La se­rie que le da la vuel­ta a la tor­ti­lla

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - ESTRENO -

Qué­den­se con el tí­tu­lo de Vi­ra­dei­ra por­que co­mo su pro­pio nom­bre ndi­ca es la se­rie que le va a dar la vuel­ta a la tor­ti­lla. ¿O aca­so no sa­ben có­mo se lla­ma ese pla­to de ma­de­ra o de lo­za que sir­ve pa­ra eso? Pues eso, vi­ra­dei­ra. La nue­va fic­ción de Voz Au­dio­vi­sual, que se es­tre­na­rá el do­min­go 5 de no­viem­bre en TVG, nos de­ja­rá con la bo­ca abier­ta se­gu­ro. Y por mu­chos mo­ti­vos dis­tin­tos. El pri­me­ro —y en los tiem­pos que co­rren es un mé­ri­to que de­be­ría­mos aplau­dir to­da­vía más— por la ri­sa (o me­jor di­cho, la car­ca­ja­da), que ha en­con­tra­do su for­ma­to en es­ta se­rie co­ral que comienza a emi­tir­se den­tro de una se­ma­na. No es una ri­sa flo­ja ni una ri­sa bo­ba sino una ri­sa des­me­su­ra­da que arran­ca con la fuer­za de lo bien es­cri­to. «Los guio­nes de Xo­sé Mo­rais y Víc­tor Sie­rra, que com­par­ten la idea de la se­rie con Al­ber­to Gun­tín, re­cu­pe­ran la esen­cia de las co­me­dias clá­si­cas que —co­mo apun­ta su di­rec­tor, Ós­car Pe­dra­za— re­cuer­dan a Ber­lan­ga, Az­co­na o los her­ma­nos Coen». Y no es una exa­ge­ra­ción desor­bi­ta­da, sino una com­pa­ra­ción del gran ni­vel crea­ti­vo de quie­nes han es­ta­do al fren­te de los diá­lo­gos que ver­te­bran es­ta his­to­ria en la que es tan im­por­tan­te lo que se cuen­ta co­mo lo que no.

Los se­cre­tos son esen­cia­les en es­te en­re­do que se im­pul­sa con el atrac­ti­vo de la aven­tu­ra. Pa­ra que se pon­gan en si­tua­ción, por pri­me­ra vez en TVG va­mos a ver a un pro­ta­go­nis­ta ca­paz de en­fren­tar si­tua­cio­nes ex­tre­mas en el fon­do del mar, un In­dia­na Jo­nes (In­dia­ni­ño, «se o que­ren máis á ga­le­ga») que ha­rá to­do lo po­si­ble por ha­cer­se con un te­so­ro hun­di­do. El actor Adrián Cas­ti­ñei­ras (en por­ta­da) es quien da vi­da a Héc­tor, un cien­tí­fi­co su­per­ca­chas que lle­ga a la vi­lla de Dor­ne­da a bor­do del Me­du­sa, un bar­co equi­pa­do con la más al­ta tec­no­lo­gía, pa­ra re­flo­tar res­tos de un nau­fra­gio. Pe­ro Héc­tor en­se­gui­da cho­ca­rá con el mi­cro­cos­mos de los ha­bi­tan­tes de es­te pue­blo, me­nos he­chos a los gad­gets tec­no­ló­gi­cos y mu­cho más avis­pa­dos cuan­do se tra­ta de cap­tu­rar una ri­que­za que to­dos quie­ren pa­ra sí. A par­tir de es­ta con­fron­ta­ción en­tre el pro­ta pi­jo

