«He tra­ta­do de acer­car ‘Don Qui­jo­te’ a nues­tro fol­clo­re es­pa­ñol de ver­dad»

El co­reó­gra­fo fir­ma la nue­va ver­sión de la Com­pa­ñía Na­cio­nal de Dan­za, que lle­ga­rá a Vi­go el pró­xi­mo día 20

La Voz de Galicia (Carballo) - - CULTURA - BE­GO­ÑA R. SOTELINO

Jo­sé Carlos Mar­tí­nez (Car­ta­ge­na, 1969) es el di­rec­tor ar­tís­ti­co de la Com­pa­ñía Na­cio­nal de Dan­za (CND) des­de ha­ce sie­te años. Tras eta­pas más con­vul­sas, co­mo la que li­de­ró Na­cho Dua­to, ba­jo el man­da­to del bai­la­rín y co­reó­gra­fo mur­ciano la for­ma­ción ha vi­vi­do un pe­río­do de es­ta­bi­li­dad en el que ha re­cu­pe­ra­do su ra­zón de ser. La com­pa­ñía lle­va ca­si dos años re­co­rrien­do el país con enor­me éxi­to con la ver­sión de Don Qui­jo­te co­reo­gra­fia­da por el pro­pio Mar­tí­nez, que aun­que se ins­pi­ra en las cé­le­bres ver­sio­nes de Pe­ti­pa y Gors­ki, re­vi­sa la obra des­de una pers­pec­ti­va que res­pe­ta la esen­cia de la cul­tu­ra y la dan­za es­pa­ño­las. Tras lar­gos años de au­sen­cia, la CND lle­ga a Ga­li­cia la se­ma­na pró­xi­ma con es­ta pie­za que so­lo se po­drá ver en el Au­di­to­rio Mar de Vi­go el sá­ba­do, 20 de enero, a las 20.30 ho­ras. Hoy fi­na­li­za en Se­vi­lla tres días de fun­cio­nes en el Tea­tro de la Maes­tran­za. —¿Qué pre­ten­día trans­mi­tir con su ver­sión de Don Qui­jo­te? —Yo me he ba­sa­do en la ver­sión ori­gi­nal, pe­ro he que­ri­do dar­le mi to­que par­ti­cu­lar. Y eso pa­sa por tra­tar de acer­car­la más a nues­tro fol­clo­re es­pa­ñol, pe­ro de ver­dad, por­que el co­reó­gra­fo fran­cés Ma­rius Pe­ti­pa es­tu­vo unos años vi­vien­do en Es­pa­ña. Se ins­pi­ró en lo que vio, pe­ro que­dó co­mo al­go que pa­re­cía es­pa­ñol sin ser­lo de ver­dad. No te­nía los rit­mos co­rrec­tos. No za­pa­tea­ban. Yo que­ría que nues­tra ver­sión fue­se más au­tén­ti­ca por ser la Com­pa­ñía Na­cio­nal de Es­pa­ña y por es­tar aquí. Pa­ra ello pe­dí ayu­da a May­te Chi­co, que es bai­la­ri­na y co­reó­gra­fa de la com­pa­ñía de An­to­nio Ga­des. Ella ha co­reo­gra­fia­do la par­te de dan­za es­pa­ño­la: el fan­dan­go y el bo­le­ro. Nues­tros bai­la­ri­nes no son es­pe­cia­lis­tas en fla­men­co ni dan­za es­pa­ño­la, pe­ro han es­ta­do tra­ba­jan­do mu­cho pa­ra lo­grar esa ve­ra­ci­dad. —Pe­ro ha he­cho más cam­bios, ¿no? —Sí. El per­so­na­je de Don Qui­jo- te es­ta­ba tra­ta­do de ma­ne­ra anec­dó­ti­ca y me pa­re­cía im­por­tan­te tra­tar­lo de otra ma­ne­ra. Sa­lía ha­cien­do una se­rie de pan­to­mi­mas pe­ro no te­nía nin­gu­na pro­fun­di­dad. Es una som­bra de Dul­ci­nea que va siem­pre de­trás. Yo que­ría dar­le más ro­man­ti­cis­mo y más pe­so, de ma­ne­ra que el nues­tro bai­la con su da­ma y le de­ja­mos que sue­ñe con su amor ideal. —¿Fue una elec­ción per­so­nal? —Sí. Cuan­do lle­gué a la com­pa­ñía que­ría dar­le una nue­va iden­ti­dad que pa­sa­ba por el he­cho de que bai­la­ra tam­bién clá­si­co. Es­ta­ba bus­can­do un tí­tu­lo pa­ra em­pe­zar y me pa­re­ció que Don Qui­jo­te era per­fec­to pa­ra dar­le iden­ti­dad. Ade­más, no es co­mo El la­go de los cis­nes o Gi­se­lle, don­de las pie­zas más im­por­tan­tes de las co­reo­gra­fías son las de chicas en tu­tú blan­co. Don Qui­jo­te se co­rres­pon­de más con la per­so­na­li­dad de la gen­te que te­ne­mos en la com­pa­ñía. Ade­más, es uno de los ba­llets en los que he dis­fru­ta­do más bailando yo mis­mo. Que­ría com­par­tir con ellos y con el pú­bli­co esa sen­sa­ción. —¿Se ve mu­cho tiem­po más co­mo di­rec­tor de la CND? —Voy a se­guir has­ta ju­lio del 2019. Que­da año y me­dio y lue­go se ve­rá si hay vo­lun­tad de que si­ga el mis­mo pro­yec­to. Creo que he­mos avan­za­do mu­cho. He­mos lo­gra­do ha­cer ca­da vez más co­sas y pa­ra que yo con­ti­núe ten­dría que se­guir pu­dien­do pro­gre­sar. Lo que sí es cier­to es que ne­ce­si­ta­mos más me­dios y un tea­tro pro­pio pa­ra pre­sen­tar nues­tros es­pec­tácu­los, crear una tem­po­ra­da y fi­de­li­zar al pú­bli­co. La trans­for­ma­ción ya es­tá he­cha. Aho­ra hay que pen­sar en la evo­lu­ción. —¿En la lu­cha en­tre bai­le clá­si­co y con­tem­po­rá­neo quién ga­na? —Ten­go cla­ro que nin­guno. Son com­ple­men­ta­rios y es lo que quie­ro ha­cer, al­ter­nar­los. El fu­tu­ro va por ahí. Es en­ri­que­ce­dor.

«Voy a con­ti­nuar has­ta ju­lio del 2019. Lue­go se ve­rá si hay vo­lun­tad de que si­ga el mis­mo pro­yec­to» «Clá­si­co y con­tem­po­rá­neo son com­ple­men­ta­rios y eso es lo que quie­ro ha­cer, al­ter­nar­los»

F. MAR­COS IBAÑEZ

Jo­sé Carlos Mar­tí­nez fue es­tre­lla de la Ópe­ra de Pa­rís.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.