Re­co­rrien­do Is­lan­dia en mo­no­pa­tín y en di­rec­to

Un equi­po de ro­da­je vi­si­ta­rá la is­la du­ran­te tre­ce días y lo na­rra­rá en di­rec­to. La pro­ta­go­nis­ta es una «ska­ter»

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - AGENDA - CAR­MEN GAR­CÍA DE BUR­GOS

Se sien­te vas­ca y tie­ne un mar­ca­do acen­to ca­na­rio que la de­la­ta. Aun­que, en reali­dad, na­ció en Va­lla­do­lid. A uno le en­tran du­das de si los pri­me­ros años de la vi­da de Sa­ra de San­tos fue­ron los que mar­ca­ron su ca­rác­ter vi­vo, o si fue al re­vés. El ca­so es que nin­gu­na de sus pri­me­ras mu­dan­zas fue elec­ción su­ya. Tam­po­co na­cer en Va­lla­do­lid, el úni­co si­tio sin mar en el que ha vi­vi­do y del que, tal vez por ello, no se sien­te. Sus pa­dres cam­bia­ron de ciu­dad cuan­do ella con­ta­ba con ape­nas dos años. A Bil­bao. Y de allí sí que se sien­te aho­ra, con 24. Y ma­ti­za «del nor­te, de to­do el nor­te de Es­pa­ña por­que, de he­cho, cuan­do me mu­dé no ele­gí vol­ver al País Vas­co, y po­dría ha­ber­lo he­cho, sino a Ga­li­cia».

Es aquí, en Pon­te­ve­dra, don­de re­si­de aho­ra. Pe­ro va­ya­mos por par­tes, por­que an­tes de lle­gar a te­rri­to­rio ga­lle­go pa­só por otro des­tino que le cam­bió la vi­da. Com­ple­ta y de­fi­ni­ti­va­men­te, in­clu­so aun­que el fu­tu­ro dé un nue­vo gi­ro que la lle­ve por otros de­rro­te­ros. Fue en Te­ne­ri­fe, adon­de se mu­dó con 19 años, don­de des­cu­brió la que fue su gran pasión, el surf. Y fue, co­mo ocu­rre tan­tas ve­ces en la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad, por «un no­vie­te. Era pro­fe­sor de surf, y me di­jo que pro­ba­ra. Des­de el pri­mer mo­men­to me en­can­tó», re­cuer­da.

¿Qué fue exac­ta­men­te lo que le cau­ti­vó de co­ger olas? To­do, pe­ro so­bre to­do la sen­sa­ción de li­ber­tad y el con­tac­to con el agua y con la na­tu­ra­le­za en ge­ne­ral. Así que ha­ce tres años co­men­zó a prac­ti­car­lo dia­ria­men­te an­te la mi­ra­da or­gu­llo­sa de su pa­re­ja de en­ton­ces. «Me de­cía que me­jo­ra­ba muy de­pri­sa». Tan­to, que en so­lo tres años se ha he­cho ca­si in­dis­pen­sa­ble en su vi­da. Y tan­to que fue lo que la lan­zó di­rec­ta- men­te a los bra­zos del mo­no­pa­tín. Un día, cer­ca de la pla­ya, ha­ce un par de años, vio a un gru­po de jó­ve­nes que es­ta­ban prac­ti­can­do una mo­da­li­dad de la que no ha­bía oí­do ha­blar: el surf-ska­te. En­se­gui­da se dio cuen­ta de que era la fór­mu­la per­fec­ta pa­ra en­tre­nar aque­llos días que el mar no es­tu­vie­ra co­mo pa­ra arro­jar­se a él, por­que se tra­ta de un de­por­te que imi­ta los mo­vi­mien­tos que se ha­cen al sur­fear o gi­rar las olas. Y así, po­co a po­co, día a día, fue «en­gan­chán­do­se» has­ta el pun­to de que en el úl­ti­mo año le ha ab­sor­bi­do ca­si to­do su tiem­po li­bre. Más que el surf.

