La uve ini­cial en los nue­vos in­di­ca­do­res de Ber­di­llo re­abre el de­ba­te so­bre el to­pó­ni­mo

El Con­ce­llo ha usa­do la v pa­ra los nue­vos in­di­ca­do­res, lo que ha reabier­to el vie­jo de­ba­te. Un ex­per­to ana­li­za la cues­tión

La Voz de Galicia (Carballo) - - LA VOZ DE GALICIA - MAR­TA LÓ­PEZ, S. G. RIAL

¿Ver­di­llo o Ber­di­llo? He ahí la pre­gun­ta del mi­llón, o al me­nos lo es pa­ra los ve­ci­nos de es­ta pa­rro­quia car­ba­lle­sa, que es­tán in­clu­so de­ci­di­dos a en­car­gar una in­ves­ti­ga­ción pa­ra co­no­cer el ori­gen eti­mo­ló­gi­co del tér­mino.

Con la co­lo­ca­ción por par­te del Con­ce­llo de nue­vos in­di­ca­do­res en los que fi­gu­ra el tér­mino es­cri­to de for­ma in­co­rrec­ta, de acuer­do con el re­gis­tro toponímico de la Xun­ta, ha vuel­to a re­abrir­se el vie­jo de­ba­te.

¿Con b o con v? Los ve­ci­nos con­sul­ta­dos sos­tie­nen que en sus ca­sas «to­da a vi­da» se es­cri­bió con v, «di­ga o que di­ga» la nor­ma­ti­va. «Aín­da can­do vas ao ban­co e ten­den a es­cri­bir­cho con b, adoi­ta­mos co­rri­xir­llo», ex­pli­ca­ba la hos­te­le­ra Pau­la Rey, que tam­bién ha em­plea­do la v pa­ra dar nom­bre a su bar. «Aín­da así, hai moi­tos ve­ci­ños que si que usan a for­ma ofi­cial», aña­de.

Por su par­te, Ma­ría Fuentes, tam­bién re­si­den­te en la pa­rro­quia car­ba­lle­sa, no con­si­de­ra de vi­tal im­por­tan­cia es­te de­ba­te por el que al­gu­nos ve­ci­nos se «en­ca­bri­tan» tan­to, aun­que si cree que de­be­ría es­cla­re­cer­se cuál es el ori­gen eti­mo­ló­gi­co del tér­mino y así sa­ber de una vez por to­das qué le­tra em­plear. «Na no­sa ca­sa é cer­to que se em­pre­ga a v (aín­da que o te­mos vis­to das dúas ma­nei­ras) e ten­de­mos a es­cri­bi­lo así ex­cep­to pa­ra do­cu­men­tos ofi­ciais ou can­do te­mos que dar o no­so en­de­re­zo. Creo que o ideal se­ría sen­tar­se con xen­te ex­per­ta, ve­lo con cal­ma e usar dun­ha vez por to­das a for­ma co­rrec­ta, se­xa cal se­xa». Ma­ría for­ma par­te tam­bién del con­se­llo pa­rro­quial, en el que en una de las se­sio­nes se in­ci­dió en la ne­ce­si­dad de ini­ciar una co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra, aun­que apun­ta que hay «ou­tras prio­ri­da­des ás que fa­cer fron­te e con maior im­por­tan­cia».

El ori­gen: unas po­zas

Tra­tán­do­se de un de­ba­te tan arrai­ga­do en­tre la po­bla­ción, y que tan­to ha da­do que ha­blar a lo lar­go de los de­ce­nios (mu­chas de las aso­cia­cio­nes de ti­po cul­tu­ral y de­por­ti­vo em­plean la v) han sa­li­do a la luz múl­ti­ples teo­rías que res­pal­dan tan­to una co­mo otra ver­sión. El ex­per­to en to­po­ni­mia ga­lle­ga Fer­nan­do Ca­be­za Qui­les con­fie­sa ha­ber de­di­ca­do al­gún tiem­po a in­ves­ti­gar el ori­gen del tér­mino, y cree ha­ber da­do con la cla­ve, aun­que su hi­pó­te­sis no se­rá pro­ba­da has­ta que no en­cuen­tre su­fi­cien­te do­cu­men­ta­ción an­ti­gua que la res­pal­de. Cree que Ver­di­llo pro­vie­ne del to­pó­ni­mo ori­gi­nal Ver­de­llo: «A trans­for­ma­ción da e nun­ha i é un fe­nó­meno fo­né­ti­co moi ha­bi­tual can­do des­pois vai a le­tra ll, que é pa­la­tal», ex­pli­ca.

Una de las acep­cio­nes que re­co­ge el dic­cio­na­rio de la Real Aca­de­mia Ga­le­ga pa­ra la palabra ver­de­llo es «Con­xun­to de plan­tas ver­des moi miu­di­ñas que me­dran so­bre un­ha su­per­fi­cie hú­mi­da ou cu­ber­ta de au­ga», al­go que, se­gún Ca­be­za Qui­les, tie­ne mu­cho que ver con el ori­gen del tér­mino, pues an­ti­gua­men­te so­lía ha­ber unas po­zas jun­to a la igle­sia pa­rro­quial. De he­cho, el ex­per­to se aven­tu­ra a de­cir que el to­pó­ni­mo ori­gi­nal po­dría ser Po­zas de Ver­de­llo, que con los años de­ri­va­ría ha­cia la for­ma ac­tual.

Por el mo­men­to no hay do­cu­men­ta­ción his­tó­ri­ca que res­pal­de su hi­pó­te­sis —en ar­chi­vos de me­dia­dos del si­glo XV fi­gu­ran am­bas for­mas por igual— pe­ro cree que es la acer­ta­da y que po­dría ex­tra­po­lar­se a otros ca­sos que se die­ron por Ga­li­cia, co­mo la pa­rro­quia de Ba­loi­ra, en A Es­tra­da, que «vin­do de ‘Val da au­ga’, o máis ló­xi­co é que fo­se es­cri­to ta­mén con v», ex­pli­ca.

«Se a mi­ña teo­ría é acer­ta­da, de­be­ría es­cri­bir­se coa le­tra v de­bi­do á súa ori­xe eti­mo­ló­xi­ca» Fer­nan­do Ca­be­za Qui­les Es­pe­cia­lis­ta en to­po­ni­mia ga­lle­ga

ANA GAR­CÍA

Uno de los nue­vos in­di­ca­do­res que han si­do co­lo­ca­dos en las en­tra­das de la pa­rro­quia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.