TROCOBUY IM­PUL­SA EL IN­TER­CAM­BIO DE BIE­NES Y SER­VI­CIOS EN­TRE FIR­MAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­ría Vi­ñas

La em­pre­sa fa­mi­liar Trocobuy es una fuen­te de cré­di­to al­ter­na­ti­va ba­sa­da en el in­ter­cam­bio en­tre em­pre­sas que se va­le de la tec­no­lo­gía pa­ra po­ner en con­tac­to a unas con otras Ellas mis­mas se las arre­glan en­ton­ces: tú me das lo tu­yo y, a cam­bio, yo te doy lo mío

A me­nu­do las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas no tie­nen un tris­te du­ro: no es un se­cre­to que el ma­yor desafío pa­ra el que em­pie­za es lle­nar el bo­te con el que aco­me­ter y sos­te­ner una idea que en la ca­be­za es só­li­da, pe­ro en la reali­dad dé­bil, ines­ta­ble a fal­ta de ci­mien­tos eco­nó­mi­cos. De dón­de sa­car el di­ne­ro pa­ra em­pren­der sue­le ser una in­cóg­ni­ta: a ve­ces hay suer­te y uno re­ci­be un guan­te, aun­que la ma­yo­ría de las oca­sio­nes exi­gen pa­cien­cia y aho­rro, ce­bar la hu­cha has­ta que el cer­di­to dé pa­ra lan­zar­se a la prác­ti­ca; a por el San Mar­ti­ño en­ton­ces. Y la co­sa, le­jos de que­dar so­lu­cio­na­da, em­peo­ra: gas­tos, fac­tu­ras, nó­mi­nas. El cré­di­to ban­ca­rio es­ca­sea: ¿có­mo va­mos a cos­tear en­ton­ces los ser­vi­cios de men­sa­je­ría, el ma­te­rial de ofi­ci­na, las cam­pa­ñas de már­ke­ting, la im­pre­sión de la car­te­le­ría, la lo­gís­ti­ca o el man­te­ni­mien­to de los equi­pos in­for­má­ti­cos? En es­pe­cie.

Trocobuy na­ció co­mo idea en el 2013 y, dos años más tar­de, co­mo em­pre­sa, apén­di­ce de una com­pa­ñía fa­mi­liar co­ru­ñe­sa de­di­ca­da a la in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra. Evo­lu­cio­nó de otro pro­yec­to, una red em­pre­sa­rial pa­ra re­la­cio­nar­se y ac­ce­der a de­ter­mi­na­dos ser­vi­cios, que aca­bó sien­do en­gu­lli­da por su re­to­ño más ca­ris­má­ti­co, una fuen­te de fi­nan­cia­ción al­ter­na­ti­va ba­sa­da en el in­ter­cam­bio de pro­duc­tos y ser­vi­cios, un gran mer­ca­do mul­ti­sec­to­rial di­gi­tal en el que las em­pre­sas pue­den pa­gar ofre­cien­do sus pro­pios bie­nes: tú me das eso y, a cam­bio, yo te doy es­to otro.

La tec­no­lo­gía es el vehícu­lo: una pla­ta­for­ma web y una apli­ca­ción mó­vil en la que ca­da miem­bro de la red tie­ne un per­fil don­de pue­de col­gar lo que ofre­ce. Sus res­pon­sa­bles hablan de «fi­nan­zas éti­cas», una for­ma de ver los ne­go­cios que no so­lo se cen­tra en ma­xi­mi­zar el be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co, que se de­tie­ne tam­bién en la par­te hu­ma­na que hay de­trás de ca­da em­pre­sa o so­cie­dad. «No es ne­ce­sa­ria­men­te cuestión de ha­cer las co­sas de ma­ne­ra dis­tin­ta —va­lo­ra su fun­da­dor y CEO, Cé­sar Ca­ne­do—, sino de ha­cer­las con una mo­ti­va­ción dis­tin­ta. Tras ca­da nom­bre co­mer­cial hay per­so­nas y las fi­nan­zas de­ben es­tar a su ser­vi­cio, no en su con­tra».

