Edu­ca­ción en­vía un se­gun­do re­que­ri­mien­to a Ca­ta­lu­ña por adoc­tri­na­mien­to en las es­cue­las

Si la Ge­ne­ra­li­tat no res­pon­de, re­cu­rri­rá a los tri­bu­na­les

La Voz de Galicia (Carballo) - - A FONDO -

El Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción vi­gi­la que en las es­cue­las ca­ta­la­nas no se adoc­tri­ne a fa­vor del in­de­pen­den­tis­mo, se­gún ex­pli­có el pro­pio mi­nis­tro, Íñi­go Mén­dez de Vi­go, y por eso ha en­via­do dos re­que­ri­mien­tos en las úl­ti­mas se­ma­nas a la con­se­je­ría del ra­mo pa­ra que ex­pli­que las de­nun­cias re­co­gi­das por la Al­ta Ins­pec­ción en ese sen­ti­do. «Si no ob­te­ne­mos la res­pues­ta ade­cua­da ire­mos a los tri­bu­na­les», aña­dió el mi­nis­tro, quien tam­bién abo­gó por que en la fu­tu­ra re­for­ma de la Cons­ti­tu­ción se in­clu­ya la fi­gu­ra de la «leal­tad cons­ti­tu­cio­nal» pa­ra evi­tar po­lí­ti­cas sec­ta­rias en las es­cue­las es­pa­ño­las. Aun­que no ha ha­bi­do res­pues­ta ofi­cial de la Ge­ne­ra­li­tat, fuentes de la con­se­je­ría ex­pli­ca­ron en di­fe­ren­tes me­dios que res­pon­de­rá a la pe­ti­ción del Go­bierno cen­tral, aun­que apun­tan que son acu­sa­cio­nes in­fun­da­das.

El pri­me­ro de los re­que­ri­mien­tos lle­va por fe­cha el 27 de sep­tiem­bre y ha­ce re­fe­ren­cia a que va­rios ins­ti­tu­tos per­mi­tie­ron la sa­li­da de sus alum­nos me­no­res de edad pa­ra asis­tir a ma­ni­fes­ta­cio­nes «sin pre­via au­to­ri­za­ción de los pa­dres». Fuentes edu­ca­ti­vas ca­ta­la­nas ex­pli­can, de for­ma no ofi­cial, que al me­nos en uno de sus ca­sos (en el ins­ti­tu­to de Olot) sí hu­bo per­mi­so fa­mi­liar.

El se­gun­do re­que­ri­mien­to tie­ne fe­cha del 6 de oc­tu­bre y re­co­ge las de­nun­cias que al­gu­nas fa­mi­lias pre­sen­ta­ron en la Al­ta Ins­pec­ción so­bre aco­so, in­ci­ta­ción al odio y dis­cri­mi­na­ción a alum­nos en Seo de Ur­gel, La Mer­cè de Mar­to­rell y Sant An­dreu de la Bar­ca, en­tre otros, por ser hi­jos de guar­dias ci­vi­les y po­li­cías. Se de­nun­ció que un cen­tro or­ga­ni­za­se un minuto de si­len­cio contra la vio­len­cia po­li­cial en el pa­tio, con­cen­tra­ción al que to­dos los alum­nos se veían obli­ga­dos a ir si no que­rían que­dar se­ña­la­dos; la pro­yec­ción de imá­ge­nes de las car­gas po­li­cia­les del 1-O; e in­clu­so la re­cri­mi­na­ción de un maes­tro ha­cia un es­tu­dian­te al que le di­jo «es­ta­rás con­ten­to de lo que ha he­cho tu pa­dre», que es agen­te de la Guar­dia Ci­vil.

Mén­dez de Vi­go, que res­pon­día a una in­ter­pe­la­ción de Toni Can­tó (Ciu­da­da­nos) al res­pec­to en el Par­la­men­to, di­jo que son «ca­sos con­cre­tos en los que se apre­cian in­di­cios de de­li­to». Pe­ro tam­bién re­cal­có que sien­do «la­men­ta­bles» no son lo ha­bi­tual: «No to­dos los pro­fe­so­res son así, ni to­dos los di­rec­to­res (...) La in­men­sa ma­yo­ría no pien­sa así. No de­be­mos echar una mancha de acei­te so­bre to­dos», aña­dió.

Doc­tri­na Si­na­tra

Lo que sí qui­so re­cal­car Mén­dez de Vi­go es que a ve­ces, con la edu­ca­ción trans­fe­ri­da, las co­mu­ni­da­des si­guen lo que de­fi­nió co­mo la doc­tri­na Frank Si­na­tra, es de­cir, «apli­can la ley a su ma­ne­ra». Por eso cree que en la si­guien­te re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal de­be in­tro­du­cir­se el prin­ci­pio de «leal­tad cons­ti­tu­cio­nal», que es al­go que echa en fal­ta. Re­cor­dó que Ma­drid so­lo tie­ne po­tes­tad en le­gis­la­ción bá­si­ca y que el sis­te­ma fun­cio­na «cuan­do exis­te vo­lun­tad co­la­bo­ra­do­ra» de las au­to­no­mías.

QUI­QUE GAR­CÍA EFE

Los jó­ve­nes son muy ac­ti­vos en el in­de­pen­den­tis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.