Una nue­va tri­ful­ca en la rúa da Es­tre­la de Carballo aca­ba con tres de­te­ni­dos

Los arres­ta­dos in­ten­ta­ron agre­dir a los agen­tes que acu­die­ron a su iden­ti­fi­ca­ción Al menos tres per­so­nas de­nun­cia­ron a los im­pli­ca­dos por agre­sión

La Voz de Galicia (Carballo) - - PORTADA - TO­NI LONGUEIRA

Seis menos cuar­to de la ma­dru­ga­da de ayer en la rúa da Es­tre­la car­ba­lle­sa, en pleno co­ra­zón de la mo­vi­da. El per­so­nal del pub Gol­die ya ha­bía apa­ga­do el equi­po de mú­si­ca y em­pe­za­ba a re­co­ger. Los más re­za­ga­dos apu­ra­ban sus con­su­mi­cio­nes y se iban mar­chan­do a cuen­ta­go­tas. Que­da­ban ya po­cos clien­tes en el lo­cal. Tres de ellos, de na­cio­na­li­dad do­mi­ni­ca­na, y que lle­va­ban un buen ra­to in­cre­pan­do a la gen­te, em­pe­za­ron una tri­ful­ca den­tro del lo­cal con al­gún clien­te. Rá­pi­da­men­te to­do el mun­do se apar­tó. No que­ría pro­ble­mas. Tam­po­co el per­so­nal, que rá­pi­da­men­te, y pa­ra sal­va­guar­dar la in­te­gri­dad de los clien­tes, lla­mó a la Po­li­cía Lo­cal. Una pa­tru­lla, in­te­gra- da por tres agen­tes se des­pla­zó a la rúa da Es­tre­la. Des­de la je­fa­tu­ra se tras­la­dó avi­so a la Guar­dia ci­vil, que en­vió una pa­tru­lla. Los pri­me­ros en lle­gar fue­ron los po­li­cías. Los tres al­bo­ro­ta­do­res es­ta­ban ya en la ca­lle, lián­do­la y pro­vo­can­do a to­do aquel que pa­sa­ba por su la­do. Den­tro ha­bían ce­rra­do a cal y can­to una de las puer­tas prin­ci­pa­les pa­ra evi­tar que es­tas tres per­so­nas en­tra­ran de nue­vo en el pub y de pa­so pro­te­ger­se de po­si­bles agre­sio­nes. Ca­si de for­ma in­me­dia­ta acu­dió la Guar­dia Ci­vil.

Los cin­co agen­tes so­li­ci­ta­ron la do­cu­men­ta­ción a los tres su­pues­tos im­pli­ca­dos en la tri­ful­ca. Tam­bién se en­con­tra­ba la mu­jer de uno de ellos. Es­ta­ban muy al­te­ra­dos. «Muy pa­sa­dos», re­la­tó un tes­ti­go. Los po­li­cías y los guar­dias ci­vi­les les pi­die­ron a es­tos tres in­di­vi­duos que se cal­ma­ran. Les pi­die­ron la do­cu­men­ta­ción. Pe­ro le­jos de que las aguas vol­vie­ran a su cau­ce, los tres jó­ve­nes, de en­tre 25 y 30 años, se pu­sie­ron a in­cre­par a los agen­tes. In­sul­tos y ame­na­zas, co­mo ha­bían he­cho con an­te­rio­ri­dad con los clien­tes. Los agen­tes les pi­die­ron que se cal­ma­ran. Pe­ro na­da. No ha­bía ma­ne­ra. Has­ta que uno de los jó­ve­nes fue a más en sus ata­ques. De­jó el im­pro­pe­rio pa­ra pa­sar a la ac­ción. In­ten­tó gol­pear a los agen­tes. Los dos com­pin­ches lo se­cun­da­ron. Por suer­te, la rá­pi­da ac­tua­ción de po­li­cías y guar­dias ci­vi­les evi­tó ma­les ma­yo­res. Eso sí hu­bo que re­du­cir a los jó­ve­nes y de­te­ner­los por­que se­guían sin de­po­ner su ac­ti­tud agre­si­va y chu­les­ca, se­gún apun­ta­ron va­rios tes­ti­gos ayer.

Los tres fue­ron tras­la­da­dos al cuar­tel de la Guar­dia Ci­vil de Carballo, don­de que­da­ron re­clui­dos a la es­pe­ra de pa­sar a dis­po­si­ción de la au­to­ri­dad ju­di­cial. Se les abrió diligencias por al­te­ra­ción del or­den pú­bli­co, ame­na­zas e in­ten­to de agre­sión a un agen­te y re­sis­ten­cia gra­ve a la au­to­ri­dad.

Des­de el pub Gol­die se­ña­la­ron ayer que, den­tro del lo­cal, no hu­bo que la­men­tar da­ños per­so­na­les y los ma­te­ria­les fue­ron de es­ca­sa cuan­tía.

Al menos tres per­so­nas pre­sen­ta­ron de­nun­cia con­tra es­tos tres jó­ve­nes, dos de ellos con an­te­ce­den­tes, por ame­na­zas, coac­cio­nes y le­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.