y la re­cua de ve­ci­nos que a dia­rio se jun­tan en el me­són de Car­me­la (Sa­be­la Arán) se arman va­rias tra­mas con un ne­xo en co­mún: el rit­mo. «La se­cuen­cia de arran­que —apun­ta el di­rec­tor, Ós­car Pe­dra­za— ya es una aven­tu­ra, es una aven­tu­ra có­mi­ca, con la que dis­fru­tas y te ríes, pe­ro al tiem­po es una co­me­dia clá­si­ca. Por eso he­mos in­ten­ta­do que for­mal­men­te fue­ra di­fe­ren­te, que se acer­que a las fic­cio­nes que se es­tán ha­cien­do a ni­vel na­cio­nal, con óp­ti­cas fi­jas y con cier­to ai­re re­tro. Hay mu­chos ac­to­res a la vez en pan­ta­lla y que­ría­mos tam­bién ha­cer un pe­que­ño gui­ño a las téc­ni­cas an­ti­guas, por eso he­mos re­pro­du­ci­do con una ma­que­ta el hun­di­mien­to del bar­co, por ejem­plo». Los ex­te­rio­res son par­te fun­da­men­tal de la co­me­dia, que se ha ro­da­do en oca­sio­nes en al­ta mar y en la que los ac­to­res han te­ni­do que ha­cer cur­sos de bu­ceo. «Eu bai­xei a ver os res­tos do Mar Egeo e non pre­ci­sei do­bre —se­ña­la Adrián Cas­ti­ñei­ras—, pa­ra min foi un­ha aven­tu­ra moi real por­que nun­ca me mer­gu­lla­ra, e ta­mén pa­ra le­var to­do o equi­po de sub­ma­ri­nis­mo que so­por­ta Héc­tor na se­rie ne­ce­si­tei po­ñer­me en for­ma».

VOL­VER A SER NI­ÑOS

En ese mi­rar ha­cia atrás clá­si­co, los crea­do­res de Vi­ra­dei­ra han que­ri­do tam­bién dar­nos otra vuel­ta y de­vol­ver­nos el es­pí­ri­tu de las pe­lí­cu­las que veía­mos de pe­que­ños: líos, pe­leas, do­bles sen­ti­dos, equí­vo­cos... y el hu­mor que ha­rá ver que in­clu­so per­so­na­jes que son fa­mi­lia o muy ami­gos en reali­dad no se co­no­cen. «Eu son un­ha ra­pa­za sen­sa­ta —apun­ta Sa­be­la Arán, Car­me­la en la fic­ción, la due­ña del me­són—, por­que o res­to son un­ha ban­da da que te po­des fiar pou­co». «Xa na mi­ña ca­sa len­do o guion es­ca­cha­ba coa ri­sa, pe­ro pa­ra min un­ha das maio­res di­fi­cul­ta­des foi gra­var na co­ci­ña con tan­tos ele­men­tos e ao tem­po sen fa­cer ruí­do, cor­tan­do co­mi­da, en­tre ca­cha­rros e cun do­mi­nio do rac­cord (da con­ti­nui­da­de) que non sa­bes ti. To­das as ac­cións te­ñen moi­to rit­mo e hou­bo que apren­der a tra­ba­llar des­ta for­ma», in­di­ca. En­tre Sa­be­la y Adrián, o Car­me­la y Héc­tor, no ha­ce fal­ta que les di­ga que sal­tan chis­pas, cla­ro, otro de los mo­ti­vos pa­ra que es­te vai­vén ma­ri­ñei­ro los lle­ve en oca­sio­nes a lo más al­to y en otras los de­je ti­ra­dos con muuuu­cha re­sa­ca.

