Con­de­na­do el don­juán por un «sim­pa» en un ho­tel, pe­ro evi­ta la pri­sión

A Ro­dri­go Nogueira le ca­ye­ron un año y tres me­ses de cár­cel, mien­tras que a su por en­ton­ces pa­re­ja le im­pu­sie­ron un año

La Voz de Galicia (Deza) - Deza local - - PONTEVEDRA - LÓPEZ PENIDE

Ro­dri­go Nogueira Igle­sias, el don­juán de Ma­rín, ya su­ma su pri­me­ra con­de­na pe­nal por un de­li­to de es­ta­fa. Pe­ro no por en­ga­ñar a una mu­jer, sino por un sim­pa de cin­co mil eu­ros en un ho­tel de Mea­ño. El Juz­ga­do de lo Pe­nal nú­me­ro uno de Pon­te­ve­dra le im­pues­to un año y tres me­ses de cár­cel, una pe­na que, en to­do ca­so, le evi­ta­rá in­gre­sar en pri­sión, co­sa que pre­vi­si­ble­men­te hu­bie­ra ocu­rri­do si el juez ac­ce­die­ra a los dos años y un día so­li­ci­ta­dos des­de la Fis­ca­lía.

En la mis­ma sen­ten­cia, que es re­cu­rri­ble an­te la Au­dien­cia de Pon­te­ve­dra, se im­po­ne un año de cár­cel a la que en el mo­men­to de ocu­rrir los he­chos era su com­pa­ñe­ra sen­ti­men­tal, Ol­ga G. G. En su ca­so, se re­se­ña que, si bien «es po­si­ble que ha­ya víc­ti­mas de­ri­va­das de la for­ma de con­du­cir­se por la vi­da el acu­sa­do (...), la acu­sa­da no es una de ellas».

En es­te sen­ti­do, se re­mar­ca que, en el mo­men­to de alo­jar­se en el ho­tel de Mea­ño, sa­bía des­de dos me­ses an­tes la ver­da­de­ra iden­ti­dad de Ro­dri­go Nogueira. Es­te se hos­pe­dó, des­de el 11 de mar­zo al 12 de abril del 2013, uti­li­zan­do el alias de Le­to o Leo­nar­do, así co­mo co­mu­ni­có a los ti­tu­la­res del ne­go­cio que tra­ba­ja­ba pa­ra una mul­ti­na­cio­nal del sec­tor de la tec­no­lo­gía. Cuan­do le re­cla­ma­ron la deu­da, es­te les ase­gu­ró que la fir­ma se ha­ría car­go de la fac­tu­ra pa­ra, pos­te­rior­men­te, ma­ni­fes­tar­les que los abo­na­ría a tra­vés de una cuen­ta ban­ca­ria per­so­nal. Lo cier­to es que nun­ca se lle­ga­ron a pa­gar los cin­co mil eu­ros ge­ne­ra­dos du­ran­te la es­tan­cia en el ho­tel.

«Con­cu­rren en es­te ca­so to­dos los ele­men­tos de la es­ta­fa», re­fie­re la sen­ten­cia. Se in­sis­te en que «la in­ten­ción ini­cial» de Ro­dri­go era « no pa­gar la cuen­ta», mien­tras que Ol­ga, «ac­tuó mo­vi­da por el áni­mo de en­ri­que­cer­se a cos­ta de los per­ju­di­ca­dos».

CAPOTILLO

Ni el don­juán de Ma­rín, ni la que era su com­pa­ñe­ra sen­ti­men­tal en el 2013 ten­drán que ir a pri­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.