Tu­ris­mo en ma­sa

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Car­los Mar­tí­nez

El tu­ris­mo es­tá que se sa­le. En Ga­li­cia, lo nun­ca vis­to, ya es­ta­mos em­pe­zan­do a preo­cu­par­nos por la sa­tu­ra­ción tu­rís­ti­ca, esa ca­ra os­cu­ra de los via­jes va­ca­cio­na­les que tan­ta la­ta es­tá dan­do a los ve­ci­nos de ciu­da­des-imán co­mo Bar­ce­lo­na o Ve­ne­cia. Ha­brá que ir acos­tum­brán­do­se, por­que las pre­vi­sio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas úl­ti­ma­men­te no ha­cen más que in­cre­men­tar el atrac­ti­vo del no­roes­te: sol y tem­pe­ra­tu­ras más sua­ves que las que ago­bian a los an­da­lu­ces de in­te­rior, a los ma­dri­le­ños, a los man­che­gos y ara­go­ne­ses. Oí­mos sus acen­tos por la fres­ca ru­ta del agua y la pie­dra que pu­so de mo­da Ma­riano Ra­joy y en las pla­yas mí­ni­mas del nor­te de la ría de Mu­ros y Noia, cuan­do gri­tan al me­ter el pie en el mar y des­cu­bren el fe­nó­meno del aflo­ra­mien­to de las aguas frías. Si vie­nen al fres­co, ahí es­tá el fres­co.

Los ho­te­le­ros di­cen que la cul­pa de la ma­si­fi­ca­ción la tie­nen los apar­ta­men­tos tu­rís­ti­cos, que es­te año, por pri­me­ra vez, es­tán re­gu­la­dos. La nor­ma­ti­va y el re­gis­tro res­pon­den, se­gún la Xun­ta, a la ne­ce­si­dad de dar se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los usua­rios. Pe­ro los pro­pie­ta­rios ven los 60 eu­ros que hay que po­ner pa­ra re­gis­trar la vi­vien­da, y lue­go el se­gu­ro, el te­lé­fono de aten­ción per­ma­nen­te y otras fun­cio­nes pro­pias de los es­ta­ble­ci­mien­tos hos­te­le­ros. Si hay 30.000 apar­ta­men­tos de es­te ti­po, a 60 eu­ros por puer­ta re­sul­tan 1,8 mi­llo­nes de eu­ros, que ya dan pa­ra man­te­ner un re­gis­tro. Mu­chos op­ta­rán por otras vías co­mo el arren­da­mien­to por tem­po­ra­da, que si­gue vi­gen­te. Las exac­cio­nes tie­nen que ir acom­pa­ña­das de pres­ta­cio­nes, o aca­ban per­ci­bién­do­se co­mo im­pues­tos abu­si­vos, y en­ton­ces lo que fo­men­tan es la ocul­ta­ción. Cuan­do aca­be el ve­rano sa­bre­mos có­mo ha ido el ne­go­cio.

Lo ideal se­ría eli­mi­nar tra­bas a una ac­ti­vi­dad que se ha he­cho fun­da­men­tal pa­ra la eco­no­mía. Con­tra la ma­si­fi­ca­ción, bue­na in­for­ma­ción y pa­cien­cia. Hay mi­les de al­ter­na­ti­vas que ofrecer a los vi­si­tan­tes primerizos pa­ra que no se atas­quen to­dos en la mis­ma pla­ya. Des­pués, to­man­do un vino, ve­re­mos que no son una ma­sa que vie­ne a pi­so­tear­lo to­do, sino gen­te nor­mal, e in­clu­so al­gu­na que es­ta­re­mos en­can­ta­dos de co­no­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.