Pe­ro no son los úni­cos de Dor­ne­da que su­fren es­ta ma­re­ja­da o fuer­te ma­re­ja­da, si la ava­ri­cia de sus ha­bi­tan­tes rom­pe el sa­co es tam­bién pa­ra ver quién lle­ga pri­me­ro a por el te­so­ro del Au­gus­ta, el bar­co hun­di­do. Y en esa ca­rre­ra no hay ami­gos. En los pri­me­ros ca­pí­tu­los de Vi­ra­dei­ra ve­re­mos có­mo se pro­du­ce es­te pri­mer cho­que en­tre los cien­tí­fi­cos que quie­ren re­cu­pe­rar los res­tos pa­ra lle­var­los a la Fun­da­ción La­ga­res y có­mo los ve­ci­nos de Dor­ne­da tie­nen otros pla­nes, pe­ro a me­di­da que se avan­ce en la his­to­ria, los en­re­dos de los per­so­na­jes co­bra­rán más pro­ta­go­nis­mo. In­fi­de­li­da­des, en­ga­ños, trián­gu­los amo­ro­sos y mu­chaaa co­mi­da. Otro ele­men­to por el que es­ta se­rie nos va a de­jar con la bo­ca abier­ta. «En ca­da ca­pí­tu­lo —apun­ta Na­cho Cas­ta­ño, que in­ter­pre­ta a To­ño, el co­ci­ne­ro del me­són— imos ver co­mo se pre­pa­ra un­ha re­cei­ta tra­di­cio­nal de aquí. De fei­to, es­ta­mos ase­so­ra­dos po­lo gru­po No­ve, pa­ra saber ta­mén co­mo ma­ni­pu­lar cer­tos alimentos e uten­si­lios». «Che­gas ao pla­tó e arre­cen­de, te­mos de to­do na co­ci­ña, pe­ro eu nun­ca fi­xe­ra un­ha lam­prea!» —se­ña­la Iria Ace­ve­do, que en la se­rie es Pa­tri, la pa­na­de­ra, la her­ma­na de Car­me­la e ín­ti­ma de Ma­ca (Melania Cruz). Las tres da­rán tam­bién mu­cho jue­go, pe­ro al ca­lor de esos fo­go­nes, sur­gi­rán otros amo­res. «Eu estou to­do o día coas mans na ma­sa», bro­mea Iria, a su la­do Melania asien­te pa­ra aña­dir que una de las ori­gi­na­li­da­des de Vi­ra­dei­ra es que los per­so­na­jes van cam­bian­do su com­por­ta­mien­to en fun­ción de la si­tua­ción: «Ma­ca coa fa­mi­lia dá un­ha ca­ra e lo­go coas ami­gas é máis des­pen­do­la­da, aín­da que to­dos coin­ci­di­mos en que cos que non podemos pa­rar de rir é co trío ca­la­ve­ra: Mu­xo, Chino e Al­fre­do, xen­te

de mar... y de buenas fae­nas». Que en es­ta se­rie na­da es lo que pa­re­ce y has­ta tu me­jor ami­go te la pue­de es­tar pe­gan­do... con tu mu­jer. Pe­ro no ade­lan­ta­mos más, so­lo que al la­do de Héc­tor lle­ga de Ma­drid su com­pa­ñe­ra Lu­pe, un per­so­na­je que des­co­no­ce la reali­dad ga­lle­ga y que poco a poco cae­rá ren­di­da al en­can­to de los ha­bi­tan­tes de Dor­ne­da, el au­tén­ti­co te­so­ro de Vi­ra­dei­ra. La se­rie —acuér­den­se— que le da la vuel­ta a la tor­ti­lla.

TEX­TO: SAN­DRA FAGINAS FO­TOS: MAR­COS MÍ­GUEZ

«VI­RA­DEI­RA» ¿Por qué nos de­ja­rá con la bo­ca abier­ta? ¿Quié­nes son sus pro­tas? ¿Qué es lo me­jor de es­ta co­me­dia? Hoy en YES res­pon­de­mos a to­das esas cues­tio­nes y a una más: en «Vi­ra­dei­ra», la nue­va fic­ción de Voz Au­dio­vi­sual que se es­tre­na el 5 de no­viem­bre en TVG, to­dos quie­ren re­cu­pe­rar un te­so­ro hun­di­do en un nau­fra­gio ha­ce 40 años en Dor­ne­da...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.