CE­SIÓN ILE­GAL EN SER­VI­CIO PÚ­BLI­CO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CA­TA­RI­NA CAPEÁNS AMENEDO es so­cia de Ven­to Abo­ga­dos y Ase­so­res.

He pres­ta­do ser­vi­cios pa­ra una em­pre­sa me­dian­te con­tra­tos tem­po­ra­les con una so­cie­dad sub­con­tra­ta­da por la Ad­mi­nis­tra­ción. Me han co­mu­ni­ca­do la fi­na­li­za­ción del pe­río­do de con­tra­to. Pue­do re­cla­mar el des­pi­do?

En el pre­sen­te ca­so se­ría ne­ce­sa­rio co­no­cer có­mo es la em­pre­sa con­tra­tan­te, si el ca­pi­tal so­cial es pú­bli­co o si el úni­co ac­cio­nis­ta es la Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca. Asi­mis­mo, hay que co­no­cer si las re­la­cio­nes de la so­cie­dad con la Ad­mi­nis­tra­ción es la de me­dio pro­pio e ins­tru­men­tal y ser­vi­cio téc­ni­co, y si tie­ne na­tu­ra­le­za ins­tru­men­tal y no con­trac­tual.

La ce­sión ile­gal que re­co­ge el art. 43 del Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res es un fe­nó­meno com­ple­jo, en vir­tud del cual el em­pre­sa­rio real, que in­cor­po­ra la uti­li­dad pa­tri­mo­nial del tra­ba­jo y ejer­ce efec­ti­va­men­te el po­der de di­rec­ción, apa­re­ce sus­ti­tui­do en el con­tra­to de tra­ba­jo por un em­pre­sa­rio for­mal. Se en­tien­de que se in­cu­rre en la ce­sión ile­gal cuan­do se pro­duz­ca al­gu­na de las si­guien­tes cir­cuns­tan­cias: que el ob­je­to de los con­tra­tos de ser­vi­cios en­tre las em­pre­sas se li­mi­te a una me­ra pues­ta a dis­po­si­ción de los tra­ba­ja­do­res de la em­pre­sa ce­den­te a la ce­sio­na­ria, o que la em­pre­sa ce­den­te ca­rez­ca de una ac­ti­vi­dad o de una or­ga­ni­za­ción pro­pia y es­ta­ble, o no cuen­te con los me­dios ne­ce­sa­rios pa­ra el de­sa­rro­llo de su ac­ti­vi­dad, o no ejer­za las fun­cio­nes in­he­ren­tes a su con­di­ción de em­pre­sa­rio.

Hay que co­no­cer quién ejer­ce la­bor de di­rec­ción y or­ga­ni­za­ción del tra­ba­jo, có­mo se pla­ni­fi­can las va­ca­cio­nes de to­do el per­so­nal, los ho­ra­rios, y las ins­truc­cio­nes de ser­vi­cio, si vie­nen da­das por la Ad­mi­nis­tra­ción. Asi­mis­mo, quién po­ne los me­dios ma­te­ria­les, tan­to los fun­gi­bles co­mo los no fun­gi­bles. Si exis­te una me­ra apa­rien­cia for­mal de exis­ten­cia de ór­ga­nos de di­rec­ción y con­trol por par­te de la em­pre­sa, el fe­nó­meno in­ter­po­si­to­rio pue­de pro­du­cir­se y, de he­cho, se pro­du­ce en no po­cas oca­sio­nes en­tre em­pre­sas reales en el sen­ti­do de or­ga­ni­za­cio­nes do­ta­das de pa­tri­mo­nio y es­truc­tu­ra pro­pias y el he­cho de que se tra­te de una em­pre­sa pú­bli­ca no es óbi­ce a la obli­ga­ción de res­pe­to y aca­ta­mien­to de la nor­ma­ti­va que ri­ge la ma­te­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.