Des­pe­di­das

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - AGENDA - Rocío Ra­mos

Uno no se acos­tum­bra nun­ca a las des­pe­di­das, so­bre to­do si esos via­jes son ines­pe­ra­dos y sin re­torno. Au­sen­cias que nos de­jan a to­dos con la pa­la­bra en la bo­ca. Con ríos de co­sas que con­tar y que pre­gun­tar, con re­cuer­dos hil­va­na­dos en son­ri­sas, en apre­to­nes de mano y si­len­cios que aho­ra na­die vol­ve­rá a lle­nar. Bra­zos que se que­dan huér­fa­nos de abra­zos, ma­nos que ya no po­drán trans­mi­tir­nos su ca­lor. La pri­ma­ve­ra vie­ne re­vuel­ta y trai­cio­ne­ra y, es­te año, a la vez que ta­pi­za­ba de flo­res la hier­ba y ves­tía los ár­bo­les de bo­to­nes ver­des, se em­pe­ña­ba en ir bo­rran­do uno a uno a quie­nes no po­drán sen­tir de nue­vo el ca­lor del sol tin­ti­near en su piel.

Mu­chos nos de­ja­ron de­ma­sia­do pron­to. Al­gu­nos se fue­ron muy de­pri­sa, de gol­pe, qui­zás, sin si­quie­ra pre­sen­tir­lo. Otros, en cam­bio, su­ma­ban mu­chas ho­jas en el ca­len­da­rio, pe­ro siem­pre es pron­to. A to­dos los echa­re­mos de me­nos. Di­cen que es una ra­cha, una ma­la ra­cha y oí­mos aque­llo de que siem­pre se van los me­jo­res, mien­tras un día y otro va­mos des­cu­brien­do las pa­re­des ta­pi­za­das de es­que­las. Un nom­bre, una edad, un lu­gar... y to­da una vi­da en­ce­rra­da en unas po­cas pa­la­bras. Una cas­ca­da de pri­ma­ve­ras, el pulso de los que se enamo­ra­ron, gri­ta­ron, rie­ron, be­sa­ron, de los que dis­fru­ta­ron de la vi­da has­ta que se les es­ca­pó en­tre los de­dos, de los que su­frie­ron los sin­sa­bo­res de los días amar­gos y la dul­zu­ra de los mo­men­tos fe­li­ces. De los que se­rán re­cor­da­dos y de los que se­gui­rán pa­ra siem­pre vi­vos en la me­mo­ria de aque­llos que de­ja­ron aquí. Ellos son los que hoy se­gui­rán re­be­lán­do­se con­tra es­ta pri­ma­ve­ra ca­pri­cho­sa que los de­jó mar­char pa­ra siem­pre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.