TOLEMIAS, EL NET­FLIX MU­SI­CAL QUE NA­CIÓ EN GON­DO­MAR

La pro­duc­to­ra vi­gue­sa Ca­sa de To­los aca­ba de lan­zar una pla­ta­for­ma que por 6 eu­ros al mes da ac­ce­so a más de mil ho­ras de mú­si­ca en vi­vo en «strea­ming», de to­dos los es­ti­los, de to­das par­tes del mun­do. Tra­ba­jan ya con War­ner y es­tán a pun­to de ce­rrar acue

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­ría Vi­ñas

«Vi­deo­clips, no», se apre­su­ra a de­jar cla­ro Se­gun­do Gran­dío cuan­do se le pre­gun­ta qué ti­po de con­te­ni­do va a en­con­trar­se el usua­rio una vez que, des­pa­cha­do el re­gis­tro, co­mien­ce a bu­cear en el ca­tá­lo­go de Tolemias. El pro­duc­tor mu­si­cal suel­ta una car­ca­ja­da, y a con­ti­nua­ción ex­pli­ca: «Es que son fic­ción; en los vi­deo­clips hay que ac­tuar y can­tar en play­back, y los mú­si­cos no sa­be­mos ha­blar ni so­mos bue­nos ac­to­res. Sa­be­mos to­car». Re­cu­rre a la pri­me­ra per­so­na del plu­ral por­que an­tes de es­tar en el backs­ta­ge, an­tes de po­ner­se a los man­dos, for­ma­ba par­te del show: du­ran­te 14 años fue ba­jis­ta de Si­nies­tro To­tal; a él le de­be­mos, en­tre otros, el mí­ti­co te­ma Ca­mino de la ca­ma.

Aca­bó de­jan­do la ban­da, pe­ro no la mú­si­ca. Ya en 1999, tres años an­tes de des­pe­dir­se, el vi­gués ha­bía em­pu­ja­do el ho­ri­zon­te y pues­to a an­dar en una fin­ca de una pe­que­ña pa­rro­quia de Gon­do­mar un es­tu­dio de gra­ba­ción al que lla­mó Ca­sa de To­los y por el que han pa­sa­do, en es­tos úl­ti­mos 20 años, todo ti­po de ar­tis­tas ga­lle­gos —Be­rro­güe­to, Os Di­plo­má­ti­cos de Mon­te Al­to, Luar na Lu­bre, No­ve­da­des Car­min­ha...— y des­ta­ca­dos nom­bres del pa­no­ra­ma na­cio­nal —Lo­ri Me­yers, Cris­ti­na Ro­sen­vin­ge, Co­que Ma­lla...—. Ha­ce un par de me­ses, am­plió mi­ras de nue­vo. Su nue­vo pro­yec­to, des­em­ba­la­do a me­dia­dos de di­ciem­bre, lle­va­ba ges­tán­do­se en la som­bra des­de que en el 2012 R le pro­pu­so a su ca­sa de lo­cos lle­var to­da la fuer­za del di­rec­to a los ho­ga­res de los clien­tes de su te­le­vi­sión di­gi­tal. En Ma­ñu­fe se pu­sie­ron ma­nos a la obra, pro­du­cien­do pa­ra la ope­ra­do­ra ga­lle­ga has­ta seis con­cier­tos al mes. Y cuan­do se die­ron cuen­ta, te­nían en sus ar­chi­vos cien­tos de ho­ras de mú­si­ca en di­rec­to sin apro­ve­char.

