Mu­chos quads y la­ma en Vi­mian­zo

En la ci­ta de­por­ti­va O Son da La­ma par­ti­ci­pa­ron 150 pi­lo­tos

La Voz de Galicia (Carballo) - - PORTADA - ME­LIS­SA RO­DRÍ­GUEZ

Vi­mian­zo aco­gió, ayer, la dé­ci­ma edi­ción de la ru­ta de quad O Son da La­ma, pro­mo­vi­da por el Club de Quad Lu­me no Ca­ño, de la Te­rra de So­nei­ra. Cien­to cin­cuen­ta pi­lo­tos pro­ce­den­tes de las cua­tro pro­vin­cias de Ga­li­cia y de As­tu­rias acu­die­ron has­ta el lu­gar con el úni­co fin de jun­tar­se y pa­sar un día di­ver­ti­do. Y así fue. Rin­die­ron ho­me­na­je al pro­pio nom­bre de la ru­ta, atra­ve­san­do so­bre cua­tro rue­das o in­clu­so a pie las gran­des po­zas de agua que ha­bía en los ca­mi­nos por las llu­vias acae­ci­das en los días an­te­rio­res. La emo­ción ya se de­jó en­tre­ver mo­men­tos an­tes de la sa­li­da con el fuer­te ru­gir de los quads y va­rios afi­cio­na­dos mi­ran­do el es­pec­tácu­lo.

Cuan­do el re­loj mar­có las 9.00 ho­ras, los par­ti­ci­pan­tes arran­ca­ron des­de el res­tau­ran­te A La­goa por un re­co­rri­do cir­cu­lar de 110 ki­ló­me­tros ha­bi­li­ta­dos de mon­te de los con­ce­llos de Vi­mian­zo, Zas, Ca­ba­na y La­xe. Los pi­lo­tos se di­ri­gie­ron pri­me­ro al mi­ra­dor de San Bar­to­lo (Sal­to), lue­go a Se­rra­mo, Treos y, fi­nal­men­te, lle­ga­ron al po­li­de­por­ti­vo de Zas, don­de pa­ra­ron pa­ra co­mer. La ru­ta se reini­ció a las 15.00 ho­ras en di­rec­ción a Pi­co de Me­da (Zas), Nan­tón, Anos, Bor­nei­ro, y O Apra­za­doi­ro (La­xe). A las 18.30 ho­ras, lle­ga­ron al res­tau­ran­te A La­goa, en­tran­do por el mon­te con­tra­rio al que sa­lie­ran.

La edi­ción de es­te año ha si­do una de las de ma­yor éxi­to de par­ti­ci­pa­ción des­de que se vie­ne rea­li­zan­do. A las 48 ho­ras de abrir el pla­zo de ins­crip­ción ya se ago­ta­ron las pla­zas. «Nun­ca tal cou­sa nos pa­sou», ex­pli­có Es­ti- ven Le­ma, uno de los miem­bros de la or­ga­ni­za­ción. A lo que aña­dió: «Es­te ano veu moi­ta xen­te que nun­ca an­tes pro­ba­ra. Ca­da ano cam­bia­mos a ru­ta en dis­tan­cia e con­ce­llos pa­ra que a xen­te de fó­ra poi­da ir co­ñe­cen­do a zo­na mais pa­ra que nin­guén se abu­rra do mes­mo tra­xec­to, qui­zais iso é a cha­ve».

Des­de los 18 has­ta los 62 años y, tan­to hom­bres co­mo mu­je­res, tu­vie­ron ca­bi­da en es­ta ru­ta, aun­que pre­do­mi­na­ron los trein­ta­ñe­ros de se­xo mas­cu­lino. La in­men­sa ma­yo­ría fue­ron ca­pa­ces de ter­mi­nar el tra­yec­to, sal­vo nue­ve que su­frie­ron ave­rías en los quads. No fue em­pre­sa sen­ci­lla, pues ha­bía gran­des des­ni­ve­les y, so­bre to­do, mu­cha agua re­te­ni­da en los ca­mi­nos. No obs­tan­te, es­te fac­tor au­men­tó la emo­ción y la adre­na­li­na.

BA­SI­LIO BELLO

El agua acu­mu­la­da en gran par­te del tra­za­do su­pu­so una di­fi­cul­tad aña­di­da pa­ra los 150 pi­lo­tos par­ti­ci­pan­tes a la ru­ta.

BA­SI­LIO BELLO

Las gran can­ti­dad de agua que ha­bía acu­mu­la­da en los ca­mi­nos del mon­te por las in­ten­sas llu­vias fue una di­fi­cul­tad aña­di­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.