Ca­so Dia­na Quer, la in­fa­mia que se re­pi­tió

Es­ce­na­rios del cri­men de la jo­ven ma­dri­le­ña coin­ci­den con los de otra chi­ca vio­la­da y ase­si­na­da ha­ce 35 años

La Voz de Galicia (Carballo) - - GALICIA - MON­CHO ARES

Cuan­do un cri­men ma­chis­ta co­mo el de Dia­na Quer gol­pea a una so­cie­dad, siem­pre hay quien tra­ta de ha­llar una ex­pli­ca­ción que ami­no­re el im­pac­to de lo in­com­pren­si­ble. Y una de las jus­ti­fi­ca­cio­nes más so­co­rri­das sue­le en­glo­bar­se en la fra­se «eso an­tes no pa­sa­ba». Sin em­bar­go, un su­ce­so con si­mi­li­tu­des al que aca­bó con la vi­da de la jo­ven ma­dri­le­ña tu­vo prác­ti­ca­men­te los mis­mos es­ce­na­rios en ju­lio de 1982, es de­cir, se­pa­ra­dos en el tiem­po por 35 años, pe­ro con tan­tas coin­ci­den­cias que se po­dría ase­gu­rar que, des­gra­cia­da­men­te, la in­fa­mia, co­mo ocu­rre con la his­to­ria, se re­pi­te pa­ra es­car­nio de quie­nes re­cu­rren al ol­vi­do co­mo te­ra­pia pa­ra tra­tar de su­pe­rar las tra­ge­dias.

El miér­co­les 7 de ju­lio de 1982 se ce­le­bra­ba la úl­ti­ma jor­na­da de las fies­tas de ve­rano de Boi­ro, y al día si­guien­te, los fa­mi­lia­res de una chi­ca na­tu­ral de Vi­la­gar­cía y de 18 años de edad, que pa­sa­ba las ce­le­bra­cio­nes en ca­sa de su abue­la en el mu­ni­ci­pio bar­ban­zano, de­nun­cia­ron que no ha­bía re­gre­sa­do a ca­sa esa ma­dru­ga­da.

El ca­dá­ver de la jo­ven fue en­con­tra­do el mis­mo jue­ves por la no­che, en A Xun­quei­ra, en A Po­bra, a unos dos­cien­tos me­tros de don­de, el 22 de agos­to del 2016, se vio por úl­ti­ma vez a Dia­na Quer ca­mi­nan­do de re­gre­so a su ca­sa ve­ra­nie­ga de O Xo­bre-Ca­bío, tras dis­fru­tar de las fies­tas del Car­men de Os Pin­chei­ros.

De­te­ni­dos, en ho­ras

Los au­to­res del cri­men fue­ron de­te­ni­dos en cues­tión de ho­ras y con­fe­sa­ron el de­li­to an­te la Guar­dia Ci­vil. Se tra­ta­ba de Jo­sé Be­ni­to Gon­zá­lez, de 21 años de edad, na­tu­ral de Rian­xo y ve­cino de A Po­bra; y Jo­sé Luis Ro­me­ro Yus­te, de 20 años, de Agui­lar de Cam­poo y re­si­den­te en la mis­ma vi­lla.

En la in­for­ma­ción del jui­cio ce­le­bra­do el 25 de ma­yo de 1983 pu­bli­ca­da en La Voz de Ga­li­cia se cons­ta­tan las coin­ci­den­cias de los dos ca­sos. Am­bos ase­si­na­tos tu­vie­ron co­mo pun­to de ori­gen la ma­dru­ga­da de unas fies­tas. En el de ha­ce 35 años, los ase­si­nos lle­va­ron pri­me­ro a ca­sa a una ami­ga de la víc­ti­ma, que re­si­día en Ta­ra­go­ña, la mis­ma po­bla­ción en la que tie­ne su vi­vien­da fa­mi­liar el Chi­cle. Tras de­jar a la rian­xei­ra en su ca­sa, Jo­sé Be­ni­to Gon­zá­lez y Jo­sé Luis Ro­me­ro se fue­ron con la chi­ca a la pla­ya de Ca­bío, si­tua­da a un ki­ló­me­tro apro­xi­ma­do de una fin­ca en la que, dos dé­ca­das más tar­de, se cons­trui­rían los cha­lés ado­sa­dos don­de aca­ba­ría com­pran­do una vi­vien­da la fa­mi­lia Quer López. En el pa­ra­je cos­te­ro del mu­ni­ci­pio po­bren­se, los dos in­di­vi­duos con­su­ma­ron la vio­la­ción de la vi­la­gar­cia­na, la cual, tra­tan­do de de­fen­der­se, aca­bó in­cons­cien­te tras el in­ten­to de es­tran­gu­la­mien­to a ma­nos de Jo­sé Be­ni­to Gon­zá­lez. Pos­te­rior­men­te, se di­ri­gie­ron en co­che a la pla­ya de O Areal que tan­to dio que ha­blar en el ca­so de la des­apa­ri­ción de Dia­na Quer; se des­via­ron ha­cia la zo­na de A Xun­quei­ra y arro­ja­ron el cuer­po a la desem­bo­ca­du­ra del río. Se­gún que­dó de ma­ni­fies­to en el jui­cio, la jo­ven no ha­bía fa­lle­ci­do, co­mo cre­ye­ron sus ase­si­nos, por­que, al con­tac­to con el agua, em­pe­zó a mo­ver­se, a pe­sar de que es­ta­ba bo­ca aba­jo. Al ver­la, des­de la ori­lla, y em­plean­do un pa­lo, la em­pu­ja­ron re­pe­ti­das ve­ces por la es­pal­da, su­mer­gién­do­la has­ta que se aho­gó.

Con­mo­ción en la co­mar­ca

El su­ce­so con­mo­cio­nó a la co­mar­ca, y más to­da­vía cuan­do se su­po de la cruel­dad con la que ha­bían ac­tua­do los ase­si­nos que, ade­más, tra­ta­ron de ha­cer ver que el fa­lle­ci­mien­to ha­bía si­do a con­se­cuen­cia de una so­bre­do­sis de droga, pa­ra lo cual no du­da­ron en in­yec­tar­le una sus­tan­cia que pre­via­men­te ha­bían sus­traí­do del bo­ti­quín del bar­co del pa­dre de Jo­sé Be­ni­to.

Ca­da uno de los au­to­res del cri­men fue con­de­na­do a un to­tal de 48 años de pri­sión por vio­la­ción y ase­si­na­to. Jo­sé Be­ni­to que­dó li­bre en el 2001, pe­ro vol­vió a ser de­te­ni­do en el 2008 por una agre­sión se­xual con­tra su es­po­sa por la que le pi­die­ron cua­tro años de cár­cel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.