No hay quien pue­da... por aho­ra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Juan Car­los Martínez

Una re­cien­te cam­pa­ña de pu­bli­ci­dad, en la lí­nea iden­ti­ta­ria de los úl­ti­mos tiem­pos, re­cu­pe­ra el es­tri­bi­llo de una co­pla po­pu­lar: «No hay quien pue­da, no hay quien pue­da, con la gen­te ma­ri­ne­ra...» Por des­gra­cia, pa­re­ce que sí hay quien pue­da: la bu­ro­cra­cia eu­ro­pea —cie­ga a las po­ten­cia­li­da­des de Ga­li­cia, que no es vi­si­ble por su es­ca­so pe­so po­lí­ti­co—, el nue­vo na­cio­na­lis­mo bri­tá­ni­co, la es­ca­sa pa­sión pes­que­ra del Eje­cu­ti­vo es­pa­ñol y, por úl­ti­mo, el cam­bio cli­má­ti­co, com­bi­na­dos, di­bu­jan un fu­tu­ro ne­gro pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad tan ca­rac­te­rís­ti­ca de es­ta tie­rra fuer­te­men­te en­la­za­da con el mar por su oro­gra­fía, por su po­si­ción geo­grá­fi­ca en el pla­ne­ta y por su his­to­ria.

Des­de el año 2009, la po­bla­ción ga­lle­ga ocu­pa­da en la pes­ca y la acui­cul­tu­ra ha caí­do en un 17 %, has­ta las 19.800 per­so­nas de hoy, de acuer­do con la En­cues­ta de Po­bla­ción Ac­ti­va. Es po­co en ci­fras ab­so­lu­tas, pe­ro mu­cho en tér­mi­nos re­la­ti­vos: la gen­te de mar ga­lle­ga de­be se­guir co­pan­do cer­ca de un 15 % de la ci­fra to­tal de los pes­ca­do­res eu­ro­peos. Y jun­to a ellos, en­tre cua­tro y cin­co em­pleos in­du­ci­dos por ca­da em­pleo di­rec­to: tra­ba­ja­do­res por­tua­rios, trans­por­tis­tas, fa­bri­can­tes de ar­tes y má­qui­nas, ven­de­do­res...

Que el ma­yor es­fuer­zo fi­nan­cie­ro de la UE, del Es­ta­do y de la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma en el sec­tor se de­di­que al des­gua­ce de bu­ques es la­men­ta­ble, mien­tras paí­ses que nun­ca han si­do pes­que­ros de­jan sin cu­brir sus cuo­tas de cap­tu­ras. ¿Qué se pue­de ha­cer? De­cía un ar­ma­dor jo­ven y bien for­ma­do que, ante las di­fi­cul­ta­des, el gallego so­lo adop­ta una es­tra­te­gia: «Tra­ba­llar, tra­ba­llar e tra­ba­llar». Y eso, aña­día, ya no es su­fi­cien­te: Hay que al­can­zar ca­pa­ci­dad de ne­go­cia­ción. Ya he­mos vis­to, en las lar­gas acam­pa­das de los cer­que­ros fren­te a San Cae­tano, que la or­ga­ni­za­ción se va al­can­zan­do. Ha­ría fal­ta más sen­si­bi­li­dad del Go­bierno es­pa­ñol. Y que Bru­se­las fue­se aquí más fle­xi­ble, más li­be­ral, y de­ja­se es­ta pla­ni­fi­ca­ción tan rí­gi­da que pa­re­ce so­vié­ti­ca. Nues­tro pri­mer an­tro­pó­lo­go, Xa­quín Lo­ren­zo, de­jó es­cri­to que «o mar, co­ma a te­rra, é ce­lo­so dos seus ho­mes e im­pon­lles o seu ca­rác­ter». Si per­de­mos la pes­ca, de­ja­re­mos de ser quie­nes so­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.