Fun­cio­na de for­ma muy sen­ci­lla: per­mi­te con­se­guir lo que se ne­ce­si­ta sin des­em­bol­sar di­ne­ro en efec­ti­vo y sin ban­co al­guno de ce­les­tino; el true­que pu­ro y du­ro de to­da la vi­da en­tre em­pre­sa­rios de hoy. To­das las em­pre­sas da­das de al­ta en el sis­te­ma par­ten con un «cré­di­to ini­cial» que re­pre­sen­ta la can­ti­dad has­ta la que el res­to de par­tí­ci­pes es­tán dis­pues­tos a ven­der­le sin co­brar en efec­ti­vo —en­tre 6.000, 10.000, 20.000 o 50.000 eu­ros, de­pen­dien­do de su fac­tu­ra­ción—, to­pe has­ta el que, del mis­mo mo­do, se com­pro­me­ten a ven­der ellos su pro­pio gé­ne­ro. «De es­te mo­do —re­suel­ven sus im­pul­so­res— se ge­ne­ran ci­clos de com­pra­ven­ta que per­mi­ten a los miem­bros de es­ta red pa­gar sus gas­tos co­rrien­tes y otras com­pras que ne­ce­si­ten pa­ra su em­pre­sa con ven­tas a nue­vos clien­tes», li­qui­dar sus gas­tos en­gor­dan­do su car­te­ra de pa­rro­quia­nos.

Ac­tual­men­te ope­ran en la pla­ta­for­ma de Trocobuy unas 4.000 em­pre­sas, aproximadamente un 15 % de ellas ga­lle­gas: «Aho­ra mis­mo es­ta­mos en­fras­ca­dos en un pro­ce­so de op­ti­mi­za­ción de nues­tros clien­tes, ase­gu­rán­do­nos que las em­pre­sas que efec­túan in­ter­cam­bios a tra­vés de es­ta pla­ta­for­ma son las co­rrec­tas, las que quie­ren es­tar y las que le van a sa­car par­ti­do. Pre­fe­ri­mos cre­cer me­nos y que los que es­tán lo ex­pri­man al má­xi­mo». Las so­li­ci­tu­des se re­vi­san con ri­gu­ro­si­dad pa­ra que sus ac­to­res apor­ten al sis­te­ma re­cur­sos vá­li­dos. Su idea es re­unir a em­pre­sa­rios que com­par­tan va­lo­res pa­ra que lle­ven a ca­bo ne­go­cios en­tre ellos con el com­pro­mi­so de «so­li­da­ri­dad, ri­gu­ro­si­dad y trans­pa­ren­cia».

En su ca­tá­lo­go se pue­de ac­ce­der a unos 15.000 pro­duc­tos, en­tre ser­vi­cios y ofer­tas. Las bús­que­das se pue­den fil­trar por em­pre­sas o di­rec­ta­men­te por pa­la­bras cla­ve, y las exis­ten­cias son va­ria­das, des­de trans­por­te a ma­qui­na­ria, con­su­mi­bles u ope­ra­cio­nes de ar­tes grá­fi­cas y di­se­ño. «Ayu­da­mos a las em­pre­sas a op­ti­mi­zar su te­so­re­ría al li­mi­tar sus pa­gos en efec­ti­vo —apun­tan des­de Trocobuy, que se lle­va un pe­lliz­co de ca­da ope­ra­ción que se cierra—. Te­ner un ne­go­cio es com­pli­ca­do y el ca­mino es­tá lleno de obs­tácu­los por sal­var; mu­chas ve­ces los au­tó­no­mos y las pe­que­ñas em­pre­sas se ven en se­rios pro­ble­mas por fal­ta de li­qui­dez, no­so­tros les da­mos la so­lu­ción, si tie­nen al­go de va­lor pa­ra ven­der, aquí pue­den com­prar a cam­bio de lo que ne­ce­si­ten». Fi­nan­cia­ción a cos­te ce­ro, sin pla­zos fi­jos de amor­ti­za­ción y con la in­no­va­ción por ban­de­ra. «La in­no­va­ción es vi­tal pa­ra la su­per­vi­ven­cia de to­da em­pre­sa, pe­ro no siem­pre sue­le in­no­var­se en pro­duc­to. In­tro­du­cir Trocobuy en la ope­ra­ti­va de la em­pre­sa su­po­ne ha­cer­lo tam­bién en los pro­ce­sos de com­pra y de ven­ta, lo que per­mi­te di­fe­ren­ciar­se de su com­pe­ten­cia». Y un pro­ble­ma me­nos: no hay op­ción aquí pa­ra los im­pa­gos.

Ac­tual­men­te ope­ran en es­ta pla­ta­for­ma unas 4.000 em­pre­sas, un 15 % de ellas son ga­lle­gas

El co­ru­ñés Cé­sar Ca­ne­do es el fun­da­dor y ac­tual CEO de Trocobuy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.