro que el san­tan­de­rino fue con­tra­ta­do pa­ra cons­truir otros trans­bor­da­do­res en Sui­za (sí, has leí­do bien), Fran­cia, Aus­tria, Ale­ma­nia, Bra­sil... y fi­nal­men­te Ca­na­dá, don­de en 1915 se em­bar­có en el mon­ta­je del trans­bor­da­dor del Niá­ga­ra, un pro­yec­to ín­te­gra­men­te ma­de in Spain, al es­tar cons­trui­do por una com­pa­ñía es­pa­ño­la, con un in­ge­nie­ro es­pa­ñol (el hi­jo de Leo­nar­do) y ma­te­rial trans­por­ta­do des­de Es­pa­ña. To­do lo cual se plas­mó en un te­le­fé­ri­co con ca­pa­ci­dad pa­ra 45 pa­sa­je­ros que re­co­rría 580 me­tros a una al­tu­ra de 60 so­bre el río, des­pla­zán­do­se a 7 ki­ló­me­tros por ho­ra suspendido por seis ca­bles de ace­ro en­tre­la­za­dos y que 100 años des­pués per­ma­ne­ce en ac­ti­vo. Un in­ven­to pro­di­gio­so del más pro­di­gio­so in­ven­tor.

El Nia­ga­ra Spa­nish Ae­ro­car y, más arri­ba, la pa­ten­te del trans­bor­da­dor in­ven­ta­do por To­rres Que­ve­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.