«Fue en ese mo­men­to cuan­do vi­mos la ne­ce­si­dad de desa­rro­llar nues­tra pro­pia pla­ta­for­ma y, de es­te mo­do, am­pliar te­rri­to­rios». Te­nían to­dos los in­gre­dien­tes: con­te­ni­dos, me­dios pa­ra pro­du­cir más, co­no­ci­mien­tos, ca­pi­tal re­la­cio­nal y un plan, po­ner en mar­cha un Net­flix de ac­tua­cio­nes en vi­vo. «Nos fal­ta­ba la pas­ta pa­ra desa­rro­llar la he­rra­mien­ta y, so­bre todo, con­se­guir su­bir a nues­tro bar­co a gran­des pro­duc­to­ras co­mo War­ner Mu­sic», de­ta­lla Gran­dío. El en­fo­que lla­mó al di­ne­ro, que lle­gó de la mano de la ace­le­ra­do­ra Vía Ga­li­cia. Y no fue­ron los úni­cos en com­prar la idea: «Tu­vi­mos la suer­te de en­con­trar ca­si por ca­sua­li­dad a unos in­ver­so­res a los que el pro­yec­to les gus­tó mu­cho des­de el pri­mer mo­men­to —cuen­ta el pro­duc­tor—. Se tra­ta de los com­pos­te­la­nos Mes­treLab, una em­pre­sa de soft­wa­re que tra­ba­ja en todo el mun­do y que en­se­gui­da en­tró a for­mar par­te del ac­cio­na­ria­do». «Ellos nos da­rán ade­más so­por­te pa­ra la in­ter­na­cio­na­li­za­ción», aña­de. Por­que Tolemias sue­ña gran­de, ya tie­ne in­clu­so el iti­ne­ra­rio tra­za­do: lo pri­me­ro se­rá con­so­li­dar su mar­ca en el mer­ca­do na­cio­nal; des­pués, sa­lir al ex­te­rior, em­pe­zan­do por Mé­xi­co y el Reino Uni­do, puer­tas prin­ci­pa­les del mer­ca­do an­glo­sa­jón y del la­ti­noa­me­ri­cano.

Es la su­ya una star­tup que ade­más de atrac­ti­va —el usua­rio pue­de ver, vi­vir y re­pa­sar des­de el sa­lón de su ca­sa los con­cier­tos de sus gru­pos fa­vo­ri­tos, aquí y en la Con­chin­chi­na—, es muy po­ten­te: es mul­ti­pla­ta­for­ma (fun­cio­na en web y en dis­po­si­ti­vos mó­vi­les con sis­te­mas ope­ra­ti­vos iOS y An­droid), ofre­ce más de mil ho­ras de mú­si­ca en vi­vo en al­ta ca­li­dad —aho­ra mis­mo Full HD, pron­to 4K— y da vi­si­bi­li­dad a ban­das lo­ca­les y emer­gen­tes. Lo ha­ce a tra­vés de con­cur­sos de ta­len­tos en los que to­dos sa­len be­ne­fi­cia­dos: pre­mian a los ga­na­do­res con la pro­duc­ción de con­cier­tos que, di­rec­ta­men­te, pa­san a en­gor­dar su ca­tá­lo­go, su pun­to más fuer­te, su múscu­lo, al ser a la vez ge­ne­ra­do­res y dis­tri­bui­do­res de con­te­ni­dos. «Aña­di­mos ca­da día una ac­tua­ción nue­va, 30 al mes, nues­tra in­ten­ción es lle­gar a pro­du­cir 150 al año —es­ti­ma el de Vi­go—. Ac­tual­men­te, en la pla­ta­for­ma hay con­te­ni­dos so­bre todo de Ca­sa de To­los y de War­ner, que apor­ta gran­des mains­tream co­mo los de Cold­play, Ma­don­na, Blur, Bo­wie… y de ar­tis­tas na­cio­na­les de má­xi­ma atrac­ción, co­mo Bo­sé, Alborán, Ale­jan­dro Sanz, Ca­la­ma­ro…, pe­ro en bre­ve ce­rra­re­mos acuer­dos con las otras dos mul­ti­na­cio­na­les, Uni­ver­sal y Sony».

TRES PLA­NES DE SUSCRIPTOR

El usua­rio de Tolemias tie­ne pa­ra es­co­ger tres pla­nes de sus­crip­ción, que van des­de los 5,99 a los 11,99 eu­ros al mes, en fun­ción de la ca­li­dad de la ima­gen y del nú­me­ro de dis­po­si­ti­vos. Y los ar­tis­tas, ¿qué ga­nan al es­tar? Be­ne­fi­cios, ba­sa­dos en vi­sio­na­dos. Pe­ro tam­bién vi­si­bi­li­dad y ca­li­dad. To­dos sus con­te­ni­dos es­tán muy mi­ma­dos. Tan­to de au­dio co­mo de ví­deo. «Al ar­tis­ta le gus­ta ver­se y, so­bre todo, so­nar muy bien».

Su prin­ci­pal ven­ta­ja es la pro­duc­ción pro­pia, ofre­cer al usua­rio con­te­ni­dos en ex­clu­si­va, cui­da­dos y en al­ta ca­li­dad

| ÓS­CAR VÁZ­QUEZ

El pro­yec­to está pro­mo­vi­do por el pro­duc­tor vi­gués Se­gun­do Gran­dío, ex­ba­jis­ta de Si­nies­tro To­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.