Aho­ra Sa­ra lle­va ocho me­ses en Pon­te­ve­dra. La tra­jo has­ta aquí una ofer­ta de tra­ba­jo en una tien­da es­pe­cia­li­za­da. Cuan­do vino no sa­bía que la ciu­dad le iba a gus­tar tan­to. De­fec­tos tie­ne, cla­ro. Bá­si­ca­men­te uno: es una de las po­cas de to­da la co­mu­ni­dad que ca­re­ce de pis­ta de half o de bowl. Pe­ro el res­to es per­fec­to pa­ra el mo­no­pa­tín. E, in­clu­so, ha des­cu­bier­to, pa­ra co­no­cer gen­te in­tere­san­te que pro­po­ne pro­yec­tos tan lo­cos y atrac­ti­vos co­mo gra­bar una es­pe­cie de road mo­vie en Is­lan­dia. El lo­co se lla­ma Roi F. Car­va­jal y el pro­yec­to, Is­lands and Roll. Y es­te pi­lo­to, Ice­land. Sa­ra es la pro­ta­go­nis­ta y, aun­que aho­ra quie­re prac­ti­car to­dos los días con su ska­te, no pue­de. Le han pe­di­do que no lo ha­ga, por­que es un de­por­te que sor­tea ca­da oca­sión mu­chas pro­ba­bi­li­da­des de su­frir le­sio­nes, y aho­ra el ob­je­ti­vo es lle­gar sa­na y sal­va al 13 de ma­yo.

Del 13 al 25 de ma­yo

Es la fe­cha de ini­cio del ro­da­je del me­ta­do­cu­men­tal que han pues­to en mar­cha su pro­duc­tor, el pro­pio Roi; la di­rec­to­ra, tam­bién pon­te­ve­dre­sa, Sil­via Ca­cha­fei­ro; el di­rec­tor de fo­to­gra­fía, el ca­ta­lán Ro­ger Co­rre­de­ra; el res- pon­sa­ble de fo­to fi­ja, el vi­gués An­do­ni Bas, y la di­rec­to­ra de ar­te, la mo­sen­se Cristina Ro­dest.

Du­ran­te tre­ce días to­do el equi­po re­co­rre­rá la cir­cun­va­la­ción del país nór­di­co en una au­to­ca­ra­va­na en la que a ra­tos irá la jo­ven vas­ca (así se con­si­de­ra ella, y ya se sa­be que los vas­cos na­cen don­de quie­ren) y a ra­tos so­lo los pro­fe­sio­na­les del au­dio­vi­sual, to­dos ellos for­ma­dos en la ESCAC y la Ban­dé Apart de Barcelona. Aun­que la idea ini­cial era que se va­lie­se so­lo de su ska­te, más tar­de se die­ron cuen­ta de que se tra­ta­ba de un re­cur­so po­co di­ná­mi­co y ci­ne­ma­to­grá­fi­co. De mo­do que pa­sa­ron a un nue­vo con­cep­to: el me­ta­do­cu­men­tal. Es de­cir, va a ser un do­cu­men­tal so­bre có­mo se ha­ce el do­cu­men­tal. Así, los mo­men­tos de des­can­so en los que to­do el equi­po pa­re pa­ra co­mer, pre­pa­rar el ro­da­je o dis­fru­tar de al­go de ocio tam­bién que­da­rán re­fle­ja­dos en

los fo­to­gra­mas. Tam­bién la par­ti­ci­pa­ción del pú­bli­co, que se­rá cons­tan­te y es­ta­rá pre­sen­te en to­do mo­men­to.

No ha­ce fal­ta mu­cho: se­rá po­si­ble vi­vir la aven­tu­ra en di­rec­to a tra­vés de las re­des so­cia­les y las dis­tin­tas he­rra­mien­tas di­gi­ta­les —ví­deos 360 o Fa­ce­book li­ve— que em­plea­rán pa­ra ir na­rran­do ca­da jor­na­da. Si­guien­do una ru­ta al­ter­na­ti­va que les ha ayu­da­do a di­se­ñar un ga­lle­go re­si­den­te en el nor­te de Europa, irán pa­ran­do en pe­que­ños pue­blos o des­ti­nos al­ter­na­ti­vos a los cir­cui­tos ma­yo­ri­ta­rios pa­ra des­cu­brir­los con los ojos de la jo­ven, que in­ter­ac­tua­rá con sus ha­bi­tan­tes.

«Una ex­plo­sión de sen­sa­cio­nes». Esa es la idea fi­nal en la que, ex­pli­ca Car­va­jal, pre­ten­den con­ver­tir el ex­pe­ri­men­to. Que, por cier­to, na­ció de su cre­cien­te cu­rio­si­dad por un país tan avan­za­do, jo­ven y man­co­mu­na­do. Una lo­cu­ra.

RA­MÓN LEIRO

Sa­ra de San­tos se enamo­ró de un chi­co que la enamo­ró del surf y es­te, a su vez, del ska­te. «CROWD­FUN­DING»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.